Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 6 DE J U N I O DE 1963. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 79 neraciones últimas; pese a aue fue profesor de mutíios de aquéllos. Proiésor, to confesado, y del aue incluso se renegara: al maestro, cuchUíada Pero ante los es trenistas de solera no descaece el hábil entre los hábiles comediógrafos bouie- vardiers A quien catapultó la ochentona Sarah Bernliardt Daniel en 1920; mas tarde, Verneuil, que, de vivir hoy, no. alEstreno de Las señoras, primero en él Recoletos canzaría los setenta años, caso con una nieta de la actriz) y que, durante un LAS PELÍCULAS APRENDIENDO AMORIR Y S. Ó. S. cuarto de siglo, debería superar todas las v marcas- -económicas y sociales -en el tea P A C I F I G O v V v, V tro de allende Pirineos. La estrella de Verneuil palidece tras la Anoche ise estrenó última conflagración. Quisicosas Políticas en el Recoletos, con le obligan a huir a los Estados Unidos; decorado, de Pato y trabaja para el cine. Hasta que cierto diá. gil dirección escénirector de Boadway le pide (ima comedia, ca de Esteban Polis, uña comedia muy francesa Y j Verneuil Las señoras, primeescucha las carcajadas toas grandes de su ro de J u a n José vida con el estreno de Les Chantre! Alonso Millón. El púesta noche en Madrid, bajo el titulo ae blico rió mucho con las frases humorístiftoéesífesChantrel Pues es una cas y las situaciones farsa bufa muy francesa para los no burlescas, de la trafranceses. -Como por las venas del que suscribe corre un 25; por 100 de sangre ma, aplaudió al fin bretona, su respeto a Francia quedara tuede los actos e hizo ra dé discusión. De modo que, al argüir que el áütpr saludacomo muy francesa la trama objeto de ra al terminar. la reeste comentario; reconstruye casi la actitua presentación, e n t r e melancólica con que Verneuil embolso g r a ndés ovacüones, aquellos aplausos de su última incursión mientras se alzaba teatral. La gente hablaría del espnf y r e i t e r a d a m e n t e el demás tópicos sobre una de las pocas na. felón. ciones históricamente grandes. El autor haAngela Marta Tobía acumulado, enefecto con testamentaria complacencia- -y en trance de que ios rres, joven actriz de suyos le negaban el pan y la sal- eletemperamento y vis mentos de parodia. Su asunto se desencómica, encarnó con vuelve en un domaine de añosos arbofuego y garfeo la files e hipotecas más añosas aún; hay adulgura de la protagoterio con soluciones todo lo edhtrario que nista. Carlos Muñoz, Carlos Muñoz, Angela María Torres p José Luis Heredia, calderonianas; sordidez económica a lo M a r c e l o Arroita y intérpretes de Las señoras, primero estrenada anoche en el Balzac... En fin: aquella conjunción ee José L u i s Beredia teatro Recoletos. elementos que se reputan muy franceses actuaron impecablea todas horas. mente y sacaron el Luego que en los Estados Unidos, anómayor; partido posible a, sus. respectivos los trucos y trampas del viejo y polvorien- tese que Les Chantrel -sorprendentemento estilo. Alfredo MARiQUERIE. papeles. cómicos. te- -triunfa en el Canadá. Y distintas ver LAS MANOS DE EURIDICE EN, EL siones por toda Iberoamérica. Con exactitud Alberto Glosas eternizó una. en BUeCÓMICO. Alonso Millán pertenece a la generación Aires. Su título; si fie los autores ue han comparecido ostenCon lias manos de nos infiel: Julio, Julito la memoria no me y Julián siblemente en el proscenio después de nuesEuridice de- Blóch, es A los breves meses ds- hace poco- -suila obra que tantos tra guerra. Pero ¿esa generación existe? éxitos ha proporcio- cidarse Verneuil, la redacción qu llama ¡Naturalmente! Negarla sólo puede obenado en España. y ríamos metropolitana, Les trois Monsieurs decer a mala fe o a desdén injusta. fuera de ella a Enri- de Bois- Guillaume fue estrenada oor Desde 1939 hasta la fecha, y sin contar que Guitart, se pre- -Pernand Gravey en París. Oone tusí- mo a los autores de los teatros experimentasentó ayer este actor del público hacia su predilecto. Con inmiles, se dieron a conocer nombres como los en el Cómico, y una séricorde desdén de tres o cuatro crf os de Bueró, Sastre, Escobar, Giménez Arnau, vez más sorprendió a patriotas ante la ponderación de los deJulio Alejandro, López Aranda, Muñiz, los espectadores con más. Rodríguez BucledJ, Delgado Benavente, MarJusto es decir que en contadas ocasiosu apasionada y apatín Recuerda, Trenas, Salom, Marrodán, sionante i n terpreta- nes trasplanté algo con tanto regocijo. Me Mañas, Rodríguez Méndez, Olmo... entre ción que le, v a l i ó conformaría con que al público le divirti e los dramaturgos, y en el humor, Llopis, la cuarta parte que a mí. No creo que mi x grandes y merecidas Rute Iriarté, Mihura, Tono, Láiglesia, Sosinceridad importune a nadie... Enrique Guitart ovaciones. -A. M. riano de Andía, Alfonso Paso, Jaime de Alejandro Ulloa. aue regresó de AmeriArmifián... ¡Veinticuatro autores, ue no, ca tras felices efemérides- -y a juí él actor Antecrítica agotan el catálogo, ni mucho menos, pormás hilarante que nadie conciba- María Estanoche sepresenta en elteatro que- -citamos de memoria- ¿son muchos Esperanza Navarro, én el culmen d su Goya la Compañía de Alejandro Vlloa, carrera de actriz; María Arias. cuva órbita los que faltan en esta enumeración. con el estreno de Pápeles pintados no astroravégEirán sofistiesdós elogios y de houis VerneuU, en adaptación casEstá Alonso Millán- -juventud ardorosa- -tellana, de Félix Ros. Este nos dice: Antonio Soto, farandulero de cédula, presen la línea; de los que quieren saltar por Me sonrojaría descubrir a Louis Ver- tan devoción y talento esté encima del tópico y del habitual confor- néuil, bastantes de Cuyas obras aún re- retranca. Para ellos, asíácomo vódeyji: todo t ara Conramismo y itoner en el teatro, y en la medi- suenan por escenarios españoles. No figu- do Blanco, a quien sería iniusto esc 3, ti! rtfl. r da da sus fuerzas, imaginación desborda- ra, claro, entre los intocables para las ge lo aue en dosis excepcionaXñs. merece, mi da y soplo de fantasía. Así sucede h Las ra. titud- V ahnra... ¡ojalá la diana no se señoras, primero farsa intrascendente y, f l ll! FF éix ROS. l! r él divertida, disparate cómico donde nada de LLEGADA DE tÍNA COMPAÍíIA. DE lo que pasa- -ni en 1 delirio onírico v bur TEATRO URUGUAYA lesco del primero y segundo actos, ni en Procedente de París; ha llegado a Mael tercero, que sucede con los personajes drid la compañía del teatro Ciudad de despiertos- -posee el menor adarme de reaMontevideo, que sé va a presentar el día 9 lidad. Todo en lá obra está llevado a riten el teatro Español con las obras En mo déserbitado y caricaturesco, pero con familia y Mano santa del escritor uruAUTENTICA un fondo poético y con ingenio y agudeza guayo Florencio Sánchez. La compañía, en las frases, y con osadía alegre en J a s qué ha actuado en el Teatro de las Nasituaciones. Lo mismo que en las piezas huciones, de París, fue recibida por el emmorísticas au- teriores: de Alonso Millán, e bajador del Uruguay, D. julio. Casas ArauE N independienteinente de que se halle e un jo, y alto personal de la Embajada. camiteo de natural tanteó y vacilación, dada sa enyidiabl juventud, advertimos en -A- BENEFICIO DEL MONTSFIO AV. DE 4 MERICA, 4. T. 256 6 S 8: las señoras, primero la huella de un DE ACTORES. autor nuevo, que huye cíe la frasa hecha CEA DE AKAGÓN, 72. T. 245 39 83 La empresa del teatro- dé; la Comedia. y d la sena trillada, y que- quiere hacerCon Vicente Parra y su gr n compañía, en p- ir a los espectadores- -y. lo consigue- -con magnífico gasto de solMaridád profesional, p? ocedimientes que en nada se parecen a deificarán mañana, día f, por la noefee.