Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 2 DE OCTUBRE DE 1962. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 39 LA UNIVEESIDAD DE SETENTA Y CINCO PERSONAS RESULTARON HERIDAS Y MAS DE CIEN DETENIDAS La Universidad fue ocupada militarmenie y se impuso la Ley Marcial en Oxford Las turbas arrojaron un cocktail Mcloioí cinira las fuerzas del Gobierno EL ESTUDIANTE NEGRO JAMES MEREDITH PUDO AL FIN MATRICULARSE Y YA HA ASISTIDO A CIASE el negro. ¿Ley seca? ¿Mercado negro e Washington 1. (Crónica de nuestro corresponsal, recibida por telex Teikía impuestos? ¿Votar un negro? Ni pensarlo que suceder. Cuando en el Estado más atrasado de la Unión norteamericana los homa menos que sea capaz de explicar la bres públicos afirman que irán a la cárcel antes que acatar la ley del Estado fedenl; Constitución de Estados Unidos. Hernanmiando los gobernadores y los racistas excitan a los jóvenes a la resistencia; cuando el ex- general que mandaba las fuerzas que fueron hace cinco años a Little Roosk, do de Soto y sus hombres cruzaron en 1540 el territorio. Desde 1781 a 1788, el Eciwin Walker, va de Texas a Mississippí afirmando que llegan voluntarios de te do territorio perteneció a España. Luego, el el país para impedir el ingreso del primer estudiante negro en la Universidad del Gobierno de la joven Unión Americana Estado; cuando convergen sobre una población pequeña como Oxford- -siete mil l a estableció el llamado territorio ds Mississibitantes- -los fanáticos del Ku Kux Klan y los agitadores del partido llamado de los Derechos de los Estados y algunos reverendos protestantes de las Iglesias del íior ppí, y éste se convirtió en el vigésimo Estado de la Unión en 1817, para separarse apelan contra la unificación de blancos y negros en una sociedad, y cuando todo se concentra, como una fuerza ciega de la naturaleza cargada de rencores, pasiones) y de la misma en 1885) siguiendo a Carolina del Sur, al estallar la guerra civil, y atavismos, sobre un negro llamado James Meredith, la explosión es inevitable y pu ¡reingresar en 1870, al cabo de seis años de sar horrenda. El resultado ha sido una noche de locura en una Universidad del sur norteame- ocupación militar y reconstrucción política. El Estado, fundamentalmente algodonericano, una población ocupada militarmente, muertos y heridos entre los combatienro, es pobre. Su ingreso per capita en tes, rencor y miedo entre las razas y lla 1960 era casi la mitad del promedio del gas que tardarán mucho en cicatrizar en dos millones. El Estado mantiene todavía conjunto de Estados Unidos. El atraso el organismo de toda una nación necesi- oficialmente la ley seca, pero funciona ülí agrícola, el racismo y las posiciones polítada de unanimidad y de unidad. Esta un mercado negro de alcohol, tolerado jor mañana, en la Universidad ensangrentada las autoridades. Sus agentes, establecidos ticas blancas- -el gobernador aspira a la reelección en noviembre- -han producido, de Mississippí, vigilado por la fuerza pú- en la frontera de los Estados vecinos, sopor acumulación, la crisis racial de hoy, blica y rodeado de unos pocos estudiantes bran un fuerte impuesto sobre la entríida la más grave desde la guerra civil. Una blancos que se atrevieron a ir a clase, el clandestina de alcohol en Mississi ijJÍ ¡negro James Meredith, ex sargento de las donde la bebida es demasiado cara pura crisis de pasiones y de fuerzas en presencia alrededor del primer negro que quiso fuerzas aéreas de la nación, matriculado matricularse en la Universidad absolutaal amparo de los fusiles del Ejército, ha mente blanca del Estado, de acuerdo con comenzado en la Oíd Miss su curso de los derechos que le atribuye la Constituciencias políticas. La primera lección versó ción nacional. sobre la historia colonial de los Estados En su apelación, televisada anoche a la Unidos. La clase fue ordenada. Pero la exnación, Kennedy dijo qug casi todas las planada universitaria! vista desde las venUniversidades de los Esíados del Sur han tanas, era un campo de batalla. A lo leroto la muralla segregacionista. Virginia, jos, en la población de Oxford, ss escuCarolina del Sur, Georgia, Floriüa, Xexas, chaban disparos y gritos y se veían banLouisiana, Tennessee, Arkansas y Keníucderas rojiazules de la Confederación. Se ky admiten hoy a estudiantes ds color. ha Sentado el principio del respeto a la Poco a poco, los más apasionados reductos Ley. Pero nadie parece saber cómo el neblancos del Sur aceptan la realidad hisgro Meredith sobrevivirá, a la larga, en setórica del cambio en una nación qus se mejante medio ambiente. Meredith tiene proclama defensora del mando libre en vocación de mártir, una actitud gandhiana tados los continentes. En estas conáioionss ante la fuerza bruta, pero no creo que una era inevitable una actitud de firmeza inUniversidad pueda funcionar rodeada de transigente por parte fiel poder ejecutivo ametralladoras, ni que un estudiante lleante la rebelión de Mississippí, y esto es gue a ninguna parte si las tropas tienen lo que ha sucedido anoche, y en el día de que ampararle dentro da la Universidad hoy en Oxford, donde no han valido las para que no se le linche, que es lo que razones del diálogo, la presión juiioial ni en la trágica noche de ayer hubieran hela conversación amistosa. Ha slsto indischo, sin duda, algunas de las masas amopensable emplear la fuerza armada. El gotinadas, si hubiesen conseguido ponerle la bernador Koss Barnst, que, según dice hoy mamo encima. No lo consiguieron, primero, la Casa Blanca, había prometido verbalporque no sabían dónde se encontraba; mente a Kennedy por teléfono que protesegundo, porque en el edificio donde se gería el ingreso de Meredith en la explahallaba había una muralla fie ametrallaDisponemos de todos los nada universitaria- -el eampus retirá doras a punto. a las fuerzas de su Policía dajando el reEsta tragedia norteamericana ha llegado modelos oficiales para cinto a merced de los agitadores y fie las a su culminación gracias a hombres de un turbas. Contra ellas, durante seis trágicas uniformes escalares. obtuso fanatismo racial como el gobernahoras, tuvieron que defenderse los centedor del Estado, Ross Barnett. Hace doce nares de alguaciles judiciales que acompaaños Ross Barnett era un abogado en ñaron a Mereáith a la Universidad. La ejercicio, y fue al Estado de Conecticutt masa estudiantil, espoleada por agitadores para intervenir en un pleito entre dos em- -entre ellos el ex general Walker trapresas constructoras. Cuando fue a almortó de asaltar por dos veces el edificio donzar a un restaurante y vio que un negro de se encontraba Meredith. Un repórter de estaba comiendo allí, se levantó de su mesa C e n t r a l F U E N C A R R A L 21 la France Press murió de un disparo en y exigió a gritos que el dueño echara al la espalda. Hubo otros muertos. Setenta y negro a la calle. El propietario contestó Sucursales: T O L E D O 7 cinco heridos. Varios automóviles y vehícuque en el Estado de Conecticutt todo el los militares fueron incendiados. Fue una mundo tiene acceso a los establecimientos CARRERA de SAN JERÓNIMO, 1 noche de locura dentro de una Universipúblicos, blancos o negros. Barnett, al oir dad norteamericana. Fue necesaria la ocuesto, armó tal escándalo, que hubo que PASEO DE LAS DELICIAS, 27 pación militar de la Universidad para resllamar a la Policía para que se lo llevass tablecer un mínimo de orden, y hoy, ha del restaurante. habido que imponer de hecho la Ley MarHombres así llegan a gobernadores en cial en ¡a población de Oxford, dond; viun Estado como Mississippi. No son seres vió y murió hace paco Williams Fanlkner... humanos que razonen. Son fanáticos inEstamos en el centenario de la Guerra transigentes que muerden. La pesadilla de Secesión. La tragedia de Oxford fianegra es el centro nervioso de su existenmuestra hoy hasta qué punto si; ni n lacia. El cuarenta y tres por ciento de la tentes en ciertos Estados del Sur las papoblación de Mississipj ¡es negra, el más siones y los rencores que se produjaron alto porcentaje en Estados Unidos después en 1860. del distrito de Columbia. Son 915.000 neEl sangriento estallido civil. Poco a poco mesjtas, banquetas, varios. Digros en una población de un poco más dp se ha impuesto la razón, pero el procesa rectamente artesano. 335 50