Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
llUl Ull lll ll v u Zamora y su btxonuU f r j u d vermosellp, U BUtUvia t k Ift TrntA dr LcÓD, Vallwlolld y tMñ morerM y EUA i iaonM. luwto Burgos. IB caplUl 5 1 JIOBBL D P 1 (W ftKAOO ma conUdoi n eale lie n i BuTsoí cu nU con 46.000. De BuTBos a Satimanca, mptr 6i olí d Ja írVflA, en pocoo años. xQUUlta f r e u a p c u r de eiUf p i a d a de vlrueUj- -d Cla RftUíiín Camino de Madrid, almücno vix Avila y JOB honores rt la tctoplada fruti de Cebreros, En AVUA bomoi comJdo paJftBuaroA que deshaclaQ en 1 boc y a los qUF K Jes qultJÜM e terciopelo de IffuaDa de la piel como el pelloío al lechal. AKANJUEZ Y TOLEDO De A r n j u e z Don Antoiilo Ponz, najcfo fubUme se extaalaba n I w Jardines del Principe con naranjales 3 clúraJea entre clnamonosn y loi prUneroa cuadros de cÜaveles plantados en el país. Boütelou sembraba las fresas en risuro anviemo, aunque helara tres dias mAa u r de en el rlantío. Entonces se reinaban las írefias oon a ua templada y con un puchero para no quemar las h o j u En Miraflorefl, los íresones que vinieron de Chile. En Villaconojoi, los melones. Y e n Toledo, al lado de loa albojlcoques de hueso dulce, loa raembilllos. m membri lio. la espada y la mujer, de Toledo han de ser, S a n t a Teresa escribe desde Toledo: no h a y mfis que membrillos... En Olía 1 viaje slaup- -las ciruelas Injertadas en pl de alm ndrop y en Ulescas, las mejores guindas del mundo, ¿e eún IA aelacJón de loa PueWos de E pofia ordenada, nada menos, que por F e lipe n EL GUINDAL DE CACERES Pero d país de las aulladas sJlnda. dAA p c o o las llKoCí Quevedo. es Cftceres, 30 hectáreas de guindalera propls. Y, como al mpro. Junto U alindada moEa, U moxa cereza. Cereza Con raza; la AmbrOaana, la Mollar, Pico T egro de CA XÍVA. Por último, en Badajee, la bellota dulce. Anterior al trigo- -texto de Coi rrubla -la Ib rfca bellota tomada en cantidad produce dolor de dhbeza y la prevención es de Dloscórides el Viejo, ya traducido por el aevlllano Lagima- De todas m a n e r u Aullo Oello coloca la bellot y, probablemente, la bellota extremefia, entre I M 19 co as que merecían la pena fuer de Boma. Balemos a Córdoba, por Ciudad RíaL loa dtea mil norias de l a Dalmlel antltfua rleffa que te rle a su fruta. En Córt! M loa limones de espaldera, lo limones chufles como canBJios ensordadoa e n La noche de la ciudad. El Abate Veyfat, Ji atravesó Córdoba en 1 C 70. cuenta que vio glaantescoa montones de linwnes podrtdoa Que servían sólo para abonar las tierras. Melones de Montalbán y de La Rambla la Olta es de Eugenio Solía, pluma gue sabe de Córdotn tanto como FUcardo Molina) y para Anal los ciruelos de olor de MoPtllia. crcddoa sobre loa alberos del meíor Tino. Pepe Cobos, el eran escritor de U tierra, nos h a contado que producen todavía- -icon ciento cincuenta aftoa! -una el La MantHoaa Prícoi uns msrsv llou p ra nusva. (D l CsUlegd df Eromlngo Ortro, Waranja y JtPr 4 t leaaso. tBsprodgMiún A. Psliu. J í