Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 29 DE SEPTIEMBRE DE 1962. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 31 SIPPI RODEAN LA UNIVERSIDAD Tratan de impedir, contra la ley, que un negro se matricule EL GOBERNADOR SE NIEGA A ACATAR LAS ORDENES DE LOS TRIBUNALES, ENFRENTÁNDOSE ABIERTAMENTE CON WASHINGTON Paracaidistas y policías federales se preparan para intervenir conira los efectivos del Estado Washington 28. (Crónica de nuestro corresponsal, por telex Cuando el gobernador de Mississippi concentra a las fuerzas de orden público de su Estado- -Uoliccía, patrullas e carreteras, alguaciles- -alrededor de la Universidad estatal para que impida por la violencia el ingreso en la misma de un estudiante negro que Quiere matricularse, ello es una rebelión del Estado particular frente al Estado central. Cuando un ex general del Ejército, Edwin Walker, que mandaba las tropas que el entonces presidente Eisenhower envió a Little Rock en 1957 para proteger la entrada de varios adolescentes negros en las escuelas secundarias de la población, pide que diez mil hombres jóvenes y animosos ds cada uno de los Estados de la Unión vayan como voluntarios a Mississippi para sostener al gobernador Barnett tn su rebelión contra el Gobierno central, en el caso de que éste envíe fuerzas del Ejército a aquel Estado, ello es más que una rebelión. Es una incitación a la guerra civil, una llamada a las armas. Por fortuna, no creo que en Estados Unidos existan diez mil locos en cada uno de sus Estados capaces de responder a la insensata apelación del ex general Walker. En los Estados de la Confederación de 1860 hay muchos fanáticos racistas- -Walker afirma esta tarde que ge le han ofrecido diez mil voluntarios de Louisiana- pero no pueden ni soñar en enfrentarse con el dispositivo militar del Gobierno central, que los aplastaría en minutos. Sin embargo, el solo hecho de que semejantes cosas sucedan v semejantes palabras se digan en los Estados Unidos de hoy da la medida de un estado de cosas serio en la crisis racial del país. Cuando ello sucede en Sudáfrica, donde ínfimas minorías blancas tratan de contener el torrente de inmensas mayorías negras, la cosa no es humanamente defendible, pero tiene una explicación en términos de poder y de futuro. En Estados Unidos el negro es la décima parte de la población. Se le ha traído aquí como una mercancía. Ahora es un ser humano emancipad de la esclavitud, reivindicados sus derechos de ciudadano norteamericano. Estos derechos le son negados. Un negro aspira a entrar en una universidad y se le cierran las puertas, y se movilizan fuerzas policíacas para no dejarle ni entrar en el recinto blanco. Esto es no sólo una tragedia para Norteamérica, sino una vergüenza para todo el mundo occidental que se supone que Estados Unidos acaudilla. Véase, a este respecto. lo que dice la Prensa soviética y lo que debe estar diciendo en estos momentos toda la Prensa africana y asiática. La realidad de esta tarde de viernes del mes de septiembre del año atómico de 1862 es la siguiente: las autoridades del Estado de Mississippi, representadas por su gobernador, Mr. Ross Barnett, emplean la fuerza para impedir la entrada en la Universidad del Estado a un estudiante negro llamado James Meredith, de veintinueve años, que sostiene, con razón, que posee los mismos derechos a la educación que cualquier otro ciudadano del Estado donds ha nacido, Mississippi. Esto es absolutamente claro. A Meredith le sostiene la Constitución y un veredicto del Tribunal Supremo, dado en 1954, declarando anticpKstituciosial la segregación racial en el sistema de enseñanza de Estados Unidos. Puede discutirse hasta donde se quiera la prudencia del veredicto dado en 1951 i por el Supremo, pero no su validez. Los Tribunales federales no tienen más remedio que sostener a todo trance aquel veredicto. Cuando un estudiante apela ante ellos para que lo apoyen, tienen que apoyarle. Cuando el gobernador de un Estado se niega a aceptar el veredicto y moviliza contra él las fuerzas a su disposición, los Tribunales no pueden hacer más que citarle y encausarle, que es lo que sucede esta tarde en el Juzgado de apelación de Nueva Orleáns. El gobernador no ha comparecido esta tarde, colocando al Tribunal en la única alternativa de ordenar su detención por desacato a la autoridad judicial. La escena de ayer alrededor de la Universidad de Mississipi fue patética. Quinientos hombres armados, con casco de combate, mascarillas antigás, montando la Para sus hs ¡as para todos los Colegios de España. EN UNA SOLA VISITA a nuestros Departamentos especializados, resolverá con el máximo detalle y la más cuidada perfección, sus equipos colegiales. I J í í- i- IGUALMENTE, podrá adquirir: ROPA INTERIOR TRAJES DE DEPORTE ZAPATOS MATERIAL ESCOLAR y para el alumnado interno... ROPA DE CAMA Y MESA, MENAJE ESCOLAR, etc. junto a toda clase de ARTÍCULOS COMPLEMENTARIOS ARTÍCULOS DE ASEO ¡NO ELIE PARA EL ULTIMO RS 0 MEÜTO, EL EQUIPO COLEGIAL DE SUS H U Í S!