Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S Á B A D O 10 DE OCTUBRE DE 18 Sé. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 93. gran cautela, con: enorme prudencia, con un claró deseo de no ahogar la verdad bajo la belleza Un Mies en el campo fue interpretado como si se tratase de música de cámara. El conjunto tenía un tempo muy justo y calculado. La afinación era exquisita. La claridad, grande. Un impecable decorado de Emilio Burgos, claró y casi aéreo, y una atmósfera sonora muy stanilaskiana envolviendo totalmente la representación. Sobre la recortada y eficiente traducción de José Luis Alonso, el director había trabajado a fondo todos los pasajes del texto. Es muy de señalar el singular esfuerzo- de inteligencia de Conchita Montes para renunciar a su cuerda habitual y encarnar este drama de la interioridad con dolor, coníe 3 j i6 n y dignidad. Su escena del acto segundo con Varia fue primorosa. Su papel pierde muchísima fuerza en la segunda parte y: lo suplió, con ése don tan difícil de describir que se llama la presencia Julieta Serrano estuvo emocionante de ingenuidad y bondad en la primara parte y atacó con valor la difícil y empinada línea de la maduración de Varia. Vicente Ros, nray sobrio, en el estrecho papel del profesor culpable e inocente a la vez. José María Mompin buscó, sin efectismos, los escasos relieves del carác ter de Kakitin, personaje de superior dignidad Iwmajaa. X el- resto del reparto, marcando los matices precisos: cómicos en Alpuenís, sobrios en Torremocha, púdicos en Katia. El público aplaudió dos mutis y el telón se alza muchas veces al acabar las dos Vicente Ros, Julieta Serrano, ConeMta Montes y José María Mompín, intérpretes partes. Al término de la representación de XSn mes en el campo estrenada anoche en el teatro Valle Inclán. el director acompañó a los interpretas en el escenario Esta revisión dé -turgueTeatro: Valle- Inclán. Título: observador y objetivó es Turgueniev por- niev es una fiesta. -Enrique LLOVET. Un mes en el carnpo Autor: que su más claro deseo es colocarnos, sin ¡LAVA LA SEÑORA! ¡LAVA EL CAIvan Turgueniev. Versión y Ai- tesis preconcebidas, ante unos personajes contemplados en su natural y recctóiK José Luis Alonso. De- mado vivir. Claro: Turguensev no deforBALLERO! EN EL CALDERÓN tiene corado y vestuario: Émüió Bur- siglo de existencia teatral. Un mes en un el Tony Leblanc es todo o casi todo en este gos. Principales intérpretes: Con- campo es un testimonio al que se agre- pasatiempo seüdorrevisteril, estrenado anochita Montes, Julieta Serrano, gan ramalazos líricos y precauciones Calderón: José María Mompín, Vicente- Ros, males de alta elegancia literaria. Pero for- che en el teatrolibro, como Se presenta cocon mo autor del coautor de la Torremocha y Alpuente. partitura, como empresario y, naturalmente, como primer actor de la Compañía. Los Ni siquiera tiene un año, creo yo, el descubrimiento de Ivan Turgueniev eolio autor teatral. Sus novelas y cuentos han oscurecido, durante un siglo largo, el romántico temblor de Natalia Petrovna, la resignación de Rakitin, el tacto y la fresca pasión de Varia, el buen humor del medico, la emoción de Katia y la franca torpeza y simpatía de Beliaev- Nicolayev. Espectáculo, sin embargo, redondo, sensible, tierno y un poco fláubertiano el de esta propiedad rural invadida súbitamente por un preceptor que perturba la viva madurez de la propietaria y la inocencia de su candida pupila. Espectáculo importante, entre otras, razones, porque es grandemente teatral. No a la manera de Chejov- -la comparación es irresistible- que oculta Lolita Sevilla, Rosita Tomás, Tony Leblanc siempre, cuidadosamente, los sentimientos y Carmen Apolo de los personajes, sino a lamanera occidental r nosotros sabemos inuy pronto lo números musicales van firmados también, que Varia y Natalia tienen qtié descubrir por el maestro Quiroga. Lolita Sevilla comy revelar ante nuestros ojos. pleta el terceto délas máximas figuras que el espectáculo ofrece en el cartel: un po Occidental es una calificación delicapular compositor, una popular cancionista da. Turgueniev fue el primer escritor ruy un popular intérprete cómico. Interesanso que captura la atención- del- resto- de te asociación de personajes artísticos para Europa. Sus compatriotas eslavófilos ceel lanzamiento de una obra que lleva un rraban los ojos a un mundo influido por título de carácter tan higiénico y tan doHegel y las primeras fermentaciones libeméstico como el que encabeza esta reseña. rales. Turgueniev pasó gran parte de su vida expatriado. Y, no obstante, para él Sucesión de cuadros fastuosos y de diáespectador que hoy contempla Un mes logos y monólogos con mucha sal, a veces PAVIMENTO PLÁSTICO en el campo el rusismo de Turgueniev de la gorda. Libro sin argumento. JLetras es indiscutible. El emocionado amor a la oportunas y propias de las varietés Mútierra y las gentes, la espontaneidad de sica agradable. Bonita presentación. Eslos sentimientos, la tipicidad de los ideapléndido conjunto de vicetiples. Buena eslismos embriagadores, el entusiasmo, la cenografía. Adecuada luminotecnia. Y núInstalador y distribuidor: debilidad ejecutiva de los seres, la candomeros sobresalientes como Sirena del rosa vanidad, la falta de dominio, todo ENRIQUE MIRET ESPOY, S. A. mar Las espías Estampa mejicana eso ilumina el comportamiento; de la gran Los pájaros Vente conmigo a Holantrilogía Pushkin, Gogol, Turgueniev. X Héroes Diez Agosto, 12 da Abanico español y los denominados todo eso configura el rusismo de TurTeléfono 22623,68 twist y Las piedras del caminó que gueniev. repitió Lolita Sevilla entre grandes ovaMADRIB- 1 La que sucede es ftue Un mes en el camciones. po es una comedia que ejemplifica muy Con la excelente actuación de Tony Lebien la consigna stendhaliana de ver blanc y Lolita Sevilla destacó la gracia naclaro lo que existe Turguenísv es, en ese tural, siempre bien recibida, de Luis Barsentido, un serio representante de lo que bero, uno de nuestros mejores cómicos de se llamó a principios de siglo escuela de revistas. Lo mismo puede decirse, en sus TAQUIMECANÓGRAFA observación y que hoy, por osmosis fi- v. Generalísimo, 76. presentarse de 5 a 7, respectivos cometidos de la gentil y prolosófica, llamamos objetividad Realista, metedora Carmen Apolo, de la vedette tarde. (12.675) ABC. ESTRENO. DE UN MES EN EL CAMPO EN EL VALLE- INGLAN SE NECESITA