Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M A R T E S 31 DE M A R Z O DE 1964. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 101. ESPAÑOL: EL ARROGANTE ESPAÑOL O CABALLERO DE MILAGRO DE LOPE DE VEGA Autor: Lope de Vega. Refundidor: Juan Germán Schroeder. Decorado y vestuario: Emilio Burgos. Director: Cayetano Luca de Tena. Principales intérpretes: Carmen Bernardos, María Fernanda D Ocon, Irene Gutiérrez Caba. Armando Calvo, Ángel de la Fuente y Ricardo Merino. ¡Qué Lope, Dios mío, qué Lope! Alto fuerte, vivo, ingenioso, descarado, irónico, agudo, burlón, comprensivo, poeta, autor dinámico, alegre, feliz, perspicaz, intuitivo, tolerante, risueño, disconforme, enamorado... ¡Yo que sé! ¿Dónde estaba esta comedia encantadora, actualísima y rica en todo? ¿Quién la escondió hasta la sorprendente exhumación de ¡hoy? ¡Arriba, arriba con esta comedia que deben ver los estudiosos, los profesionales del teatro, los finos de espíritu, los nobles de corazón, los amigos del teatro crítico los amigos de la evasión todos los que creen en Lope y todos los que creen en el teatro! te- -que la viv acidad de Lope había dibujado y la pericia del director he. cubierto de gracia. dos y encantados versos! Un decorado muy ¡Y que lástima no tener más espacio pafeliz de Emilio Burgos tras unas ropas que ra este Tenorio de Cachiporra, bien condeeran llamaradas y un movimiento impeca- nado a ser pasado por agua que sale ble son factores inseparables del éxito. Las gloriosamente a la escena del Español! mujeres- -Carmen Bernardos, María Fer- Vaya mi aplauso junto a los mil y muy ennanda D Ocon e Irene Gutiérrez Caba- -cendidos del público, que quieto en la bumuy seguras en sus breves y poco lucidos taca, obligó a saludar interminablemente papeles. Armando Calvo, embarullado al al director, adaptador e intérpretes de esta principio y seguro, espléndido después. El dulce, áspera y admirable comedia, a la resto del gran reparto componiendo tipos que deseo, de corazón, para bien de nuestra -como Sanda, como Miguel Ángel, como escena contemporánea, una vida muy larFélix Fernández, como Ángel de la Fuen- ga y muy próspera. -Enrique LLOVET. LA CASA DE LOS SIETE- CASONA, EN LARA i DE Teatro: Lara. Título: La ca- aquí; en nuestros cafés, entre nuestras sa de los siete balcones Autor: vidas, en nuestras palabras. Y está estreAlejandro Casona. Decorador y nando sus obras como si fuese un fantasfigurinista: Víctor Corteza. Di- ma. Bien: es mi obligación decir que nerector: Alejandro Casona. Prin- cesito saber lo qus piensa Alejandro Cacipales intérpretes: Amelia de la sona de nuestro tiempo y de nosotros Torre, Antonio Casas, Angela- -yo, tú, él, aguí y ahora- -para poder saMaría Torres, Enriqueta Carba- ber, claramente, lo que yo mismo pienso lleira y Manuel Galiana. de Casona. Del Casona, por supuesto, Esto es un elogia: Alejandro Casona grandísimo autor teatral, que hace muy está estrenando su teatro. Un teatro posiblemente, con esta forma de escaloque es sincero, es Homogéneo, es limpio, narse, un ejercicio espiritual que al mismo tiene un hermoso lenguaje, es dramática- tiempo perturba y emociona. mente puro- -pocos relatos, acción real y No sé cuántos años tiene La casa de los directa- es lírico, es fiel a sí mismo en qué coyuntura- -realidad contra fantasía y victoria de la siete balcones Ni Ni cuáles son las perescrita. aporealidad aunque el autor prefiera la fan- sonal está las que el autor, valerosamenyaturas a mifZñ ¿T bar- A Carmen Bernardos, tasía- es objetivamente pesimista, es no te, renunció. La comedia pertenece al nnm ¿TV V m ñ raíTM media! Lope, el baro Lope -dieciséis Fernanda comedias napolita- D U) o n n e I? ene G m cS G ñas y casi cincuenta ene con presencia italiana- vuelve a contar a su manera la Roma de sus amores. Esta Roma imperial en Roma abrasada papal en El esclavo de Roma republicana en Honrado hermano -es, simplemente, una especie de Ibiza del dieciséis, campo de acción de esos españoles estilistas que creen a pies juntillas en los encantos arrolladores del hispánico mundo. Luzman, el protagonista, es sencillamente un chulo trasplantado al hirviente caldo italiano. ¡Qué retrato! Lope ni siquiera es cruel con su protagonista. Contempla, con una sonrisa, el ir y venir agitado de ese producto nacional mezcla de chisme, intriga, osadía, desesperanza, anormalidad y ambición. Ambiente, tipos, pensamiento y acción tienen tanto vigor que uno no sabe que admirar más: si el atrevimiento de Lope que se burla de lo divino y de lo humano, la penetración de Lope, la finura de su público- -aquel vulgo famoso- o la compasión de los aludidos tan directamente que aceptaron de buen grado la cruelísima fotografía. Muchas veces se ha dicho que el convencionalismo de Lope da un significado frivolo, paródico, a personajes muy trascendentes que merecían mejor desarrollo. No es verdad. Lope es nuestro genio original. No hay autor en nuestra escena que pueda conseguir un milagro como el del domingo por Angela María Torres, Antonio Casas, Amelia de la Torre y Manuel Galiana, intérla noche en el Español: una distanciapretes de La casa de los siete balcones estrenada en el teatro Lara. ción involuntaria que nos hace reir y temblar al mismo tiempo, sonreír, analizar y contingente es no denunciante es ena- do lírico del escritor; sitúa unos cuantos meditar. morado, es tierno y es bueno. seres extraordinariamente delicados en un ¿Qué Lope encerró los preceptos con seis Casona es nuestro Giraudoux. Un Gi- sórdido ambiente rural y balancea la acllaves Broma. Esta comedia, indudable- raudoux que ha escrito gran parte de su ción entre una brutal realidad y usía somente está construida al aire de la pluma, obra lejos de su paisaje, pero con su gen- ñadora y tierna fantasía. Naturalmente, con alegría, sin falsilla con valor y con te, su nostalgia, su bondad, su inteligen- todas las simpatías del autor están del intuición. Pero los dichosos preceptos hier- cia y su ternura derramándose o cristali- lado de los buenos los entrañables y ven debajo del rico caudal de los versos, zando en puros conceptos. La única reser- dulces fugitivos, mientras la pintura de las ligaduras y las carreras. Yo no he sido va que tengo es que Casona está ahora los malos se recarga de oscuros brochablando con el teatro Español ni con Cayezos. Genoveva -Amelia de la Torretano Luca de Tena. Me ha dolido cierta inresume y aclara muy bien su postura: clinación a hacer de ese escenario un Todo lo feo, lo sucio, lo grosero, se tapanteón o un museo. ¡Bendito Lope que clia, ¡y en paz! La habilidad del autor, me ha hecho reir con toda mi alma! No su buen arte para un dialogo de muy quiero ahora ser parco en el elogio. ¡Qué acentuada carga poética- -dos escenas esexcelente adaptación la de Schroeder, pupléndidas: la del ombú y la del jueg- o NECESITA empleada administrativa lidor de rimas y componedor de escenas! de cartas, las dos muy literarias y muy coa experiencia venta a plazos. Remu ¡Y qué estupendo Cayetano Luca de Tena, bellas- su capacidad para encontrar neración a convenir entre la farsa y la comedia, entre la mograndes efectos dramáticos, su delicadeEscribir: Apartado 582, o telefonear al ralidad y la carrerilla, acertando en pleza para pasar de la realidad a- la fantanám. 27 S 21 SS. na diana con el ritmo exacto de los agitasía, son factores positivos. Yo contaría en- E- D I T I AL