Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
V I E R N E S 6 DE MARZO DE 1964. EDICIÓN DE rído, según convinieron ambos. Contaba con ante la Policía y el Juzgado, Johnston había 25.000 pesetas para los gastos de viaje, pro- declarado haber visto dicho cuchillo o naducto de sus trabajos como decoradora en vaja, pero justificó esta variación indicando una casa del paseo de Gracia, y con 5.000 que cuando hizo esta declaración no estaba pesetas que le dio el señor Kovirosa. Des- presente el funcionario del Consulado, señor ués de pasar una temporada en Roma, en Cerezuela. Este se limitó a leerle la traducÍa que no encontraron trabajo ni Jimmy ni ción en inglés de las declaraciones que haella, se trasladaron a Francfort, donde tam- bía escrito la Policía, y al indicarle si habién tuvieron dificultades para encontrar bía algún extremo que no estuviese conforcolocación debido a no tener contrato la- me, como se hallaba cansado después de boral. varios días de interrogatorio, dijo que ya Regresaron a España el 26 de septiembre está bien de 1962, y como tampoco encontraron ocuEl fiscal insistió en el hedió de que Pilar pación en Barcelona, se trasladaron a Ibi- Alfaro conociese lo que habían planeado za, alquilando una habitación en la plaza Johnston y Wagner, a lo que respondió del Sol, número 8, teniendo la idea de dar ésta que no estuvo presente en las converclases de inglés. saciones. Tampoco estuvo presente cuando Negó la procesada, a preguntas del fis- Johnston escribió las dos cartas. a Gloria cal, que se hubiera utilizado un cuchillo Stevvard y Hand. Confirmó, asimismo, que propiedad de Stephen para comerse un el jueves por la noche, al acudir dos ahimpollo en su casa. Negó también haber acompañado a su amante y a Wagner a realizar algunas compras para llevar a cabo el delito proyectado. Dijo también que el desistir de realizar el delito fue a causa de que se le presentaron dos alumnos para aprender inglés, y entonces manifestaron a Bell Wagner sus propósitos negativos; tanto es así, que Stephen desistió de realizar el viaje con Wagner a Barcelona y únicamente le acompañó al barco el día ió de noviembre, para que Wagner viniera a Barcelona a procurarse una documentación y encontrar trabajo en España. La procesada le entregó una bombona de buUn pueblo entero minado por ei tano para que la depositara en Barcelona y le devolvieran el depósito de 500 pesetas agua. La tragedia de unos seres que había hecho, y además le dio una carta para una amiga suya a fin de que le preque pierden irremediablemente sentara a un individuo conocido que le debía proporcionar la documentación necesasus casas. Crónica y fofo de los ria. Añadió que había escrito una carta al señor Rovirosa, aunque no recuerda si le enviados especiales de BLANpedía dinero, y esto, a su entender, es una CO Y NEGRO demostración- de que se había desistido de llevar a cabo el delito. Dice que conoce una casa comercial dedicada a la fotografía en la calle Cruz Cubierta, pero que nunca entregó plano alguno a Wagner ni a su amante. Contestando a preguntas del defensor de Bell Wagner, insiste en las manifestaciones hechas al fiscal, aclarando que ella recibía todos los meses 1.000 pesetas de su padre 38 páginas en coior y en negro. y 500 de su marido. ABC. LA MAÑANA. PAG. 46 nos a que les diese clases de inglés, Pilar les pidió que abandonasen el proyecto y que se lo dijese a Wagner. El fiscal le preguntó si no le había extrañado que Wagner comprase un rollo de mecha y tinte para el cabello, a los que respondió el declarante que lo primero no le extrañó, y en cuanto al tinte, no sabía que lo había comprado. El señor Fenech, defensor de Wagner, se dirigió al presidente del Tribunal para solicitar que se citase al señor Cerezuela; el fiscal se sumó a esta petición, pero el presidente se negó a citarle por considerar que no era preciso. El señor Fenech solicitó que constase en acta su protesta. El señor Fenech trató de precisar la relación existente entre Johnston y Hand. Trabajé para el señor Hand durante un mes, y; fui, naturalmente, su subordinado en aquel tiempo. Aclaro luego, a otra pregunta, que después de aquel momento no le ligaba ninguna subordinación o temor a Hand. A preguntas del abogado, señor Heredero, defensor de María Pilar Alfaro, Johnston precisó que había sido él y no ella quien informó a Wagner de la posibilidad del robo y confirmó que Pilar le pidió que desistiese de acompañar a Wagner a Barcelona para participar eii el hecho. El aceptó complacido esta decisión, y así lo hizo saber a Wagner. A las doce y media, el presidente del Tribunal suspendió la sesión para conceder un descanso. Durante este descanso, los procesados conversaron animadamente entre sí. Pilar Alfaro 110 podía contener las lágrimas. Asimismo se mostraban tranquilos los procesados Wagner y Hand, que aceptaron unos cigarrillos. La británica Joan Douglas Bryden, que ha asistido a las dos sesiones del juicio en actitud humilde y con la cabeza baja, habló unos momentos con su defensor y con su madre, que le dio un beso y unas palmadas en la espalda. Los procesados solicitaron permiso para beber agua, y la botella que les trajo el ujier se vació rápidamente, vaso tras vaso. El propio ujier facilitó a las procesadas algunos caramelos. Prosiguió la vista con la declaración del procesado John Joseh Hand, quien no precisó el servicio de intérpretes. Dijo, contestando al fiscal, que tiene treinta y nueve años, es casado y músico de profesión. Vino a España en 1958. Fue director artístico, jefe de conjunto y encargado de un club de la plaza Real. Se casó en Haití y vino á Barcelona con su esposa en varias ocasiones. Trabajó con él en el citado bar su cuñada, la procesada. Nancy Karen Hand, cuyo es. poso está en prisión en Francia por tráfico de drogas. Sabe que recientemente su hermana política ha tenido un hijo. El sábado 17 de noviembre de 1062 le visitó Bell Wagner, le dijo que llevaba una carta de Stephen, pero no se la llegó a entregar. El declarante le acompañó con un taxi, señalando Wagner la calle de Aragón como dirección. Descendieron d el taxi y, como quiera que durante el viaje le expJicó que quería cometer un atraco, le pidió una pistola, que no le entregó, alegando que era muy difícil encontrarla en España. Pero coincidió con que Nancy le diera una maza de picar carne, para defenderse en caso de una agresión. Estuvieron en la calle de Aragón, señalándole el autor del hecho el lugar donde pensaba realizar el atraco, dejándolo en dicho sitio y marchándose el declarante a un bar cercano donde vio pasar dos veces al presunto criminal. Poco después volvió a verle salir de la casa número 1 5 de la calle de Aragón y dirigirse a una parada de taxis de la calle Villarroel. Después, el declarante tomó un taxi con el que se dirigió al puerto, donde previamente habían quedado en encontrarse. Al regresar a su casa, en las Ramblas, encontró a Nancy, quien, con signos de intensa emoción, le manifestó que Wagner había entrado en la pensión con la mano HÜil 1 DRAMA DE LA SECA DECLARA JOHNSTON Después de Pilar Alfaro Velasco declaró el tercer procesado, Jimmy Stephen Explicó Johnston que vino a España en enero de 1962, porque esperaba encon. trar en Barcelona a un amigo que había trabajado con él en Libia, pero que no le halló. Trabajó como profesor de inglés en una academia, y más tarde, durante un mes, como camarero en la sala de fiestas Jamboree, en donde conoció a Pilar Alfaro y a Hand. Con Pilar trabó pronto gran amistad, se hicieron novios y realizaron vida- matrimonial poco después. Johnston indicó que Pilar le había informado de la posibilidad de conseguir dinero, del señor Rovirosa con sólo amenazarlo, pero lo dijo en el transcurso de una conversación, sin más trascendencia. De regreso a España, y después de una corta estancia en Barcelona, pasaron a Ibiza, porque allí la vida no estaba tan cara. El intentó trabajar como profesor de inglés. Explicó haber conocido al principal encartado, James B. Wagner, en un bar. No recordaba exactamente cuándo le informó a Wagner de la posibilidad de efectuar el robo, ni el lugar donde lo hizo, pero Pilar no tuvo una intervención direc. ta en ello. El fiscal trató de precisar si Wagner había utilizado un cuchillo de su propiedad para desmenuzar un pollo, a lo- que contestó Johnston que 00 creía que tuviese cuchillo alguno. El fistál insistió, precisando que en las anteriores declaraciones Las novedades de los grandes creadores: Dior, Patou, Cardin, Balrnain, Ricci, Saint- Laurent, Laroche, Castillo, etc. Ei motor de turbina arrinconará al de pistones. Coches más baratos de fabricación y sostenimiento; petróleo en vez de gasolina. Datos técnicos e información gráfica del nuevo sistema. Y más reportajes e informaciones gráficas de viva actualidad. Reserve hoy mismo este número de B L f l ü C O Y MEGRO