Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. S Á B A D O 8 DE J U N I O DE 1963. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 81 dio bastantes frases y levanté el telr- ESPECTÁCULOS muchas veces. Él autor el saESTRENO DE EL CIANURO... ludaron- entre los actores, yJuandirector por José Alonso Millán ha obtenido un éxito claro su falta de pretensiones, por la autenticidad de recursos, por su ¿SOLO; O CON LECHE? EN ELdiálogo. sus porque negro lao ligereza üe su Y, azabache, sentido del humor carece de maldad. (Enrique LLOVET. INFANTA BEATRIZ tn tal Joe Miller en el teatro Marquina Teatro: Marquina. Título: í tal Joe Miller Autor: Mig Tilli. Decorados: Santiago OnÍL. ñon. Director: Alberto Closas. Intérpretes: Elena María Tejeiro, Rafael Arcos y Jesús Puente. No dudo que Miguel Tilli sea un hombre de teatro en casi todas sus facetas. Actor, empresario, director, autor... Y que sea un buen intérprete, un magnífico productor, un maestro de la escena. Pero ahora hay que juzgarle como autor, como autor de Un tal Jce Miller En realidad, él no ha creado este personaje. Este hombre brutal, blasfemo, torturado, ya lo hemos visto en otros autores, -en casi todos los más acreditados dramaturgos norteamericanos: el otro Miller, el gran Arthur Miller, Tennesse Williams, etc. Miguel Tilli ha sacado a su hombre de esos pródigos muelles neoyorkinos, con todas las bajas pasiones que ha encontrado a mano, y lo ha llevado a un hogar fiel, sacrificado, y al contrapunto de la bondad hecha santidad. Kl tema, pues, tampoco es original. Y su desenlace, menos. El problema de conciencia que aquí se plantea ya ha sido puesto muchas veces sobre las tablas y el celuloide. Y resuelto otras tantas de modo similar al que Tilli emplea. Antes de pasar al análisis de lo positivo, que Un tal Joe Miller lo tiene, terminaré achacándole a Miguel Tilli ciertos modales de primerizo, aunque esta sea, que yo sepa, su tercer obra. Como todo autor novel, huye de la multiplicidad de personajes. Con sólo tres criaturas edifica y culmina su comedia. Son tres personajes que casi nunca se encuentran juntos en la escena. Cuando uno sale, otro entra, y Amparo Baró, Ana María Vidal, Guillermo Marín, Isabel Pallares, Mari Carmen Prendes y José Morales, intérpretes de El cianuro... ¿solo o con leche? estrenada anoche en el teatro Beatriz. Teatro: Infanta Beatriz. Título: licia típica fie cualquier comedia inglesa El cianuro... ¿solo o con leche? de viejecitas Su diálogo es de casa Autor: Juan José Alonso Millán. El problema es sencillo: a comedia se Cae Director: Cayetano Luca de Tena. en cuanto se cae el diálogo. Principales intérpretes: Carm en Esto no sucedió anoche en toda la priPrendes, Guillermo Marín, Isabel mera parte. La segunda, después de su Pallares y Amparo Baró. estupenda arrancada, baja sensiblemente El humor necrófilo de Azcona y el diá- porque el autor considera necesario acelerar el cierre de las situaciones. Y las logo inocente de Tono pesan muchísimo sobre esta farsa negra de Juan José Alon- situaciones son menos graciosas que el diáso Millán. Ambas influencias contienen logo. Cayetano Luca de Tena ha llevado la valores muy auténticos y merecen seria consideración. El humor funerario perte- comedia, ejemplarmente, en el tono de una nece a la más pura tradición literaria es- farsa violenta. Mari- Carmen Prendes se pañola. Los muertos y su mundo gozan, encontró en ella como el j ez en el agua. entre nosotros, de una evidente atracción Se pasó, evidentemente. Pero la farsa es- cómica. Mingóte mismo ha hecho del para pasarse. Las viejas -Isabel Pallaluto una bandera y uñar diana El tema res, Lola Gálvez v María Luisa Arias- -la macabro es una inagotable fuente ds chis- siguieron muy bien el juego. Amparó Baró tes de todos los calibres. Juan José Alonso puso personaje juvenil a tono con el carácMillán toma un tema de auténtico guiño ter desconyuntado de la obra, y Ana María le quita toda posibilidad intimidatoria, Vidal y Guillermo Marín hicieron bastanacentúa y recarga los personajes, define te con defender la pareja normal incrusun ambiente y unas figuras de aquelarre tada en aquella casa de delirio. José Moy las hace hablar con toda la inocencia, rales y Pedro Espinosa construyeron unos la irreverencia, el candar y el ingenio de tipos redondos, sin matices, con valor teatral. los personajes de Tono. El de Emilio Burgos Es tan evidente esta influencia, que al- muy decorado clima de horror ayudaba bien El éxito gunos chistes- No somos nada Sobre fue franco. al gente rió muchísimo, aplauLa todo, usted -proceden directamente de la cantera descubierta, hace veinticinco años, por los autores dé, La Codorniz El ingenió verbal, más apto para el chiste fulminante que para la situación sostenida, es algo muy celtíbero, muy eficaz entre nosoíros, hasta muy sano Los alegres ceJhetes rales de Tono, Mihura y Alonso Millán ííacen, de vez en cuándo, un gran bien a nuestro incurable cáncer retórico. Por donde pasa uno de esws personajes disparatados queda, intransitable el camino. Esto Automáviles nuevos y usados. Entrees delicado, porque si el personaje no es ga inmediata en frontera (T. T. creído tampoco será atendible la situación Reeompra por FIRMA en Francia al en que se encuentre. Pero en eso Alonso finalizar su estancia. También alquiMillán dosifica muy bien. Sus situaciones ler sin chofer. Agente oficial. dentro d l guiño de ojos qpe acompaña a Gral. Sanjurjo, 40. 25311 00. Madrid. su total escapismo pueden ser aceptadas parque los personajss han llegado al borde del abismo, pero han guardado intactas las reacciones lógicas de su enormidad. Alonso Millán es un indudable auFIN DE SEMA NA tor cómico, c n ramalazos de buenísima calidad, recluido en un género menor, de Adquiere su película color o blanco y negro escasas aspiraciones y de intención des, en Espoz y Mina. 11 mayada. Su farsa- -fle título muy p co feESTABLECIMIENTOS AQUÍ liz- -está armada y construida con la maRecalados garantizados en día. 1 Rafael Arcos, Elena María Tejeiro y Jesús Puente únicamente dos llevan el peso de la obra, con lo que la convierten én un constante diálogo, vertiginoso, acelerado. Bien es verdad, y con esto me paso al banco de la defensa, que la obra mantiene un creciente interés y que, esquemáticamente, está magníficamente construida. Sigue una línea eminentemente teatral, firme, recta a la diana, que es la angustia del espectador. El drama está siempre presente. No tía tregua. Va in crescendo ha. sta culminar en un final en el que colaboran magníficamente los tres intérpretes con una entrega total y pon perfecta identificación con el personaje. Y esto es mérito del autor. De Miguel Tilli, buen dramaturgo cuando se suelte las amarras de temas y personajes conocidos. En la hora del elogio no quiero dejarme en el tintero a Alberto Closas ni al. teatro Marqina. Alberto Glosas, también ya hombre de teatro en varias 1 acepciones ele la palabra, hace de director Y muy bien. Ha estudiado la. obra con sumo cuidado. Esto se ve- en seguida. En el montaje. En los efectos de sonido, en los que colabora ¡muy eficazmente el teatro. En la transición dé escenas. Mérito también para Ontañón y sus decorados. Del breve cuadro de intérpretes desta-