Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC S Á B A D O 20 DE A B R I L DE 1 S 33. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 52 sar sino de recordar. Más ar- riba hemos citado unos nombres, he aquí otros A don Juan Villalta y a don Francisco Forit les fueron aplicadas unas placas eléctricas incandescentes, que les producían quemaduras horrorosas a don Fernán Tarrega Carrillo le quemaron los pies con un soplete para obligarle a declarar, y después- fue ejecutado. Era jefe de la checa de la plaza de Berenguer el Grande, el dirigente comunista Julián Grimau. Julián Grimau fue condenado ayer, ante un Consejo de Guerra, a la última pena. Radio Moscú, en su emisión de las. 22,30 horas del día 17 de abril, dice de él que es la encarnación de las más altas virtudes del hombre español Qtro aspecto de su tristemente célebre biografía dice así: desde el 15 de agosto de 1936, miembro de la llamada, en la zona roja, Brigada de Investigación Criminal Más tarde, secretario de üa misma. Por último, jefe de esta Brigada. Bajo sus órdenes, en. esta etapa, fueron detenidos, expoliados y asesinados: Don Ismael Alonso de Velascp, médico; don Francisco Cozar García, biselado y don Miguel Daura Ramírez. Julián Grimau no combatió como soldado en los frentes de batalla. Todos ios informes demuestran que actuó en la retaguardia dirigiendo la Brigada de Investigación Criminal, la checa del sótano de la casa número 1 de la plaza de Berenguer el Grande, actuando como agente provocador, y por sus denuncias fueron asesinados casi un centenar de personas en los fosos del castillo. de Montjuich. Además, actuaba voluntariamente como testigo de cargo en. los procesos que se seguían contra las personas, que eran detenidas por él bajo sus órdenes y a las que obligaba, bajo tortura, a firmar declaraciones falsas. Huyó al extranjero al terminar la guerra, y durante bastantes años actuó como agente internacional del comunismo. Volvió reciente y clandestinamente a nuestro país con órdenes del partido comunista para reanudar sus actividades. AI poco tiempo de iniciar esta su segunda etapa fue detenido. cifras Su memoria remota, conservada, Kvooa con lentitud, pero con ¡precisión fechas y nombres. La capacidad (fe jíuácio y raciocinio del rec uso en cuestión están rjerfeotaimerute canssrva tias. Duerme bien, sin ensueños nd pesadillas. Les con facilidad, distingue les objetos y los reconoce con los ojos carradas. Su pulso es de 70 por minmto. TfemipeTM ratera, 36,8. Tensión arterial: Máxima, 13,5, y mínima, 8,5. Las radioscopias de las ¿muñecas demuestran buena oonisoiddaieión de las fracturas. Por úlífcimo, Ja exploración de su psiquisimo revela, que és persona que 1 conserva ínfegrameíife sus facultadles mentales. -Esta campaña mundial organizada por. el partido, coimunisifca pretendía que fue torturado. Que no es así lo demuestran los infoonres médicos a que arates se alude y que señalan con precisión las lesiones y su causa. -A consecuencia de las lesiones que se produjo Julián Grimau se siguió un procedimiento de oficio ante la jurisdiisción ordinaria, que ha sido sobreseído, lo que demuestra de 1 manera. ténain nibe que las lesiones se las produjo él al lanzarse por, un baJloón de la Dirección Gsneral de Seguridad, y no por haber sido- maJitiraitado por ninguna citara persona. Reconoció ante el juez que no había sido torturado. Expresamienite requerido- para hacerlo, no presentó querella contara la Policía. -Por otra parte, su presentación ante el IWbunal que le ha juagado, en audiencia pública, y sus contestaciones y alegatos al irespooiidier a las preguntas de los miembros dfel Tribunal, del fiscal y de su abogado defensor, demuestran su tabal restatolecimienito y el ¡pleno funcionamiento ete todas sus facultades. LA CHECA DE LA PLAZA DE BERENGUER L Su jefe, Julián Grímau, ha sido con 4 enaá a la úlihita pena por wnTriBunal milííar Anteayer por la mañana se celebró la uñsta de. la causa instruida contra Julián Grimau, acusado de crímenes perpetrados durante la guerra española de Liberación y de. haber regresado clandestinamente a España para dirigir, en su calidad de miembro del Comité Central del ¡partido comunista, actividades subversivas en el interior, misión que Grimau llevó a efecto. La. vista, que fue pública, tuvo lugar ante un Tribunal militar. El acusado estuvo asistido por un defensor militar y un abogado ciinl. Después de los interrogatorios, informaron el fiscal y el defensor, prolongándose la vista durante más de cuatro horas. La autoridad judicial competente ha confirmado la sentencia de pena de muerte dictada por el Tribunal ante el que íse vio la causa seguida contra el dirigente comunista Julián Grimau, En la checa instalada en Barcelona en los sótanos de la casa número i de la plaza de Berenguer el Grande se cometieron, durante nuestra guerra, actos de vandalismo ique no se han borrado de la memoria de quienes sufrieron, en la ciudad condal, el régimen del terror. Desde principios de 1938 se señalan, confirmados por las investigaciones policíacas ¡y por las autoridades judiciales correspondientes, los siguientes hechos, cometidos en este siniestro establecimiento Detención y tortura de doña Sara Jordá jy doña Joaquina Sot, después asesinadas; detención y tortura de don Nicolás Riera ¡Marsá; detención y tortura del jefe técnico ele Transradio Española, señor Sánchez Caitálina, cuyo domicilio fue saqueado. Intento de violación de la esposa de uno de los detenidos, cuyo nombre conocemos y preferimos omitir; detención, tortura y ejecución de don Joaquín Serrano Rodríguez, juez de instrucción de Tarrasa; detención, tortura y. saqueo de su domicilio de don Manuel ¡Vara Colón, más tarde condenado a muerte y ejecutado; detención y tortura de don Celso Mira Martínez, doña Mercedes López y don Eduardo Roma Angente, obligados a firmar declaraciones falsas. Cuando las tropas nacionales entraron en ¡Barcelona fueron descubiertos los instrumentos de tortura utilizados en diversas- checas En aquel entonces todos los peidiódicos de la España- liberada, y no pocos ¡extranjeros, publicaron documentos gráficos ¡de lo que allí se encontró. Sólo vamos a referirnos aquí a los instrumentos de tortura utilizados en la tristemente célebre checa ¡de la casa número 1 de la plaza de Bereniguer el Grande Un dispositivo eléctrico acoplado a una silla donde se colocaba a las víctimas: una cuerda de violín que aplicaba sobre la garganta, provocando una agobiante asfixia que enloquecía al torturado; un sillón de los que se usan en las peluquerías, donde los detejiidos eran maltratados largas horas hasta arrancarles la declaración que se deseaba de ellos, y un cierto dormitorio, donde se encerraban con las mujeres detenidas, desnudas, a unos cuantos milicianos para que saciaran sus instintos viriles Nos repugna relatar estos hechos, ciertos- jrjcómprobados, pero no se trata de improvi- Grimau, plenamente restablecido La campaña internacional sobre Julián Grimau pretendía- que ha sido juzgado sin haberse restablecido de las lesiones que se produjo al lanzarse a la calle desde un balcón de la Dirección General de Seguridad cuando aprestaba declaración, inmediatamente después de ser detenido. Conviene precisar; -AI lanzarse a la calle, el choque con 11 tra- el pavimento le ocasionó la fractura de ambas muñecas y una importante lesión craneal én el lado izquierdo, ademas de cortes en la cara producidos por la rotura de cristales. En el hospital penitenciario, en el que ingresó el 13 de noviembre dé 1902, íue tratado por los competentes especialistas con que cuenta su cuadro médico, logrando tal mejoría que el 19 de enero siguiente fue dado dé alta y trasladado a la Prisión Provincial de Hombres (Carabanchel) Según Informe médico posterior, en la enfermería de la citada prisión de Carabanchel, Grimau realiza vida normal: come con apetito, se asea él personalmente y pasea cuanto quiere. Únicamente presenta secuelas postraumáticas de las lesiones sufridas que no precisan ningún tratamiento especial. El informe añade: Julián Grimau anda solo, sin ayuda de nadie. Se orienta en el tiempo y espacio. Responde con lucidez y coherencia a las preguntas. Tiene buena memoria de fijación, repite con presteza y facilidad dígitos de cinco París 19. Un grupo de comunistas se manifestó ayer ante el Consulado español de Lyon, para protestar contra el juicio celebrado en Madrid contra el miembro del Comité Central del partido comunista español Julián Grimau. También en Burdeos se registró una manifestación similar ante el Consulado español, en la que participaron unas trescientas personas. Los manifestantes ¡fueron dispersados por la Policía, que detuvo a uno de lo s promotores. -Efe. QUINIENTOS MUCHACHOS PROTESTAN E! N ROMA iRoma 19. Alrededor de quinientos jóvenes se han manifestado ante la Embajada española en la Santa Sede, en favor del co- fliunista español Julián Grimau. Los manifestantes se sentaron en medio de la calzada, originando un embotellamiento de tráfico. Fuerzas de 3 a Policía especial contra motines, con jeeps montaron un servicio de vigilancia entre la Embajada y los manifestantes, que después de 50 minutos se disper- l saron en medio de la lluvia que caía. -Efe LANZAN TINTA ROJA EN COPENHAGUE Copenhague 19. Tres manifestantes se; aproximaron a la Embajada española y, antes de. que la Policía pudiera entrar en acción, arrojaron dos botellas con tinta roja contra la fachada principal de la villa que ocupa la representación diplomática. La Policía detuvo a uno de los manifestantes, una muchacha de dieciocho años de edad. Al mismo tiempo, cruces gamadas fueron pintadas en la puerta de tina oficina de las cercanías, ocupada también por diplomáticos españoles. El diario comunista Latid og Folk publicó en primera página un llamamiento a todos los antifascistas para que se concentren ante la Embajada de España, para una hora de solidaridad con Julián Grimau. Manifestaciones antiespañolas en Lyon y Burdeos Efe