Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. V I E R N E S 7 DE DICSEMBBE DE 1862. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PA 81 Enfermo y con tres conciertos a la vez, tentación fácil sería quedarse en casa, pero también la crítica tiene su pequeño heroísmo cuando las cosas, de verdad, merecen la pena. Merecía la pena, asistir, en el Instituto Francés, a la imiposieión de las insigF. as de la Legión de Honor a Joaquín Rodrigo. Alegre solemnidad después de las ¡palabras de nuestro compositor sobre Debussy, después del piano de Carra y de las canciones de Monique de la Torre, intérprete también de La Grotite iraúsiea debussysta de Rodrigo para el centenario, música que ñas lleva de la mano a la razón de la fiesta: Debussy ha ejer- cido una muy hoaida influencia n nuestro compositor, -especialmente en su juventud, y cuando él mismo la recuerda- Música para un jardín por ejemplo- -la influencia retoña. Luego, recordar para la condecoración al Rodrigo parisién, al de la Sorbona, al de Baruzzi. Cuando Falla recibe la Legión de Honor en el Baláis Rotsctiild, exige que en la fiesta haya música de los jóvenes de entonces- 1928- de Joaquín Rodrigo. A la francesa, con exquisita cortesía y un deje iproustiano de rescate del tiemipo perdido, Rodrigo dijo cortas, bellas y conmovidas palabras. Quede piara otro día el comentario a la obra estrenada, con la espesa del compositor al piano, final emotivo y jubiloso. Antes, saludar a Santiago Kas- tnes: en el Instituto Británico. Le he saludado ya en mi Seminario de Historia de la Música acariciando esas bellísimas ediciones preparadas por él de dos grandes libros de nuestra historia musical: el de Salinas y el de Bermudo. Va a explicar en la conferencia, con palabras y con música, una ds sus más bellas y antiguas tesis: la importancia musical del viaje de Felipe II a Inglaterra para casarse con María Tudor, viaje en el que figura Antonio de Cabezón, prianer organista de su tiempo, el ciego iluminado que tan honda huella dejará en ¡la música inglesa de tecla, en ese virginal sobre el que soñara la Reina Isabel. KJastoar, desde Lisboa, presta servicios extraordinarios a la musicología española; sea bienvenido. Merecía la pena salir para decírselo. En medio, en el Ateneo, Conchita Rodríguez, heroína de la dificultad y de los estrenos. Siempre la misma, a cuestas con todo Brahms y con la más difícil música española. Ya el año pasado comentamos su versión del ¡piano de Eaplá y de las Sonatas de Castilla de Rodrigo. Tuvimos tiempo, nfare Instituto Británico e Instituto Francés, de oírla los Estudios de Ramón B ree, que son lo que el título indica: una. como antología de realidades y de recursos expresivos de cierta parte de lo iue. llamamos nueva música. El problema. está en la legitimidad expresiva de estos recursos: por eso mismo 3 que en estos. Estudios puede parecer de ayer, lo que suena a Srihüniberg, me parece lo más logrado. Condhita Rodríguez recibió muchísimos aplausos, que encaminó hacia Baroe. -P. Federico SOPEÑA. NUEVA JUNTA RECTORA DEL CONSERVATORIO Por el ministro de Educación. Nacional, ha sido nombrada la nueva Junta Rectora del Conservatorio de Música. Está com puysis por los catedráticos don. Josa Moreno Bascuñá na, subdirector; don Frati. cisco Calés dtero, secreta- rio, y doñ. Cristóibal Jiménez- Encina, ¡cajero contador. -Xiss dio pesesión. de- sus argos el álroetar tíél Real Conservatorio y acadésnico, den José Cubilas. 1 Amelia de la Torre y Arturo Fernández, protagonistas de Dulce pájaro de juventud estrenada anoche en el teatro Eslava. Título: Dulce pájaro de ju- se incluye a sí mismo en el ataque a cierventud Autor: Tennessee Wil- tos comportamientos sociales. Este ánimo, liams. Versión española: Anto- este im inlsoí, este apasionado color está nio de Capo. Decorados: Emilio manejada pa- r un gran escritor, gran homBurgos. Dirección: Luis Escobar. brs de teatro. Be no ser así, Tennessee Principales intérpretes: Amelia Williams, lansaáo hace, unos años coma de la Torre y Arturo Fernández. se lanza un producto comercial, no habría ¡Muy bien! ¡Muy bien! Una actriz como superado el rellano, terrible de los escritoacosAmalia d la Torre y un actor essaio Arturo res malditos Es abastante difícilteatral, esta posición Fernández puede que se vean pecas veces. tumbrar el paladar casi a partes iguale 5 a Juntos, desde luego, pro- tracen ra grandí- donde ss iiiEZclail, y el ysnsio píiriíanisrao. simo placer intelectual, -una tan alta y tlcxiia, SEnsaalifiad Más p 3- ía que filósofa. Más atrevidolimpia y honda alegría que pongo sus nombres pea delante para declarar, ante todo, qtis cB- nfoi- iaisía. Más aEíibieioso qaa prula moífesíia- el calor, la sensibilidad, el dente. Creafie? de na atiíéntisa miíalogusto y la finura con jue lian safctSo tra- gía de la histeria. Maníaco s la inocencia. tar este largo, escabrosa y doliente dúo Explorador de Sos estaáos de ánimo hipersecsibles. Coja s atmósferas i ellamado. BtsJce pájara de juventud Tennessee WiUiams es un escritor sus saÉas. Ne íTEaíista, en la froats- ra dsl nsocenmociona. Un escíitfir violento. Un es- iáealismo. ¿Caá es la K ta fiominap. t- 3 de critor que acusa. So despliegue de fearba- la obra d- s Williams? Yo creo- -su Sralce ridades, tristezas y debilidades parecen su- pájaro fie inventad se aprecia JÉSÍ ¿Í? EI IIcesivos ojeos de un cazador gms qsásre sa- te- -que esa. dominaiite es la frustraron. car culpables de entre los sembrados. La No recuerda que liaya uffia obra. z Wil 1 dignidad de Williams, la SBferida. il moral liams donde faite. una. casia í E- sí iecfea- La s Williaxns, residen en el hecho de iue o sesién- -y el desprecio a esa obsesión- -forman parte del duro informe cEe- Tenssesssa Williams, cwnvsiríidts en público fiscal. En estas condicistn- ss, lo ae se sobreentiende es, casi siempre, más grave qas lo que ss dice. La vaiiomzisús, d AleJaEÍra del ¡Lago 1- llega al paroxismo. Pero las últimas palabras fie lá OKKdia constituyen w. na petición a los espectaádres pasa íí ie recauíozcan a nuestro enzmlgo, el tsempo, en todos nosotros Claro está que en el teatro no basta con crear vinca sentimientos o suscitar unas easeeioiies; hay que emplear para ello medios estrictamente) dramáticos. 3 La eión es, en Dulce pájaro de juventud un anovimicntó crSena- iio qu permite la exhibición, el desarrollo, y el desptomaani mto de úos caracteres- -Alejandra, y Chauc J üa indiscutible, calidad teatral. Esta aislen se ordena a través de ursa serie de sonsos: de una fetrig- a. 1 A intriga es rala- tivamesite compleja- -y más aforfaisaáa en la primera parte que en la sesum a- par la acción en lineal y MKy pitra. lias rspli Fue Eiisy del agrado del público, dad s GB 3 Ittc an en esta oíwa r T j- 3 n a cuyos aplausos uno los míos, muy ser r e s u e l t a s R- bjetlvaiaente. Tenaissee WiíIsaiEis aos Invita a cs m! 5 r r BITTSSsinceros. tra isío ia Esi eso cc Í 3 e su eso es tan patético el Enrique LJovet- ABC violencia. Y par hesíios des- iaMc- íi- a E- Hfinaí. Po. rgsie m guisa arMírarfeiSad- Por Jie t. eataralmsKte venial d EOS es Iifflsasiible rechasar la última soíuesen. t 3 versión es excaleníe en cuanto a lenguaje. Se íia. í 3 a Ja prijncra irsiíad úel act ss íindíí. Se fea m- o- áificaáo tofio el resto üe ese mismo aeío. Aún así