Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 3 DE OCTUBRE DE 1863. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 39 JAMES MEREDITH ASISTE A LAS CLASES ESCOLTADO El gobernador de Mississipi esiá diado anís un Tribunal Sus compañeros blancos ie han acogido con aféelo y simfederal para que responda ds los recientes disturbios patía, aunque no se sientan en los pupitres de su alrededor EL NEGRO NORTEAMEBICANO HA EMPRENDIDO EL CAMINO HACIA LA IGUALDAD SOCIAL Washington 2. (Crónica de nuestro corresponsal, por belex El negro James Meredith pasó la última noche en el segundo piso de uno de los dormitorios de la Universidad de Mississippi. El edificio, de ladrillo rojo, estaba completamente iluminado con reflectores. Una sección de parachutistas federales montaba la guardia en el exterior. Toda la explanada universitaria estaba rodeada de tropas. En el campus vivaqueaban los soldados. La noche era fresca y encendieron hogueras para calentarse. Los jeeps de las patrullas recorrían el recinto; las armas estaban a punto... Esta mañana el negro Meredith ha vuelto a clase. Le escoltaban cuatro alguaciles judiciales del Estado central y le seguía un vehículo militar. Meredith es un negro delgado, de estatura media, bien vestido. Llevaba un traje gris oscuro, cuidadosamente planchado, -corbata granate v zapatos negros. Se esfuerza en mantener una presencia de serenidad sistemática. Habla poco. Ayer, cuando fue a matricularse, se le preguntó cómo se sentía- -después de una noche de tiros- y dijo con voz quieta: El día no fue lo que se dice feliz... j En medio del tumulto y la sangre que su presencia ha desencadenado en la Universidad de Mississippi y del drama entre el irredentismo racista del Estado y la imposición de la Ley por la fuerza armada del Estado federal, Meredith parejas moverse con la impasibilidad del hombre predestinado, como si no estuviese en el epicentro del huracán, como si nada le importara demasiado. Da la impresión de que si se encontrase solo, rodeado por una muchedumbre blanca y fanatizada yendo a por él, con piedras v armas en las manos, la contemplaría con esos ojos quietos y pasmados y se dejaría linchar sin proferir un grito, sin intentar un movimiento de defensa. Esto no se hace por motivos políticos. Esto se hace por convicciones heroicas e inexpugnables. Acaso, si sobrevive, el negro Meredith se convierta en un ídolo de. la raza negra, en un mártir de la causa racial, pero no parece que aspire a convertirse en un caudillo con aspiraciones a senador. Es un caso impresionante de impasibilidad ante el rencor y la muerte. Esto durará lo que dure. Han sido reforzadas las tropas de ocupación de la Universidad. En la región habrá en este momento no menos de 10.000 soldados, con todo su material militar. Es una fuerza aplastante e inapelab j. Hay centenares de detenidos. No entra ni sale nadie de Oxford y la Universidad, una persona, un vehículo, sin un registro completo. Se han encontrado arsenales de armas y municiones. El ex general Walker, detenido ayer tarde, acusado de incitación a la revuelta, ha sido enviado al hospital de una cárcel del Estado de Missouri, departamento de psiquiatría. Se le pedían cien mil dólares de fianza que no ha podido pagar. Ya detenido, dictó una nota destinada al gobernador del Estado, Ross Barnett, declarando que está a su lado, suceda lo que suceda. Barnett, a su vez, está citado ante el Tribunal federal de apelación de Nueva Orleáns, hoy. Si no comparece se le condenará por desacato judicial y se le encausará por responsabilidad en la tragedia universitaria de anteanoche. Se la puede llevar a la cárcel. Barnett acusó anoche a los alguaciles federales de haber provocaao los motines al atacar con bombas lacrimógenas a los pacíficos manifestantes, que habían invadido el recinto universitario en cuanto la Policía de carreteras del Estado abandonó sus puertas de entrada. Los pacíficos manifestantes trataron ayer mañana de echarse sobre las tropas federales que patrullaban las calles de Oxford, y hubo que dispararles a los pies para detener su marcha. Entre los centenares de detenidos hav más de la mitad de forasteros, gentes venidas de los Estados de Louisiana, Alabarna y Georgia, muchos de ellos medio bebidos. Si en la noche del domingo al lunes hubiese habido en la Universidad de Mississippi o en el pueblo de Oxford un caudillo de verdad, capaz de mandar y organizar el frenesí antinegro, podía haberse producido una gran tragedia, repitiendo cien años más tarde un sangriento episodio de la guerra de Secesión. El ex general Walker no era ese tipo de caudillo. Era un fanático sin imaginación ni talento, que se metió en el campus con su sombrero tejano y su aire adusto, pensando, quizá, que había llegado el momento dscisivo de su vida de resentido, tratando de excitar a una masa estudiantil ya enloquecida. El Ejército norteamericano- -y el mundo occidental- -puede realmsnte pasarse sin generales como Edwin Walker que mandaron en jefe, durante años, delicadísimos sectores de Moción en las fronteras do la guerra fría. Suponiendo que la crisis haya terminado por el momento, no es fácil establecer un balance. En el mejor de los casos quedarán zonas horribles de odio apasionado, de humillación local y de rencor racial. Quedará también, desde luego, la lección de la fuerza física del Estado central, imponiendo la Constitución federal frente a las leyes y los prejuicios de los Estados. Ello era indispensable y será saludable. No se puede jugar con localismos racistas cuando el espacio sideral se llena de cohetes y de cosmonautas. Estamos en la era atómica, la de la exterminación total. Los caminos que llevan a Oxford (Mississippi) no van a Cuba ni a Bsrlín. Van en dirección contraria. En cualquier caso, algo puede afirmarse: el negro norteamericano ha descubierto su camino hacia la igualidad social y ya no se detendrá. Un blanco subió hace unas noches al escenario desde el cual el doctor Martin Luther King hablaba a un auditorio negro en la ciudad de Birmingham (Alábanla) y lo abofeteó. King se pasó la mano por la cara y continuó su discurso. La resistencia p a s i v a- -la fórmula de Mahatma Gandhi- -es la norma del activismo negro en este país. El negro dispone de caudillos, organización, trayectoria, voluntad, dinero y se sabe apoyado por la Constitución y el Estado federal, y ya no le detiene nadie. Dentro de unos pocos años- ¿cinco, diez? -se le tendrá que acep. tar en todos los niveles de la sociedad como ciudadano de primera clase. Thurgood Marshall, el brillante jurista negro que defendió y ganó ante el Tribunal Supremo en 1954 la constitucionalidad de la integridad escolar- -Little Ftock- es hoy magistrado de un Tribunal de nrimsra instancia del Estado de Nueva York. En la Casa BJanca hay negros. El subicfs de Prensa de la presidencia, Andrew es un hombre de color de gran competsncia. Una de sus hijas asiste al Kindergarten, organizado en la misma Casa Blanca por la señora de Kennedy. Cuando los racistas del Sur se enteran de semejantes cosas se les ponen los p los- de punta, pero no pueden ya detener la corríante de los HOY SERA LANZADO AL ESPACIO EL COSMONAUTA NORTEAMERICANO SCHIRRA Cabo Cañaveral 2. Las perspectivas meteorológicas para el viaje espacial de seis órbitas que el astronauta norteamericano Walter Schirra intentará realizar mañana han mejorado notablemente en las últimas veinticuatro horas y los funcionarios y técnicos de esta base han anunciado que esperan que todo se desarrollará satisfactoriamente. Por su parte, funcionarios de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio han informado que el mal tiempo afectará sólo muy ligeramente al sector en que regresará a la Tierra el astronauta en el caso de que tenga que realizar solamente dos órbitas. Si todo se desarrolla según los planes previstos, Schirra deberá permanecer en el espacio durante nueve horas y once minutos. En el caso de que circunde seis veces a la Tierra, el lugar en que debe caer la cápsula estará situado a unos 440 kilómetros al noroeste de la isla de Midway. Si el astronauta regresa a la Tierra al término de la tercera órbita, el punto de aterrizaje estará en una zona no determinada del Atlántico. Los equipos de recuperación del astronauta estarán integrados por más de 40.0 CO hombres, contando además con 30 buques y ido aviones, estacionados ya en zopas estratégicas del Atlántico y del Pacífico. -Efe. ¿Estén limpias sus lámparos? Una lámpara bien limpia luce el doble que si está sucia o empolvada. Para limpiar pronto y bien las suyas use CRISTASOL Se pulveriza: hss. se seca... y en un instante quedan limpias y relucientes, con ese bonito brillo que antes sólo se conseguía en las lámparas de mucho precio. Úselo usted. CRISTA 5O L se vende ahora en frascos de plástico con tapón pulverizador. ENFERMOS DE PULMÓN Y CORAZÓN TRATAMIENTOS MÉDICO- QUIRÚRGICOS Situado a 14 Km. de Madrid, en la- carretera de Miraflores, con extenso parque. Lugar adecuado de reposo y convalecencia.