Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARILYN MONROE MUERI FUE UN EXPERIMENTO PARA ARTHUR MILLER (MARISA DE LEZA) LA CULPABILIDAD DE MILLER ES LA CULPABILIDAD DE TCDOS LOS HOMBRES (ADOLFO MARSILLACH) ttm LA MORAL ES BECIR LA VERDAD, AUNQUE LA VERDAD SE VUELVA CONTRA NOSOTROS DICE EL AUTOR DE DESPUÉS DE LA CAÍDA Por Manuel ODOS los días, en todas las capitales teatrales del mundo, casi a la misma hora, Marilyn Monroe muere sobre los escenarios. Al día siguiente, en todas las capitales teatrales del mundo, Marilyn Monroe cobra vida nuevamente para contar a los espectadores su trágica existencia y para interpretar otra vez su muerte. Aquella mujer apasionante, inconsciente e inocente, ha pasado a la inmortalidad del arte gracias al concepto que tiene de la moral el que fue su espo so, el gran dramaturgo norteamericano Arthur Miller: La moral es decir la verdad, aunque la verdad se vuelva contra nosotros. Amparado en la verdad, Millar lia desvelado la intimidad de su vida con Marilyn Monroe, la ha escenificado, y tolos los días la sirve a los públicos de todo jl mundo. En el teatro Goya, de Madrid, Marilyn muere todos los días dos veces. Puntual a la cita, a las nueve y cuarto de la noche y a la una y diez de la madrugada ingiere los barbitúricos que la proporcionan el sueño eterno. Su muerte parece la continuación de su vida. He sido ya muerta por tanta gente... A su lado, su marido se inhibe: Yo no soy el culpable; yo sólo soy responsable de mi vida. El suicidio mata a dos personas de una vez, y es por esto por lo que se comete. Parece acusar a su esposa no sólo de matarse, sino de querer matarle -Yo no creo que Arthur Miller intente exculparse- -me dice Adolfo Marsillach- En Después de la caída Miller se trata mal, es duro consigo mismo. Lo que pretende, a mi modo de ver, es justificarse de una manera inteligente haciendo partícipe de su culpa a todo el mundo. Ha querido convertir su culpabilidad en la culpabilidad de los hombres. Y creo- -añade Marsillach sonriendo- -que en cierto modo lo ha conseguido. Según interpreto el papel de Quentin voy comprendiendo cada vez más a Miller, Todos los días me descubre sentimientos nuevos, que si yo no había visto antes era porque, afortunadamente, no he pasado por determinadas circunstancias. Pero ahora veo claro que muchas de las cosas que cuenta Arthur Miller están en todos los hombres, no en determinados hombres. Para mí Después de la caída 1 es una confesión total, como deben ser las confesiones. No es sólo la intimidad con su segunda esposa lo que revela Miller. es toda su vida, sus pasiones, sus deseos, sus contradicciones, su traiciones. R e c u e r d o que cuando a ÁDRIO T Quentin le dan por teléfono la noticia de la muerte de su amigo, él sólo siente un dolor físico, llora, pero se siente liberado... Y esto, hay que reconocerlo, lo lleva dentro el ser humano. Pero hay qus tener valor para confesarlo. -Con Marilyn no tiene piedad... -Efectivamente, la trata mal, pero hay que pensar que un hombre que ha convivido durante muchos años con ella tendrá razonas para hacerlo así. Lo que ya es discutible es si la tiene para contarlo Marisa de Leza (Marilyn en la obra) ve a la protagonista como... ...Una tremenda desgraciada. Me inspira tremenda pena. Arthur Miller no podía estar profundamente enamorado de una mujer como Marilyn, pues entre ambos se abría un profundo abismo que no fueron capaces da llenar, pese a sus buenos deseos de acercamiento. Pygmalion Milíer, -Pues sí. Marilyn fue para Arthur Miller como un experimento en el que fracasó de manera lamentable. Lo único que consiguió fus hacerla consciente de su ele mental filosofía ds la vida. Hasta su sentido de la caridad era un absurdo, que Marilyn sólo descubre euando su esposo y el psicoanalista le dicen que no debe confundir ciertas expansiones con el amor al prójimo. Marilyn Monroe íue descubriendo al lado de Arthur Miller un mundo que hasta entonces había estado muy lejos de su candorosa existencia. Empezó a darse cuenta que únicamente era una muñeca que producía mucho dinero, pero que nc tenía otro valor que el de una mera explotación. Nadie me toma en serio. Yo soy contra el autor. Es como si nos invitara solamente una broma, una broma que pro- a espiar, en su lecho matrimonial dijo duce. Este convencimiento de sus propias el New York Tribune otros, más terlimitaciones tuvo que acabar con ella. minantes, califican la obra de indecente, Aparte de que yo estoy convencida de que de impúdica, de irreverente, de cínica, etc. -No es una obra cínica- -protesta MarArthur Miller estaba avergonzado de su mujer y que el conocimiento de esto con- sillach- La creo absolutamente sincera. tribuyó al desmoronamiento de Marilyn. Es la necesidad que tiene el hombre de confesarse. ¿Qué piensa la madre de Miller? Para comprender la humanidad de la- -Las madres comprendemos y justifi- comedia hay que verla más de una vez. camos siempre a los hijos- -dice sonriente Hay que meditarla. Es una obra para Carmen Carbonell, la madre de Quentin leer- -dice Marisa de Leza. en la comedia- El se confiesa, dice la He visto la última escena de Después verdad, es honrado en su declaración. de la caída entre bastidores. Marilyn queEfectivamente, las m a d r e s justifican da muerta sobre el escenario, Miller emsiempre a sus hijos, aun en la ficción. prende una nueva vida con otra mujer. En Pero no todos justifican a Arthur Miller. la comedia esta mujer se llama Olga, que Concretamente la crítica, preferentemente se corresponde en la realidad con Inge Mola norteamericana, arremetió ferozmente rath, su actual esposa; es una mujer par