Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 9 DE J U L I O DE 196 4. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 65. UN CATÓLICO EN LA GEAN CRISIS DE ESPAÑA POE JOSÉ MANUEL DE CÓRDOBA SDirrabaaíón dfe Toledo, 1964. 3 li9 Dágs. DIALOGO PENINSULAR del MARQUES DE QUINTANAR Ed. Cultura Hispánica. Madrid. 1964. 28 S págs. El primer gran acierto de José Manuel de Caráota al construir este libro ha sido no reducirse a un mero relato biográfico. La vida de Antonio Rivera, Ángel del Alcázar se plantea de cara al futuro con palpitante actualidad para la juventud católica española. José Manuel de Córdoba ha escrito un libro ameno, bien documentado, de prosa clara, sin concesiones a la retórica, interesante de la primera a la última linea. La figura de Antonio Rivera, su abne giación y espíritu de santidad quedan perfectamente dibujadas ante el lector. Sin duda, lo mejor del libro, por ser lo más desconocido, es la parte referente a la adolescencia del biografiado. Ante el derrumbamiento del Trono, Antonio Rivera, que es un joven de quince años, que Reseñas y tiene el retrato del Rey de España, Alfonso XIII, en su cuarto, sufre un rudo golpe. El había colocado siempre, a pocas páginas de distancia, Pélayó el de Covadonga, Alfonso el de las Navas, Isapel la de las carabelas y Felipe el de El Escorial que funden vidas y empresas en una gloria patria común: la Monarquía, él símbolo de que España sigue siendo un pasado Pero yerra quien trate de ver en Rivera un jovencito nostálgico. Al servicio de Dios, el que sería Ángel del Alcázar desplegó una actividad asombrosa en todos los órdenes. Para él, la Monarquía es el gran símbolo de la historia. católica de España y así la defiende, no como fórmula trasnochada, sino como sistema adaptado a las necesidades de los tiempos que vivimos, como lugar común para la convivencia de todos los españoles. Magnífico, pues, este libro de José Manuel de Córdoba, que ha sintetizado su perfecta orientación con estas palabras: Puesto a la tarea he tenido una sola intención: presentar el testimonio contundente de Rivera sobre la llamada de Cristo a una joven generación española, y tal vez, sobre él sentido sobrenatural de la historia patria de los años treinta de este siglo. -A. ALVARO, FRANCISCO: EL ESPECTADOR Y LA CRITICA 19614, 4 4 p á g i n a s S O por Gonzalo FERNANDEZ DE LA MORA LIBROS Y REVISTAS Se recoge en este volumen la referencia de los estrenos teatrales en España a lo largo de 1963, extraídos en hábil diálogo de los críticas de los principales periódicos y revistas de España. La labor de Francisco Alvaro sólo merece un calificativo: excelente. Excelente por la objetividad, él perfecto equilibrio, la exacta valoración. Desde hace seis años el autor viene ofreciendo a los amantes del teatro un volumen anual, en el que se condensa la actividad teatral de la temporada. Queremos alentar a Francisco Alvaro a que continúe la tarea tan fecundamente emprendida. De esta forma, año a año, quedará escrita una historia monumental del teatro español. El volumen que comentamos se completa con una serie de índices que permiten la rápida localización de una obra, de un autor o de un intérprete. Todo lo cual hace de El espectador y la crítica un libro extraordinariamente útil, de lectura, amenísima, que pide en justicia para su autor eZ encendido elogio. h. Fernando Quintanar es el espíritu con un prólogo sagaz y estilísticamente inquebrantable y animoso que, con prodigioso de Eugenio Montes, no es Ramiro de Maeztu y Eugenio Vegas, propiamente un libro, sino una rfcopifundó en 1931 la revista Acción Espa- lación de trabajos de varia inspiración ñola núcleo continuador del espíritu lusitana. Los hay breves y extensos, de Menéndez Pelayo y actualizador de antiguos y recientes; los hay que desla concepción tradicional del mundo, arrollan círcuque estaba bastante relegal o s temáticos da en una España colonis e c a n t es. El zada intelectualmente por motivo histórila Institución labre de Enco central es la señanza, el noventayochisfundación déla mo y la Agrupación al dinastía de Servicio de la República. XTL i i r wf Aviz por el más Las angustias y urgencias í I i Tl joven bastardo de a q u e l quinquenio de d V JlV Pedro i de triste recordación acentúa- Í VJ AMV Portugal, quien ron el carácter político de arrebató la co Acción Española hasta rona a su hercolocar a sus redactores manastra Beaentre los más decisivos procríticas triz, casada con tagonistas de la conmoción Juan I de Casespiritual que condujo al tilla, legítimo Alzamiento. Ellos fueron al h e r e d e r o del 18 de Julio lo que los ent o por tuciclopedistas a la toma, de Marqués de Quintanar gruoéns. Aquella la Bastilla. Sobre esta trama hay que r e vql. ua ion, tejer el perfil de Fernando Quintanar, apoyada un escritor Tocado hacia los temas his- frustró lápor el pueblo y la burguesía, unidad peninsular, fraguada tóricos con lección actual. Su libro de durante siglos por fraternidades es- tesis, Bismarck (1936) es una buena tructurales y por una serie de enlaces muestra de su modo político de en- regios que, al fin, fructificaron en Fefrentarse con el pasado. II de Portugal. Pero Diálogo peninsular que se abre lipeera de España y I largo de unos siya tarde. A lo glos decisivos en la formación de las nacionalidades europeas, la dinastía de Aviz había activado la cristalización, de las peculiaridades lusitanas, y, un día inevitable, los duques de Braganza, con la penosa complicidad de su pariente nuestro duque de Medina Sidonia, arrebataron a Felipe IV el trono lisboeta. Estos son los hechos que Quintanar En iodos los anchos, con NERVIOS ilustra con precisiones genealógicas y con juicios de valor. y también con superficie lisa Al hilo de la Historia, el autor se Existencias para entrega inmediata enfrenta reiteradamente y desde ángulos diversos con el problema de las relaciones hispano- portuguesas. Su postura es clara: condena las pretensiones castellanas anexionistas que preconizaron por última vez algunos personajes de nuestra n República. Quintanar descarta el iberismo por su falta de precisión histórica, por sus conceptos evocadores de turbios manejos fusionistas o federativos, masónicos y revolucionarios En cambio, acepta el dualismo peninsular como un hecho legítimo y naturalísimo pero entiende aue la existencia de una superior unidad obliga a los dos pueblos a buscar sin descanso la fórmula de colaboración Este esquema coincide con el del gran historiador luso Oliveira Martins, que preconizaba frente al dualismo dé oposición arraigado en 1640, un dualismo de cooperación Bandadas de temas menores revolotean sobre estas páginas. Destacaré entre ellos la participación de Portugal en nuestro 18 de Julio (la descripción de la muerte de Sanjurjo es una fuente capital) y la cuestión de la. Hispanidad. La crítica que Quintanar hace de Modesto Lafuente, 40, y Espronceda, 28 la denominación América latina es Teléfonos 254 8615, 234 31 37 y 231 76 77 dura y diáfana. A los muchos arM A D R I D (3) gumentos aducidos se podría aña, dir este otro: si la América española se rebautiza como latina, ¿por qué no se incluye en la nueva figura geográfica a esa mitad del Canadá, que es de origen francés? Los estudios históricos de Quintanar, escritos en una pulcra prosa con escapadas líricas, son ricos en noticias y densos en lecciones prácticas; pero paPrecioso apartamento, playa San Juan, ra ser investigaciones rigurosamente crícocina, baño, -servicios, terraza, sitio para ticas les faltan, entre otros requisitos coche, 3 dormitorios y comedor- living, imprescindlMps. el aoacato bibliográfi 575.000, amueblado. ¡Ocasión! EXCLUSIVAS KAMIRO. Goya, 58 BANDAS TRANSPORTAMMS