Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, VIERNES 27 BE B 1 CJ 3 EMKRE 2 E 1 S 63. EDICIOH B E LA MAÑANA. PAG. B 5. BARCELONA al DÍA TEMPERATURAS DE LA CAPITAL Máxima; 9.5 Esteban se ha portado- bien. Correspondiendo al homenaje de fiesta que los barceloneses le dedican desde antaño en este día subsiguiente al de Navidad, nos ha enviado un tiempo primaveral, wi sol mediterránea, magnífico y una alegría callejera de relevante categoría. Cerrados los comercios y fábricas, sin diarios, sin quioscos de revistas, sin obligaciones inmediatas, en definitiva, las gentes se han echado a la calle para acabar de digerir la comilona de ayer y prepararse para la indigestión de hoy. Hasta bien entrada la tarde Iss monumentales árboles navideños levcmtados por- el MmuMañana, en estas páginas, al fita cipio unte la mtsma puerta de la Casa Consistorial, en el Arco de Triunfo, y a la entrada de Pedndbes, a los que hay que añadir por su importancia el de la plaza de la Villa de Madrid y otros vanos, así corno los belenes de la, plana de Cataluña, que- más- que un Pesebre es una vista de todo Palestina con coserlos y puebleñUos, se han visto admiradas- por vniíes de paseantes y rodeados fnateriahnente de caches. Un ambiente de fas y de riqueza ha sido la impresión del día, en cuanto fternivmdas las visitas al aire libre se han abarrotado las salas de fiesta, cines teatros futbol y bures. De cuanto se relaciona- con la paz cvadadama; sólo nos tnerece elogio y satisfacción, invitándonos a llamar la atención de cuantos dentro y fuera se empeñan neciamente en negarla. Respecto a la riqueza, estoy de acuerdo con Demócrito alando asegura que o consiste únicainenie en poseerla, sino del uso que de ella se hace. El hombre es rico desde que se ha familiarizado con la escaseZj y a esta intencionada sentencia de TLpiciiro, contesta Séneca diciendo que la frugalidad es una pobreza voluntaria. Hoy, bien tempranito. habrá que ponerse de nuevo- más Serio, y tal ves al volver al trabajo recordar las sensatas afirmaciones de Demócrito, Epicuro y de Séneca. Pero el día termina en plena euforia y vale la pena agradecérselo al bendito San Esteban que nunco pudo soñar que su festividad se celebrase con televisión, pmgrainas especiales de radio y despilfarro de millones en frivolidades perfeciamiemte inútiles, cuando su hermano en santidad, aseguraba que con lo que algunas derrochan ofendiendo a Dios serían felices viuchos humanos que no han cometido más delito que el nacer en la d ügmáa. -C VILA SAN JUAN. Antes ile misestra gueria, uno ñe los causes normales de la viüa literaria en Barcelona eran las peñas o tertulias. En general, fueron o o conocidas n él fisto de España, aamaue fie vez en cuando afeimos escritores de las generaciones del 8 o del 1 S 37 pasaban fn grassmeirte p r ellas. Y es iin tópico tfecír tus en Madrid Taños cafés- -y T o m bo -1 primero- -ha. bían internacionalizado su nombre gracias a la presencia en sa peeweña agora tie stnitores ilustres. Mjay rápidamente püer ev ear aquellas tertulias barcelonesas de las que tontas noticias me iian llegado, y a las que acudían invariablemente- poetas, norelistas, escultores, ensayistas, pintores, periodistas, gante de teatro y unos clásicos profesionales de tertulia gue nanea llegaron a scríMr más allá de un prñfeg o Mms o tues p- cesiias Se felicitacíén, pero ijiie can las más iniprKscínísiMes jpasa que la sesión nm se desusara bacía- el Kburrinaleaío. En el café Continental había por 1 menos tres. L a de más relieve era l a llamada de La Kevísta ¡gas presidia etm exquisitez y i antualifiad José María López- Picá. Carlos Stifoa era fle los asíanos, y él hr aíaba naiiis s e atrevía a replicarle; tales eran la precisión y la confaraieneia con que apiB a t e Era una tertaiia mimerostsíma, y ito faltaban tampoco algunos pintores, como Jasé Obiols y JoaqoS Torres García. En otra, casi exclusivamente de artistas, pontificaba el atrabiliario Fiwncisco Pujols, filósofo d e Ja Taire de les Hores j de Martorell. X los patriarcas de los Juegos Florales tamHén tenían la soya, que presidía Francisco Matfeen. En 1 Ateneo barcelonés- se reunía el grupo más mordaz y despiadado, a uien alguien motejó de los elefantes saás- aSos En su época snás brillante tenía u Eugenio S Ors v al mismo Pujéis tiasmo adalides, aunqiue el anfitrión era Joaquín Borralleras, un jñijíor amigo, artfaeíipo ideal para ima peña, literaria. Fue lina tertulia muy coitíbaüda, a la tpie no faltaba José María de Sagarra. Este, a su vez, era una de las figuras- Se las que se reunían en el café Cotón, que tuvo también unos años de spleadar. En algunas asas particulares también tenían vida las tertulias. La más era El AtencIlLo a la ísospitsliáad del pintor uruguayo Barradas, y fie uyo ambiente tan beliameate h a n escrito Mario Veraaguea: y Sebastián Gasn. Tal era el panorama de las principales tertulias, a las jue caliría añadir eíras más modestas, ero mo menos vivas. Después de la guerra los escritores de Barcelona dejaron práeticaanení s ie acudir a sus asiílguas tertulias. El fen ¿Ki; no no es sólo Se- aquí, pero en Barcelona fue más patente. El escritor se replegó en SH liqgar y, amstero y iieneloso, jírefiri dedicar meiios heras al eso y más al trabajo literario, o a l perentorio ée r a á a día. Sin embargo, en casa de afeiitsas escriteres fe rango- -Riba, Tais; -todps los floisángos se reunían viejes y íéyiffines, psro H aire 12 sas rsBJiioiiís no t e ñ a la- mordacidad ni la dcsprEocupaciá- n de las i eiias de arates. Casi peería á írse que fueren- sesioEes de trabaáo. Los esesritores ü e la n- asva generación no formai a lluevas tertiaias. Se reanían, sé T eúneií, p a r a eosas amiy Baraitas, porque su talante es distinto. Hoy la única tertulia que conozco con vitalidad y tradición, a. la que acuden muy pocos jóvenes, es la del Terminas jpie ha iíto peregrinando de un café a otro a msdMa que Iban cerrándoos. L a del Ateneo sobrevive imiy quebrantada y con escasos ontaréulios. Las peñas pues, desaparecen y n o son sustituidas. Cierta hosínteílad fiel ambiente externo ha contribuía a eflo. El teína quizá pueda interesar a la soesología de las, literatura, y es natural cpie, en parte, lamentemos e! fin Ae esos- píntareseos trüjujuafes literarisas ¡me, a pesar id iodo, no afijan e ser una norma tía convivencia. A. MAWRENT. en la LA CIUDAD CELEB 1 A COI te desiertas, mismo. de Jhoy ha ocurrido exactamente lo Los hoteles están prácticamente vacíos. el míSü TIADICIONAL ESPIfil- Las estaciones han vuelto a registrar sceronimo de animación, aunque en- el del Pxat lian tenido las entraTU FAMILIAR EL DÍA DE puerto salidas habituales de lugar aviones de das y los las líneas reculares con Madrid, Roma y SAN ESTEBAI Palma de Mallorca; el número de pasajeros El I Fes! i? al is la laíasrla pasds dar EÍEEÍ! SS ísruios en el orden educativo Barcelona. 26. fiDe nuestra Redacción, por teléfono. San Esteban se celebra en Barcelona en idénticos tensiinos qn la Natividad del Señ r. Estos- dos días son, ea realidad, jpara el barcelonés, una sola fiesta celébraida ea dos etapas; y si en la tarde de ayer nuestras 31165 quedaron piáeticamen- EL Meníates Desintosica ones. Asisíseaeta ¿por Religiosas Md Médico Director: Dr. E. DE PLAZA MA IAN E V WXft. f 251 VH 22- 25177 55 C S 6.505 transportados lia sido insignificante. EL GOBERNADOR, A MADRID Este mediodía el gobernador civil, don Antonio Ibitíez Freiré, salió para Madrid a fin de asistir al próximo Pleno de las Cortes y para solucionar varios asuntos relacionados can su cargo. EL I FESTIVAL D E LA INFAIf CÍA Hace algunos días dimos cuenta de la solemne inauguración del I Festival de la Infancia jise, instalado en el palacio número u o de la Feria de Muestras, es hoy centro de- especial atracción para nuestros hijos. Los antecedentes de esta manifestación hay que buscarlos- en- París, donde anualmente se vienen- celebrando, y, aunque en éste taniKen figtrran firmas comerciales, los fines perseguidos son más amplios. En Jos KiHes de metros cuadrados que abarca ti superficie, se fasta creado cientos de nlretenimleatos le juegos y zoaas deportivas. P- era nada se ha. hecha par capricho o iáejado 1 al a zar. Tado en si salón fiene i un fin educ? o e sAlo se tiate de