Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. J U E V E S 5 DE J U L I O DE 1802. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 35 ACUERDO; HISPANO- FIUPINO La Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores ha facilitado la siguiente nota: En- el día de hoy, y en el palacio ele Santa Cruz, el subsecretario de Asuntos Exteriores de la República de Filipinas, señor don Salvador P. López, ha hecho entrega, en respuesta a una nota enyiada por la Embajada en Manila, de otra nota firmada y dirigida al ministro de Asuntos Exteriores español, en la que, a la vista de las normas aplicadas por el Gobierno español para la concesión de visados y autorizaciones de estancia y residencia de subditos filipinos en España, se declara que, en reciprocidad, las autoridades filipinas de Inmigración recibirán instrucciones para extender de nuevo permisos de residencia a subditos. españoles en las condiciones previstas en la ley de Inmigración de aquel país. Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, don Fernando María Castiella, ha hecho entrega al embajador de la República de Filipinas, señor don León María Guerrero, de una nota firmada en la que el Gobierno español expresa su conformidad con la doble propuesta del Gobierno filipino sobre exención de visados de pasaportes diplomáticos y oficiales expedidos por los Gobiernos de ambos países, así como sobre la gratuidad de los recíprocos visados de turismo y negocios cuya validez no exceda de cincuenta y nueve días. Él acuerdo a que se refiere, ésta segunda nota entrará en vigor el día 1 de agosto próximo y permanecerá vigente hasta que se dé por derogado o reformado, según acuerdo de las partes. zos de Escuadra. Seguidamente los ilustres visitantes pasaron a la residencia del palacio para descansar. El señor Macapagal y su esposa se vieron obligados a salir al balcón principal para corresponder a los vítores y aplausos del gentío; estacionado en la plaza, de San Jaime. Los ilustres huéspedes contestaron emocionados a los aplausos dé kf multitud. O NA DE GALA EN HONOR DE LOS ILUSTRES HUESPEDES El Presidente de Filipinas, don Diosdado Macapagal, ha sido obsequiado con un banquete de gala, celebrado en el Ayuntamiento, a las diez de la noche. En una de las dos presidencias figuraba el Presidente filipino, que tenía a su derecha a la señora de Porcioles; señor Hechanova, marquesa de Castell Florite, señor León M. de Guerrero, señora de Torroja; señor Heredia, señora de Brías, fiscal de la Audiencia, señor Aceba; y a la izquierda, á la marquesa de Villatorcas, marqués de Castell Florite, señora de Ribas, don Arturo Macapagal, señora de Toro, general Vives Camino, señora de Roig, señor Balayud, señora de Moreta y señor Arozamena. En la otra presidencia figuraban el ministro Señor Gual Villalbí, que tenía a su derecha a la señora de Macapagal, alcalde de Barcelona, señora de Montesino Espartero, don Salvador T. López, señora de González, gobernador militar, señora de Mussons, coronel Dizón, señora de Chías, y jefe del Sector Aéreo; y a la izquierda, a la señora de Strada, capitán general señor Martín Alonso, señora de Lozano, señor Delibes, señora dé Toda, presidente de la Audiencia, señora de Román, señor Estrada, señora de Calviño y señor Puig de la Bella Casa. La Banda Municipal interpretó durante la cena un selecto programa, y el alcalde, don José María de Porcioles, pronunció ál final ufi discurso. Barcelona, al daros hoy la bienvenida PAGAL Y A Acompaña al Presidente filipino eL ministro señor Gual Villalbí Barcelona 4. Poco después de las siete menos cuarto de la tarde aterrizó, en el aeropuerto del Prat, el reactor de Iberia que ha conducido desde Madrid a Barcelona al presidente de la República de Filipinas, don Diosdado Macapagal, y séquito. El aparato se posó en uno de los extremos de la pista central, y al descender el ilustre estadista, acompañado por el ministro señor Gual Villalbí, fue saludado por el segundo jefe de la Región Aérea Pirenaica, general Vives, y por la marquesa de Villatorcas, esposa del capitán general de Cataluña, que ofreció un ramo de flores a la señora de Macapagal. El aeropuerto aparecía adornado con banderas y gallardetes de los dos países, y en éi se congregaron las primeras autoridades y la colonia filipina residente en Barcelona. Rindió honores una compañía del Ejército del Aire, con bandera, banda y música. En 1 momento de pisar tierra el presidente de Filipinas, las baterías de costa del Cas- tillo de Montjúich dispararon en su honor una salva de veintiún cañonazos. En la propia pista central, el ministro señor Gual Villalbí, que acompañaba al presidente en representación del Jefe del Estado, Generalísimo Franco, presentó al señor Macapagal a las autoridades barcelonesas, encabezadas por el capitán general, teniente general don Pablo Martín Alonso gobernador civil- accidental, señor Heredia; arzobispo- obispo, doctor Modrego; presidente de la Diputación, marqués de Castell Flo rite; presidente de la Audiencia Territorial; fiscal general, delegado de Trabajo, generales Serra Algarra, Rivero y Ruiz Fornells; comisiones de jefes y oficiales del Sector Aéreo; colonia filipina, presidida por el cónsul general, don Leopoldo Brías, y esposa, que ofreció un ramo de flores a la señora de Macapagal; directivos de la Compañía Española de Tabacos de Filipinas, y otras personalidades. Las amplias terrazas se hallaban repletas de público que vitoreó al insigne huésped, a Filipinas y a España. También se. hallaban grupos de empleados de la Compañía dé Tabacos de Filipinas con una gran pancarta de salutación al presidente Macapagal. Después de las presentaciones al presidente y a su. esposa, el señor Macapagal, -con el ministro señor Gual Villalbí, ocupó el podio instalado en una de las pistas del aeropuerto, desde el que presenció el desfile de las tropas que habían rendido honores. Terminado él desfilé, el presidente y su séquito y las autoridades barcelonesas ocuparon los automóviles para trasladarse a lajplaza de España, donde se celebró la solemne recepción oficial. Al abandonar el aeropuerto, el 1 público congregado a lo largo de la autopista de Castelldefels, vitoreó con cariño al presi. dente filipino, que correspondió agitando la mano en señal de saludo. RECEPCIÓN OFICIAL DEL AYUNTAMIENTO BARCELONÉS El automóvil que conducía al Presidente de Filipinas y al ministro señor Gual Vi. llalbí llegó a la plaza de España a las siete y veinte de la tarde, donde se celebró la recepción oficial. Al pie de una tribuna, situada a la entrada de la plaza, aguardaban la llegada del Presidente el Ayuntamiento en corporación, presidido por el alcalde, señor Porcioles, y su esposa; Cuerpo consular acreditado en Barcelona; generales con mando en plaza, representaciones dé organismos oficiales y entidades corporativas. La plaza de España ofrecía urí brillante aspecto, engalanada con banderas y gallardetes de los colores de Filipinas y de España. Las escalinatas de la entrada a la Exposición se hallaban repletas de público, así como los andenes de los alrededores de la tribuna, y los balcones de. los edificios contiguos, que lucían colgaduras, se hallaban llenos de público. A la llegada del automóvil del Presidente y al descender el señor Macapagal del vehículo, fue saludado por el capitán general, don Pablo Martín Alonso, que se había adelantado desde el aeropuerto, en compañía del cual revistó a la fuerzas que rendían honores a los acordes de los himnos nacionales de los dos países. El público prorrumpió en estruendosos aplausos de simpatía hacia el Presidente del país hermano. La esposa del Presidente fue obsequiada por la esposa del alcalde con un ramo de flores. Én seguida, el señor Macapagal se dirigió ál pie de la tribuna, donde el señor Porcioles le dio la bienvenida en nombre de la ciudad. -Luego ocupó un coche descubierto, en compañía del alcalde, para hacer su entrada en la ciudad. A lo largo del recorrido por las principales vías, barcelonesas fue objeto de incesantes muestras de simpatía y afecto. En la Diputación Provincial, donde se alojará él- Presidente de Filipinas y su esposa, fueron recibidos por el Presidente de la Corporación y la marquesa de Castell Florite. Rindió honores una sección de Mo- José Castán: Derecho civil español común y foral tomo I, vol. 1. Ideas generales. Teoría de la norma jurídica (décima edición) 280 iptas. Ezequiel Cabaleiro: La doble nacionalidad 40. J. L. Fernández Cajtitos: El problema de la vivienda y de la usura 20. F. Montero Palacios: Propiedad industrial 170. Procedimiento en materia de propiedad industrial 80. Dichos libros y todos los que usted necesite, puede adquirirlos al contado o a plazos en el Instituto Editorial Reus -Preciados 6 y 23. Madrid. PUBLIC ACIONES REUS a 65 Km. cercada con muro de piedra, dos hectáreas, siete habitaciones, hall, cocina, baños, etc. Viña, olivos, más de doscientos frutales. 1.350.000 pesetas. Teléfono 224 12 13. SE NECESITA joven activo, emprendedor, culto, organizado y serio para importante industria farmacéutica, con o sin experiencia negocio farmacéutico, para desempeño secretaría técnica e inspección de ventas, preferible hable inglés o francés, con o sin título universitario. Enviar informes detallados absolutamente confidenciales al Núm. 479. Apartado 6.100- Madrid.