Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 5 DE DICIEMBRE DE 1964. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PíAi. 109. terpretación de la compañía. Fero esto es capítulo aparte. Pocas veces he visto aplaudir tantos mutis en una obra cómo anoche. Creo recordar que cada actor tuvo el suyo, y alguno bisó. Fue una prodigiosa interpretación por parte de todos. Amelia de la Torre, después de sus últimos éxitos interpretativos, acudía a un examen peligroso, y lo ha resuelto con matrícula de honor. Personalmente, me gusta más que en anteriores ejercicios de dedos quizá porque su papel es menos estelar y reparte adecuadamente su estancia sobre la escena. Además, está muy contenida, muy ajustada. No abusa tanto como otras veces de ese admira- ble toniquete suyo, que corría peligro de standarizarse tas escenas en que interviene con Enrique Diosdado son de una naturalidad aplastante, hasta el punto de que la perfección roza el fallo, el rizo se riza hasta el peligro. Diosdado, firme y seguro como una roca, es el señor de la escena. En torno a él giran todos los demás, en él se apoyan y de él parten. Los elogios alcanzan también a los juveniles Manuel Galiana está sensacional. Da verdad a su interpretación, moviéndose como un veterano. María Jesús Lara se llevó grandes ovaciones por su entrega y sinceridad: vivía el papel. Excelente Ana María Vidal, y excelente María del Carmen Yepes y Rafael Guerrero. Bien Vicente Ariño. Todos bien. El público se entregó plenamente, y tanto al final del primer acto como al de la comedia, alzó con sus aplausos innumerables veces el telón, bajo el que saludaron autor e intérpretes. Los decorados de Eduardo Torre resuelven, arquitectónicaEnrique Diosdado, Manuel Galiana, Ana María Vidal, Rafael Guerrero y Amelia, mente, el problema de la obra; pero en de la Torre, intérpretes de El carrusel estrenada anoche en el teatro Lara. cuanto a colorido, son de dudoso gusto y de combinaciones no muy afortunadas. -Teatro: Lara. Autor: Víctor la escena los que bullen en la realidad, los Manuel ADRIO. Ruiz Marte. Obra: El carru- damnificados por la terrible verdad que sell Dirección: Enrique Diosda- lleva dentro cada mentira. CIEN, REPRESENTACIONES DE LA do. Decorados: Eduardo Torre de Termina el autor su obra dando marcha TERCERA PALABRA la Fuente. Intérpretes: Amelia, de nuevamente al carrusell. Vuelve a la farla Torre, Enrique Diosdado, AVM sa, después de dejar atrás la explosiva rea- el Con gran éxito tuvo lugar anoche, en teatro Marquina, la centésima repreMaría Vidal, María del Carmen lidad diluida en una nube simbólica que sentación de la obra de Alejandro Casona Yepes, Rafael Guerrero, Manuel no termina, por ahuyentar a los peces ro- La tercera palabra por la compañía de Galiana, María Jesús Lara. jos del cerebro del personaje central. Ya Alberto Glosas. Tanto el primer actor, como dicho que prefiero al Ruiz Iriarte Como la vida animal y vegetal, también he farsa. Me gustan esos momentos- -si de la primera actriz, Gemma Cuervo, y Julia se el teatro crece cuando ha sido bien con- la Quiere poco teatrales- -en los que el autor Cataa Alba, María Luisa Ponte y Félix Bacebido. El carrusel! de Víctor Ruiz Xriar- monologa con su primoroso lenguaje, con fauce, con el resto de la compañía, reverte, bien engendrada, cubre todas las eta- stt ironía, a la que sirvió magistralmente decieron los laureles de la noche del espas normales del desarrollo de una come- la dirección de Enrique Diosdado y la in- treno, recibiendo muchos aplausos al badia- -exposición, nudo v desenlace- aujar el telón. mentando su interés conforme se dirige a su término. -Víctor Ruiz Marte- -buen LOS DOS ESTRENOS DE ESTA NOCHE escritor, ingenioso, hábil, observador, irónico, sagaz- -inicia su nueva obra con ritmo cinematográfico e incluso, con una técnica más de celuloide que teatral. La presentación- -todavía no hay exposición- -tiene aires de intriga, desparrama sobre la sala la fundada sospecha de que los peces rojos jugarán un importante papel en la comedia. Pero pronto aparece el Ruiz Marte de siempre. Surge con una Esta noche se estrena en él teatro de ha ido creciendo considerablemente a parla Zarzuela la comedia lírica de Jesús exposición suelta, graciosa, amena, mulMaría de Aróxamena y Victoria Rahmi. tir de la colaboración- de Victoria Kahmi, tiforme. Se apoya en la farsa y desde ella Que por estar tan íntimamente identificacon música de Joaquín Rodrigo, El hijo hace incursiones muy afortunadas- y bien da con mi manera de hacer sentir, me profingido basada en una obra de I Ope medidas al campo del realismo. Crea un le Vena. MI autor de la vartüwa dice curó nuevas situaciones que reclamaba la de ésta: clima diverso que luego le ha de servir siempre insatisfecha exigencia musical. para el desarrollo de la comedia y para He podido, por lo tanto, traBajar so Siempre tuve el deseo de poner músillegar al desenlace. una comedia de Lope de Vega. El juego de Víctor Ruiz Marte es sim- ca a acepté con entusiasmo la versión Por bre un libro que es como yo lo deseaba: que conciso, alegre, no pocas veces desenfadaple jiero difícil. La mentira y la verdad ello en una triste ternura. este son sus únicas fichas. Como un prestidigi- de una obra deJesús autor me presentó mi do, con leves apoyos sinfónico, el teatro se María músico tador consumado las invierte a su gusto y querido amigo escribí unade Arozamena. le Para un como emboscado tras inquietanEn poco tiempo partitura que aparece les da primacía a la una. sobre la otra tes seducciones temibles, y aunque yo he cuando a su juego conviene. El resultado abordado esta obra con la experiencia que de esta combinación es magnífico, y tan se han procurado mis anteriores músicas pronto lo lleva a la bulliciosa farsa como de escena y películas, es ésta mi primera al vibrante drama. En el primero la risa obra teatral en la que la música asume, brota espontánea, y en el segundo el clima por así decirlo, casi toda la responsabise crea instantáneo. Este es el carrusell lidad. de Ruiz Marte. Vueltas a la noria de la Mi deseo es que esta música se mantenfarsa, de la alegría, de la inconsciencia. ga en la línea que arranca de la traviesa Y de repente... ópera buffa del XVHI; se mira después La noria se detiene. Suben nuevos pasaen la dulce sonrisa mozartiana y en la pijeros, bajan otros. Pero en ese momento cara de Rossinl, y que en el siglo XIX mide detención viene el drama, nace la reatiga la tristeza del romanticismo o alegra lidad, se impone la verdad. En los dos sus pentagramas con la galanura de nuescampos Ruiz triarte se mueve con destretra música popular. za, y en el de la farsa como pez dentro del agua. Se le ye más feliz manejando a los La música de El hijo fingido se apoya personajes risueños, haciéndoles depositacasi exclusivamente en la melodía, es una rios de la suave ironía y volatilidad de la música para ser cantada, y la partitura vorágine del carrusel! Cuando aparece el consta dé veinte números, repartidos en TOS- ANGINAS drama estos alegres muñecos desaparecen, romanzas, dúos, tercetos, su breve concerse esfuman y no cuentan. Quedan sobre tamen finar y cinco números instrumente, CONSULTE SU MEDICO ESTRENO DE EL CARRUSEL EN EL LARA AUTOCRÍTICA DE EL HIJO FINGIDO Y ANTECRITICA DE EL ZOO O EL ASESINO -FILÁNTROPO