Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. V I E R N E S 4 DE: DICIEMBRE DE 1884. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 95. disgusta: el teatro moderno e intelectual, por ejemplo. Pero con to o esto el. público se ría y lo pasa bien. Y apiaufie. Anoche, el telen se alzó numerosas veces al final del primer acto e incluso al término de la ra. El autor y el eodirecíor salieron a sahiíSaa: en premio a la labor de ambos, en una obra que tenía mucho que dirigir. Los actores bregaron lo suyo. Irene Gutiérrez Caba pechó con la clásica esposa de Alfonso Paso. Los diferentes matices del papel los desarrolló perfectamsnte, como ls fus reconocido en un mutis. Magnífica de dicción y gesto. Paco Muñoz, muy firme y entonado, aunque lució ciertas maneras que encajan mejor en otra clase de personajes. Bian, Antonio Cerro. Elisa Ramírez- -cara a lo Sofía Loren, con peinado a lo Sofía L ren- -será una magnífica actriz. Bao tono a su papel cómico y esbozó magníficas condiciones da dramática en, los pocos mom- ntos en jus sa ie freHé es a uosibiliflaíH. Los decorados. sencillos. Si son reducidos- -la culpa no es de ellss, sino del escert rio- -sirvieron dé fásico a p ra obra de Alfonso Paso. -Manuel ABRIÓ. Autocrítica Son se estrena, en Lara. El carrusel de Víctor Ruiz Jrlarte. Su autor dice: Irene Gutiérrez Caba, Antonio Cerro, Elisa Ramírez y Paco Muñoz, intérpretes de De pronto, una noche... estrenada anoche en el teatro Club Teatro: Club. Obra: De pron- dividida en dos escenas iguales y con perto, una noche Autor; Alfonso sonajes exactos. Con ello se ahorra traPaso. Director: Alfonso Paso y bajo, pues lo que dicen unos es válido Alberto Curado. Intérpretes: Ire- para que a continuación lo digan los ne Gutiérrez Caba, Paco Muñoz, otros. Los personajes de De pronto, una noElisa Ramírez, Antonio Cerro, Lolita Losada y Manuel Andrés. De- che se unen por una trama, a veces vodevilesca y otras ramplona, que saca a la corados: Redondela, comedia de un tono sensible para hacerla tís Alfonso Paso uno de los autores más caer en otro jocoso. Con su habilidad cafieles a sí mismo de la historia del tea- racterística, Alfonso Paso no deja que la tro. Está siempre en su línea, como en obra se le vaya de las manos y se diluya la suya están Tennesse Williams, lonesen ninguno de estos dos campos; la sosco, Arthur Miller. Como ellos, tiene su estiene hasta extremos inverosímiles y tan tilo, sus personajes, su construcción teapeligrosos, que en ocasiones se basen notral, en suma, su patrón. Mientras a aqué- tar demasiado en detrimento de la callos les ha bastado una o dos obras para lidad. retratarse y definirse, Alfonso Paso preciAlfonso Paso es una esponja extendida só una larga; serie que tiene un suma y sobre la sociedad moderna e incluso sosigue amenazante. La técnica de Alfonbre las pequeñas cosas que nos circunso Paso es simplísima y tan antigua codan. Nada se le escapa y todo lo apromo el mundo, o al menos como Caín, y vecha. En De pronto, una noche hace Abel. Su mundo teatral está reducido a chistes con la Zona Azul, con los concebuenos y malos, como en las películas del jales, con el Real Madrid, con las discuOeste. Alfonso Paso necesita para presensiones entre críticos y autores, y, como tar un personaje crear un contrapunto. no podía por menos da suceder, también Siempre juega con caracteres distintos, fustiga el mundo qué no le conviene o le reuniendo a unos en un bando y a otros en el contrario. Monta su partido de fútbol, toca el silbato y empieza el juego. Como arbitro toma partido y apoya siempre al optimismo, al valor, a la, decisión, a la simpatía, sin importarle demasiado que la ley natural- -e incluso la superior y por descontado la humana- -esté en contra de sus creencias. Anoche se estrenó otra comedia dé Alfonso Paso. El dice que es tierna, melanCONFECCIONES cólica, risueña y tranquila. (Esto último DE LUJO EN no lo entiendo. Para hacer esta clasificación quizá parta de la tesis de la obra, PELETERÍA FINA una tesis puramente pasista que a poco que se analice se viene por los suelos sin necesidad de empujarla con ninguna disMODELOS EXCLUSIVOS EN ANTE Y NAPA posición canónica ni civil. Basta c o n Importación directa echar mano de la razón y de la memoria para recordar ue nuestro sistema matriCRUZ, 12- M A D R I D monial tiene unos prolegómenos nj y interesantes que debieran valer pa: algo más que para pasear por calles poco iluminadas. La comedia per se tiene, como la mayoría ele las de Alfonso Paso, una construcción muy hábil y bien engranada en la que todos los cabos se atan perfectamente. Su destreza en el honrado oficio le ha servido para montar una comedia Una vez más, ante la exigencia rigurosa y tradicional de la autocrítica, uno se da cuenta de que apenas encuentra palabras para hablar de sí mismo. Porque decir que El carrasell ha sido escrita con ilusión y sinoeridad no es decir nada, ya que tales aportaciones sentimentales son. irremediables en el quehacer de un autor. Si acaso, proclamemos algo que, en realidad, está, por completo, al margen de sus virtudes y sus defectos. Esta no es una comedia intemporal. Yo creo que todos sus personajes, todos menos uno, son gentes muy de hoy. Y ése que constituye la excepción, que surge en escena con su vaga irrealidad y su suave sonrisa, es el eterno interlocutor que cada cual encuentra cuando a sí mismo se plentea una pregunta difícil. Por ejemplo, ésta: ¿Quién tuvo la culpa? Pero, en cambio, no hay razón yálida que me impida destacar los méritos de quienes me acompañan en esta nueva aventura. Amelia de la Torre y Enrique Diosdado, tan magníficos actores, tan entusiastas y tan enamorados de su oficio, interpretan maravillosamente El carrusel Diosdado, además, ha dirigido la puesta en escena de un modo encantador e inteligente. Con ellos, Vicente Ariño y un estupendo grupo de jóvenes actores- -Ana María Vidal, María del Carmen Yepes, María Jesús Lara, Rafael Guerrero y: Manuel Galiana? -componen un reparto absolutamente idóneo. Torre de la Fuente ha dibujado un espléndido dee o r a d o Y Manuel Parada ha compuesto una bellísima melodía que ilustra musicalmente la comedia. Para todos ellos mi aplauso encendido y sincero y mi gratitud. -Víetor RUIZ IRIARTS. Homenaje a Celia Sámez Con motivo de recibir el Garbanzo de Plata que le há concedido la Peña da Torres Bermeja, se ha celebrado un almuerzo a base del ritual cocido en honor de Celia Gámez, que ha vuelto a reverdecer uno de sus éxitos teatrales más famosos. La concurrencia fue numerosísima, con nombres conocidísimos de las letras, el teatro, el cine, la música y aun de la política, y las adhesiones las leyó con gracejo humorístico, el actor Ángel de Andrés, mientras el ofrecimiento lo hicieron, en nombre de los autores, Leandro Navarro; por los actores, Alberto Closás; por los empresarios, L u s a r r e t a por la Prensa, Cortés- Cavanillas; por. los letrados, Vizcaíno Casas, y finalmente hablaron Muñoz. Román y Evaristo Acevedo, este ú l t i m o provocando explosiones de carcajadas con su buen humor. Celia, con breves, fáciles y emocionadas palabras, dio las gracias, brindando por España, que tantos éxitos y satisfacciones siempre le dio.