Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 7 DE NOVIEMBRE DE 1963. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 71 LA SEGUNDA JORNADA DEL PROCESO DE LIEJA Desfile de tesHgos. en la dramática causa contra Susana Vandeput y su familia su París 6. (Crónica telefónica de nuestro dre; la señora Fernanda Yerna, lá abuela; enviado especial. Para presenciar el Monique de La Marck, la tía de Corinne, proceso del matrimonio Vandeput ian hermana de Susana Vandeput, y el doctor ido a Bélgica corresponsales de todos los Jacques Casters, están en contradicción periódicos de París, muchas mujeres de con el doctor Weerts, de quien dicen ellas Francia, y juristas, y médicos. La Radio- que recibieron aliento tácito para hacer difusión francesa nos tiene suspensos de desaparecer a la criatura. Monique de La los televisores y transistores. El drama se Marck ha hecho esta rotunda declaración: va desenvolviendo, escena por escena. Ca- El doctor Weerts me dijo textualmente: da vez más hondo, más patético, más hu- Yo no hago nada. Háganlo ustedes por mano. Y en Lieja se acumulan ahora no- su cuenta. ticias de todo el mundo. Es el vértice -Un médico, afirrma el doctor Weerts, adonde concurren todas las monstruosi- no debe matar nunca. El día en que el médades provocadas por la talidomida. Hoy dico tenga que matar, cambiaré yo de mismo, en Italia, ha dado a luz una mu- profesión. jer que no estaba casada; el niño era Presidente. ¿Cuál fue su reacción al otro monstruo; la madre había tomado ver a la criatura? uno de los treinta- -porque son treinta- -Doctor Weerts. -De pena, de horror La productos que, bajo denominaciones muy madre, cuando lo supo, quedó verdaderadiversas, si calman el dolor a partir del mente aterrorizada. Me dio mucha lásdía 39 de la concepción, corroen, en cam- tima. Pero yo quería ganar tiempo. Que bio- -por así decirlo- -al feto, cuyos hnc se hiciesen radiografías; llamar a cirujasos, a? nacer, son cartílagos, como ocurrió nos, ortopédicos; encerrar a la criatura. a la niña de la señora Vandeput; niña Nunca dije yo evasivamente a la familia que tampoco tenía ano, ni miembros su- que hiciesen ellos lo que quisieran. periores ni inferiores. Sólo tenía cerebro. Presidente. ¿Estaba la niña amenazaPues esa mujer italiana que ha alumbrado da? hoy a un monstruo, quiso guardárselo Doctor Weerts. -En seguida me di cuenamorosamente para sí, pero el niño murió ta de que lo estaba. a las pocas horas. Murió de muerte naPresidente. -El doctor Casters afirma tural. que en una conversación que tuvo con usLa hermana Filomena, importante tes- ted, usted le dijo: Esa pobre ¿eide me tigo en el proceso de Lieja y monjita que inquieta. Si ellos lo quieren, que lo llagan. Doctor Weerts. -Lo niego. La niña teasistió a la señora Vandeput en el parto, ha declarado hoy humildemente ante los nia vida. En el momento de nacer projueces de Lieja: Cuando supe lo que que- rrumpió a llorar. No se trataba de hacerla ría hacer con la niña, me atreví a enfa- vivir: es que vivía. Las declaraciones del doctor Weerts prodarme, y les dije: Sólo Dios da la vida; sólo Dios puede quitarla Pero nunca vocaron muchos incidentes. La- defensa pensé que hablaban en serio. Pensé que asegura que no ha dicho la verdad. Pero expresaban un deseo. Todos estábamos eso es un ultraje exclama el presidente. muy tristes. Y yo lloraba desesperadamen- Y la defensa: Mantengo lo que he dite junto a la mamá, que lloraba también cho. Susana Vandeput declara: Me dijo: sin consuelo. La hermana Filomena tiene Yo, yo, yo no puedo hacer nada, e insisen las fotografías un rostro noble, bello, tió mucho en el yo Y así ha continuado hasta última hora sereno e iluminado, bajo las tocas, con una mirada sencilla e inteligente; de brava mujer como aquí dióen. En el proceso de Lieja hubo esta tarde otra escena dramática, inesperada, imHAGA UNA BUENA INVERSIÓN presionante, y que se me perdome la adembelleciendo su hogar con jetivación, cuando la elocuencia está en los hechos mismos. El abogado del doctor un reloj estilo ingíés de Casters, que es uno de los procesados, pi pie o sobremesa, regalo útil, dio la palabra dijo: distinguido y decorativo. -Con gran emoción y de acuerdo con los otros abogados defensores de los OTROS procesados quiero comunicar la nueva desgracia que acaba de atenazar a la familia REGALOS de mi representado el doctor Casters. La SELECTOS hermana de su esposa acaba de dar a luz, en la clínica des anglais a un niño deJ SAN JERÓNIMO 13 j ¿M 2 forme. Había ingerido un medicamento FRENTE AL TEATRO REINA VICTORIA que se llama noctosedif (derivado de la talidomida) Nos ha dicho la madre que había ingerido un comprimido diario a partir de la sexta semana del embarazo. Mi cliente quiere que se conozca esta nueva desgracia de su familia y que se sepa Oficial de 1. a, de 28 a 35 años, precisa que el caso es diferente al de la niña de importante empresa industrial en Villala señora Vandeput. El niño que acaba de verde Alto. Dirigirse: Apartado Correos 137. Madrid (987) nacer tiene brazos. Las manos están replegadas sobre sí mismas, y será posible una operación. El doctor Casters quiere hacer saber a la Sala que en el caso de la criatura nacida hoy él hubiera procedido de distinta manera. Un médico- -me AGEHCI OFICIAL ha dicho- -debe luchar cuando, coma en el VENTAS t SERVIGOS caso de su sobrinito, existen posibilidades de que el recién nacido sobreviva. Pero éste no era el caso de la niña del matrimonio Vandeput. La Sala- -comentan los periódicos- -quedó petrificada. Había penetrado en ella ana onda, una ráfaga pétrea de emoción. En seguida se requirió a otro testigo importante: el doctor Veerts, el médico que asistió al parto con la hermana Filomena. Los cinco acusados, a saber: 109 m. 2 junto Juan Bravo, todo confort. Susana Vandeput, madre de la, niña 500.000 contado y 65.000 Bvneo, con lujosos muebles. Ocasión. Apartado 886. muerta; Juan Noel Vandeput, el pa- CATÁSTROFE MINERA EN NORUEGA Diez muertos y once desaparecidos Longyearbyen (Spitzber- gen, Noruega) 6. A última hora de la mañana, diez cadáveres han sido recuperados de la ca tástrofe ocurrida en una mina de carbón cercana a esta localidad. La explosión ocurrió en una mina en New Aelesund, el establecimiento minero situado más al norte de la isla de Spitzbergen. El director de las operaciones de rescate y salvamento, J. B. Ertsaas, dijo que todos los hombres que trabajaban- en el pozo donds se produjo la explosión resultaron muertos instantáneamente. Las comunicaciones marítimas entre Noruega y Spitabergen quedan cortadas en el invierno por el hielo de los fiordos. La isla no tiene aeropuerto. No se sabe, de momento, la causa de la explosión, pero desde Oslo Se enviará mañana un Comité de investigación. Diez mineros resultaron muertos cuando estaban esperando descender al pozo de la mina, pero otros once hombres habían descendido previamente. Se desceñóos la suerte de éstos, pero se cree que han perecido. -Efe. de la tarde la audiencia de hoy sin interés mayor para mis lectores. Desfile de médicos. Desfile de deudos. El proceso terminará quizá mañana. Los jurados belgas que decidirán la suerte de los cinco procesados son doce- -por razones sentimentales no se ha querido que hubiera mujeres- y se reunirá sin el presidente. En el caso de igualdad de votos- -seis en favor y seis en contra de la culpabilidad- -la absolución será automática. Pero si el Jurado vota por la culpabilidad, entonces el presidente y los dos asesores se reunirán con los doce jurados, y estas quince personas decidirán la pena. En el case de que los jurados- por una mayoría reducida de siete votos contra cinco decidiese la culpabilidad, el presidente y sus dos- asesores se reunirían también con ellos, con el propósito de inclinar la sentencia en un sentido o en otro. Por la televisión hemos visto que a la salida de la Audiencia el público gritaba en las calles: ¡Absolución! ¡Absolución L. C. LA MUCHEDUMBRE PIDE A GRITOS LA ABSOLUCIÓN Lieja 6. La madre de la pina muerta, Suzanne Vandeput, de veinticinco años de edad, permaneció durante toda la. declaración del profesor Hoet, uno de los más destacados especialistas de Bélgica, con las manos puestas sobre sus orejas, -mientras que sti hermana y su madre- lloraban desesperadamente. Los médicos y los técnicos que han declarado durante la sesión de la mañana y la de la tarde han estado de acuerdo en que la niña tenía pocas, por no decir ninguna, probabilidades de sobrevivir. El informe de la Policía ha sido favorable a los cinco acusados, conocidos por su seriedad, buenas costumbres y solvencia moral. El oficial de Policía añadió en su informe que no ha podido encontrar ni una sola persona que hablara mal de los detenidos. Cuando éstos eran devueltos a la prisión de Lieja, -la gente reunida ante la cárcel prorrumpió en gritos de Absolución, absolución Hubo de intervenir la Policía para abrir paso al vehículo entre la multitud. Durante su intervención, el profesor Hoet declaró que, aunque no había visto a la niña, sabía por los informes médicos y el resultado de la autopsia que la pequeña carecía de ano, y que expulsaba sus excreciones a través de la vagina, al mismo tiempo que padecía deformaciones intestinales. Efe. LUJOSO PISO