Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. D O M I N G O 15 DE MARZO DE 1964. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 117 CONCIERTO DE DANIE 1 LÉ ESPECTÁCULOS ESTRENO DE EL PROCESO DEL ARZOBISPO CARRANZA EN EL MARÍA GUERRERO Escribimos de continuo sobre la preocupación que nos ago oia ante el formalismo, ante la obsesión y pequenez que supone el encerrarse en problemas de solo oficio. Comprendemos, claro, cómo esta generación hereda y vive del arte abstracto la preocupación por la pureza de la materia empleada, piro colando se oye algo tan quintaesenciado, tan sutil como la Sinfonía ap. 21 de Wefoern y se oye al lado del Tercer cuarteto de Schonfoerg, y de su Pierrot Lunaire se vive cómo en los grandes de verdad una cosa es inseparable de la otra, la pureza en la vecindad del misterio y la pasión, impura de tan violenta, en la vecindad de un decantadísjmo juego formal. Tres obras las oídas en un concierto inolvidable, rodeado de público numerosísimo y entusiasta, que son, reunidas, una impresionante introducción a la música actual, a lo mejor de su técnica y a lo mejor de su espíritu. Para el clima madrileño, casi novedad absoluto. El Aula de Müsiea del Servicio de Educación y Cultura viene acercando durante el curso viejas y nuevas músicas: no son sesiones p ara crítica cotidiana, y por eso aprovecho para su alabanza la reseña de este concierto, histórico verdaderamente, en el que han colaborado Cantar y Tañer, Institutos, Juventudes Musicales, es decir, los grupos que en Madrid funcionan como auténtica sal y levadura de la vida mu, sical. La sala del Instituto de Previsión rebosaba de público, de muchas clases de público, pues si había semblantes alucinados, barbas oníricas, había no menos el grupo de compositores fieles y el grupo mejor, el más atento, el seguidor y curioso de todo que vemos en los grandes conciertos. Era conmovedor verles en las nubes con Webern, contentos al comprender ese cuarteto de Sehonberg, que comienza y termina como hijo de Bra- hms y nieto de Schumann, y realmente conquistados por la pasión, la ironía y la perfección tímbrisa del Pierrot Lunaire Luis de Pablo, organizador de este concierto, trajo como director a Danicle Paris, verdadero maestro al dirigir está música, llevada con extraordinaria flexibilidad y riqueza de matices; Carla Henius fue la intérprete sutil, transfigurada, vibrante y misteriosa de Sühomberg. Junto al Cuarteto Clásico, en la cima de su trabajo y de su éxito con Sehonfoerg, quiero citar los nombres de Gomfoau, Azcqrdabeitia, Muñoz y Mesanza, que trabajaron y lucieron como solistas auténticos. Una gran tarde para la música madrileña. -P. Federico SOPEÑA. EL COMPOSITOR ÁNGEL ARTEAGA, PREMIO INTERNACIONAL DE MÚSICA El Jurado encargado de fallar el premio Internacional de Música La cueva de Nerja convocado por la Subsecretaría de Turismo, ha dado a conocer el siguiente resultado: Premio único e indivisible de 150.000 pesetas, ha sido otorgado por unanimidad al compositor español Ángel Arteaga de la Guía, por su obra sinfónica La cueva de Nerja V MISA DEL CICLO ANTOLOGICO, EN ALCOBENDAS Esta tarde, a las seis, se celebrará en la iglesia de los PP. Dominicos de Alcobendas, la quinta sesión del Ciclo Antológico de la Misa Española, que ha promovido y realizado Cultura Popular de la Dirección General de Información con la colaboración de Juventudes Musicales Españolas, La obra a interpretar será la misa En honor de San Gabriel de Jesús Guridi, por el coro Cantores de Madrid, que dirige el maestro Perera. José Bódalo, Manuel Dicenta y Amelia de la Torre, intérpretes, y Joaquín Calvo Sotelo y José Luis Alonso, autor y director de El proceso del Arzobispo Carranza estrenada anoche en el teatro María Guerrero. Teatro: María Guerrero. Títu- tra el autor. Yo declaro, honradamente, lo: El proceso del arzobispo Ca- que carezco de opinión y que ignoro si el rranza Autor: Joaquín Calvo arzobispo Carranza fue inocente o culpaSotelo. Decorador y figurinista: ble de cuanto se le atribuía. Lo ignoraba Emilio Burgos. Director: José al entrar al teatro María Guerrero y conoído Luis Alonso. Principales intér- tinúo ignorándolo después de haber basa Calvo Sotelo. pretes: Manuel Dicenta y José tante indecisa al La historiografía es Caljuzgar al dominico. Bódalo. vo Sotelo, al exhumar, extractar y conEl arzobispo Bartolomé de Carranza es solidar los materiales del proceso, parece una figura histórica muy controvertida, simpatizar con el acusado, pero, sobre todo rae contiene, en su azarosa biografía, una al final, intenta jugar limpio. Calvo Sogran cantidad de sustancia dramática. El telo es más objetivo o más prudente que primer acierto, acierto enorme, de Joaquín cualquier dramaturgo romántico. Falta Calvo Sotelo es el tema de su obra. Un saber si esa debilidad es un mérito, teatratamiento teatral amplifica cualquier tralmente hablando. problema, lo dramatiza lo convierte en Carranza es una figura que, a primera polémica. El teatro, las luces del teatro, cargan de fuerza crítica las palabras y vista, sorprende por ciertas ambigüedades constituyen una permanente invitación a de carácter. Humilde con Carlos V- -rechareflexionar junto al autor o incluso con- zó el Arzobispado de Cuzco- intransigente en Trento, político con María Tudor, censor en Lovaina modesto en Toledo, sufrido en Valladolid, abjurante en Roma. La inquisitio se estrella radicalmente con este tipo de hombres. Ya en tiempos de Carranza la inquisición medieval, la pontificia había sido sustituida por la española, naturalmente más civil y menos universal. Los Reyes concibieron la pureza de la fe como un valor muy fuerte de la vida política. La agitación social que acompañaba a los problemas religiosos era, sin (Jada alguna, un excitante del celo real, y aunque Castilla se resistió bastante, la centralización acabó por modelar un sistema penal nuevo, a veces forceT O D O S LOS M O D E L O S jeante con Boma, que generalizó Sa lucha, unas veces religiosa y otras política, contra cualquier foco disidente considerado como una amenaza a la unidad. Es difícil que nuestra sensibilidad acepte hoy el mundo de la inquisición. Tenemos, indiscutiblemente, mala conciencia en geneTODAS LAS FACEüDADES ral, ante este tema vidrioso. Joaquín Calvo Sotelo ha destapado un avispero. Pero esa es la obligación moral de un autor de teatro. ¿Qué ha hecho el autor? El autor ha escrito una crónica resumida del largo COMPRÉ AQUÍ SU FfflGORÍFICS proceso del arzobispo. Este relato judicial entra muy suavemente, muy medidamente, con técnica casi de comedia policíaca. El cuadro tercero, ante el Tribunal, es una transposición sombría de cualquier debate entre un acusador y un