Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M A R T E S 24 D K A B R I L D E 1983. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAO. 89 gmstioso, y de lo modoso a lo desgarrado. y de Carlos Muñoz y José Luis Heredia, con rango y hechos de primerísimos. actores, felizmente secundados por Marcelo Arr oita y Gregorio Alonso. Este nuevo juego escénico o dialéctico de Paso gira alrededor de un caso de doble personalidad con su correspondiensus magistrales cometidos. Fue una delicia verles y oirles dar vida v corporeidad al epistolario de Mrs. Patrick Campbell y G. B. S. Carlos Muñoz, María Fernanda D Ocón y José Luis Heredia. te intríngulis policíaco. El estudio del carácter de la protagonista está tratado profunda y minuciosamente, y en toda la pieza campea la malicia, la habilidad, la maestría y dominio del autor para llevar y conducir el asunto por los rumbos que desea. Por excesiva acumulación de incidentes, hay ocasiones en que se roza el folletín, y también otras de algún desconcierto, pues el autor, que empieza la exposición en farsa, de gran comicidad, traba luego un nudo francamente dramático y roza lo trágico en el ataque de locura que sufre la figura principal, y que sirve también para- probar su talento de actriz. Mas ya es conocida la soltura y la técnica del señor Paso para salvar con bien esos otros escollos hasta llegar al final feliz. -A. M. REINA VICTORIA: MI QUERIDO EMBUSTERO La sobriedad! expresiva del decorado de Vicente Viudes, el matizado juego luminoiplástlco, la dirección impecable- -y muy difícil- con la inteligente y sensible traducción de Méndez Herrera, que salió a saludar al íin de la obra jalonaron el espléndido resultado del estreno de Mi querido embustero de Jerome Kilty, en el Reina Victoria. Conchita Montes y Fernando Fernán Gómez, interrumpidos justamente por las oijaciohes del público y saludados con calurofias y larguísimas salvas de aplausos al ter- Mi querido! embustero no es en realidad una comedia, sino un osado e intelectual atrevimiento escénico. Los protagonistas unas veces recitan las cartas que compusieron sus amores de cuarenta años, otras insinúan la acción que ele ellas se desprende, otras, como en las escenas del ensayo, la desarrollan por completo. Pero lo que sí está claro es que, a través de monólogos y diálogos, sus psicologías y el duelo y conflicto de sus existencias entrecruzadas brillan y resplandecen con una verdad que para ellas quisieran muchas piezas teatrales construidas con los moldes al uso. Hay que presuponer en los posibles espectadores de Mi querido embustero una actitud y una aptitud y capacidad receptiva semejantes a las que ofreció el público del estreno. Son dos tremendas y complejas individualidades las que se confiesan y delatan, se atraen o se repelen, chocan bruscamente o se sienten ligadas por vínculos de espiritualidad y ternura que rompen en ocasiones la superestructura de sus respectivas vanidades humanas y artísticas hasta, sumergirnos en esta doble historia de cerebros y corazones- -mínimo de elementos y máximo de efectos- -de Stella Stelarum y de Joey el Payaso. -A. MÓ BELLAS ARTES: LA DAMA DEL ALBA Una escenografía de Emilio Burgos que es una maravilla de ambiente, de detalle, de luz y de valor de los fondos, y una dirección calculada, justa, precisa de José Tamayo, que supo dar a la obra el clima propicio, rodearon el estreno en Bellas Artes de La dama del alba de Alejandro Casona. Antonio Vico encarnó con enorme humanidad a El Abuelo Milagros Leal- -ovacionada en un mutis- -fue La Telva soñada por el autor, como Ana María Noé La Madre Asunción Sancho La Peregrina y Julieta Serrano y Gemma Cuervo los personajes vivos y ardientes que les estaban encomendados. Rafael Arcos fue el actor firma, entero, serio que se supera en estudio y expresión veraz a Asunción Sancho, Ana María Noé, Antonio Vico y Milagros Leal. cada una de sus interpretaciones, y el resto del reparto colaboró eficazmente en el éxito, así como los coros y danzas del Centro Asturiano, dirigidos por el maestro Casanova. El público acogió el estreno con resonantes aplausos y al final el telón se alzó muchas veces y Casona salió a saludar, con el director, Tamayo. A pesar de haber sido estrenada en 1947 La dama del alba conserva toda su emoción y su vigencia escénicas. Es una pieza inspirada en entrañables motivos españoles. Su ambiente astur no peca, de reducido localismo porque está asociado a mitos, tradiciones e incluso leyendas de carácter bellamente poético, a viejos rincones, a las hogueras de la Noche de San Juan, a las canciones puras. El diálogo es, con sus comparaciones y sus alusiones paremiológicas, de una gran belleza literaria, pero que no excluye su comunicación humanísima y encierra felices coincidencias lorquianas: Un cansancio alegre arrollado a la cintura. O maehadeseas: Yo pasaré tu barca a la otra orilla La dama del alba parte de un noble teatro rural como el de Adrián Gual o el de Benavente, para elevarlo a categoría lírica y dramática, con una mezcla muy ibérica de realismo y de idealidad, de naturalismo escénico y de soplo y hálito sobrenatural (como en Divinas palabras de Valle- Inclán, pero excluyendo la rudeza del aguafuerte o el roce tremendista) Los personales de La dama del alba son seres humanos, pero también símbolos. Todo lo que se dice y vive en ella es de una emoción y una ternura que llega al público y le cautiva y encanta. Los efectos teatrales son perfectamente lícitos y están sabiamente graduados y medidos como corresponde a un gran autor, con admirable sentido de la escena y de su misión noble. Aunque ya otras plumas lo señalaron- -entre ellas la de Sainz de Robles en su admirable estudio sobre la tarea teatral de Casona- no estará de más llamar la atención otra vez sobre el definitivo acierto que supone la intervención en la conmovedora pieza de la Muerte peregrina la Muerte humanizada La Muerte a la que en cierto momento vencen los niños con su ingenuidad y su pureza y la hacen dormir cuando debiera estar despierta para cumplir su terrible e inexorable misión. Sólo por ese hallazgo sería ya importante La dama del alba hallazgo al que se suman todos sus restantes y cuantiosos valores. -A. M. MARAVILLAS: LOS REINOS Con el título Los reinos han estrenado en M ravillas Luis Escobar y Jorge Llopis un espectáculo de folklore fino al que han puesto música con garbosa inspiración popular los maestros Moraleda y Romo. Los decorados y los figurines estilizados, valientes de color son de Burgos y CaHtayud, y la coreografía ha sido FernafiSo Fernán Gómez y Conchita Montes. minar los dos actos, dieron Una auténtica lección de arte interpretativo por su manera de estar en escena, de hacer y de decir, por las inflexiones y. matices sutiles- -emoción de la pura palabra- -que presidieron Sólo quedan dos en planta cuarta. Exentos contribución. Renta Libre. Facilidades de pago. GENERAL MOSCARDO, 40 Semiesquina General Perón;