Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á B C. g ABAD O 13 DE E N E E O DE 1962... -EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 33 g- n a t u r a l e s afectados xs ¿i las ínunda dones. y ue se refieren a anos, cnatracien; tos pueblos, con un recorrido aproximadlo áe dos mil kilómetros y un volumen de movimiento de tierras del orden de cator ewmillones de metros cúbicos. vicios figuran trss ascensos por- méritos y profundo espíritu patriótico, qufe es la, 0 ade guerra; i ha sl do herido cuatro veces. íacterística más excepcional de este ilusTiene gran número de condecoraciones. feíe soldado. Además de, la Gran Cruz Laureada y la del Mérito. Militar, está en posesión de la El teniente general Garcíe gran cruz, y placa de la Real- y Militar Valino Grden de San Hermenegildo, gran cruz de Isabel la Católica. Orden de Cisneros, Don Rafael García Valiño es una de las Gran Cruz de Aviz, de Portugal; gran cruz del Mérito Militar, portuguesa; la de la vocaciones militares más sólidas de nuestro Medahuia, cruces del Mérito jkaval y de tiempo. Nació en Toledo, en octubre de, María Cristina, la de Hierro de primera 1898; y a los quince años ingresó- en la Acay segunda clase por la campaña en Rudemia de Infantería. Intervino brillantesia. Nueve cruces vrójás del Mérito Mili- mente en las campañas de África y fue tar, tres de Guerra, dos de Sufrimientos herido en varias ocasiones. Su gran valor por la Patria 7 otras conmemorativas de mereció preciados reconocimientos y conlas campañas de África, dé la Liberación decoraciones, entre española y de la División Azul. Él teniente general Rodrigo es, asimis- ellas la Medalla Milimo, procurador en Cortes y. consejero na- tar individual; cinco cional. Su figura popular y de extraor- cruces rojas al Méridinarias calidades humanas ha despsrtato Individual; dos dó siempre, innumerables- simpatías, has- cruces de ta el extremo Ce que en representación- de. tina; tres María CrisMedallas de la Cruz Roja Nacional Cubana, el embajador de aquel país, -Sr. Iraizor de Vi- Sufrimiento por la llar, le impuso en un brillantísimo acto, Patria; -cuatro aspas el día 4 de octubre de 1958. la Gran Cruz rojas de herido; Meal Mérito, acto eme constituyó un senti- dalla de la, Campaña do homenaje. de Cuba al entonces capitán y Cruz de Guerra general de Madrid. La edad inexorable le impone el paso- a- francesa. Con motivo la situación B pero él Generalísimo no de una memorable acha querido que abandone sus siempre pa- ción- milita en- Ali trióticos servicios y le ha designado, én el Fakál, en- 1924, se dijo día de ayer para- el cargo de inspector ge- de don Rafael García Valiño que acreditó neral de Movilización y Reclutamiento del su valor sereno y reflexivo, su. abnegación, Ejército, al frente de cuyo, cargo seguirá espíritu de sacrificio y- excelentes dotes de ofreciéndoss a la patria con su ejemplar mamdo Virtudes todas que se dan én sumo grado en este soldado ejemplar. La brillante- hoja de servicios de Garete Valiño iba a alcanzar muy propio su punto culminante. El- -Movimiento nacional le sorprendió en Zaraiis. Se traslada a Pain- piona, y el general Mola le concede el ritando del, legendario Tercio de requeíés de Montejurra. Es herido gravemente én combate. Vuelve en seguida a la, lucha al mando, dé las brigafdas navarras, y su extraordinario talento militar- y su temple quedan demostrados en Santander, Bilbao, Asturias. Sus victorias contribuyen de manera déeisiva al derrumbamiento de la resistencia roja en él Norte. ZAPfXOS Poco después, García Valiño pasa a Aragón al frente de la primera división navarra. Sus soldados conquistan La Muela y las Pedrizas, en condiciones terribles, pues la temperatura era de veinte grados baja cero. La puerta hacia Teruel está abierta. Y cuando- sobrevino la celebre batalla del Ebro, las acciones de. las fuerzas, mandadas por García Valiño fueron, calificadas de un prodigio audaz. que no se dará en muchos unos El Generalísimo diría, -al felicitarle personalmente: Hoy hemos acabado de ganar la guerra. El teniente general Rodrigo. En el, Consejo de Ministros celebrado lyér, el teniente peneral ÍX Miguel Ro. drigo Martínez, hasta ahora, capitán general de la Primera. Región; fue designado inspector general de Movilización y Reclutamiento del Ejército. La figura del teniente general Rodrigo es harto conocida; su prestigio n el Ejér, cito data de sus valientes servicios en Afri? a en sus años juveniles. Nació en Santa? lara (Cuba) el 27 de diciembre de- 1395, y desde el Colegio de Huérfanos de la Guerra ingresó en la. Academia de Toledo el a ñ o 1916. En septiembre del m i s m o año lucía la estrella de alférez de Infant e r í a. Destinado al regimiento de S a n Fernando, de guarnición én África, -pasó al Grupo de Regulares de Melilla núm. 2 y tomó parte en las operaciones de aquella zona, distinguiéndose en el paso del convoy de Tizza, Annúal, defensa de la fábrica de harinas de Nádor, reconquista de todo el. territorio, operaciones de Táfersit y Tizzi- Azaa, defensa de Tetuán y operaciones- subsiguientes. En la defensa. de la fábrica de harinas de Nador fue propuesto para el ingreso 1 en una Orden nacional creada con la finalidad de premiar los méritos sobresalientes, y en Tafersit y Tizzi- Azza alean- zó la priríiera Medalla Militar individual. Más tarde, en la defensa de Tetuán. y precisamente en la posición de- KudiaTahar, el hoy teniente general Rodrig o obtuvo la, Gran Cruz Laureada de San Fernando- por su valerosa y. bizarra actuación. Al iniciarse la Cruzada, D. Miguel Rodrigo, ya comandante, inandaba un tafoor de Regulares. Intervino én el avance de Sevilla a Madrid, ocupación de Toledo y. defensa y ocupación de 1 a. Ciudad Uni- versitaria, lo que le valió el ascenso a teniente coronel. Tras de mandar columnas- diversas en las operaciones de Roma- nulos y Las Roaas, -quedó habilitado para el gradó de coronel. Mandó la brigada de la División XIII, é- intervino en la defensa, de La Granja y Segovia, batalla de Bru nete, defensa de Zaragoza, paso, del Ebro, avance y ocupación de Lérida; mandaba la División de Navarra. Igualmente tomó iparte en las operaciones de Extremadura, al frente de la División 61, que. culminaron con el derrumbamiento del frente rojo en el sector de Guadalajara y el térrñino de la guerra. Como segundo jefe de la División Es- pañola de Voluntarios, en julio de 19 41, el ilustre soldado se traslada al frente rusp e interviene en todas las operaciones llevadas a efecto en el río Wolcn ov, y en 1942 fue promovido al empleo de general dé brigada. Al regresar a España se le confirieron los mandos de las divisiones que tenían por misión la cobertura de la zona pirenaica, en el sector. Viéh- Qlpt. En 1946 asciende a general de divisióa, ocupa la Dirección de Reclutamiento y Personal; del Ministerio del Ejército, manda la División Acorazada y es nombrado capitán general rdé la IX Región. En 1953 pasa a desempeñar la Capitanía General de Canarias y el carig- o de jefe de los Ejércitos de Tierra. Mar y Aire en aquel ar- ehipiélago, hasta 1 el 2 de junio de 1955, que es designado capitán general de Madrid y jefe del Cuerpo de Ejército del -Guádarrama. El. teniente general Rodrigo- -que. da escbozada su brillantísima carrera militar- 1 goza de un 1 auténtico prestigio entre los. compañeros de Cuerpo y los jefes y- oficicles ¡su mando, E su tioja d e W r- Gatonería, Cordonería, Espade ría, Condecoraciones Bastones de Mando, Bordados y todo lo concerni; eri, te a omainériíación de uniformes, i Había sido ascendido a. general de brigada. Después vendría el. derrumbamiento, de todo, el frente catalán. Cuando terminaron las hostilidades, ya general de división, fue destinado a Melilla, como jefe militar de la plaza y delegado del Gobierno. Iban a brillar ahora sus dotes de político- eficaz. prudente. Su acertada gestión llevó al Municipio a concederle por laclamación la Medalla de Oro de Melilla. El 15 de- ottubre de 1942 dejaría la ciudad, para oc upar la Jefatura del Estados- Mayor del Ejército. En los- muelles de Melilla se le tributaba una gra- fidiosa despedida. 19151, el teniente general García Valiño retornaba a Marruecos como general en jefe del Ejército de África y alto comisario de España. Su- talento político iba a ser puesto, a prueba durante cinco años de entrega absoluta a las responsabilidades de Su carpo. MAYOR, 2 1- M A D R I D- T E L 2212108 C A S A E S- P f C l A 1 1 Z A D A 6 N TRABAJOS EXCEPCIONALES PROPIOS PARA. REGALOS, En el mes de diciembre de ity ¡6 el ilustre soldado fue nbmbrado director de td? Escuela Superior del Ejército, donde su experiencia y sagacidad f uirqn también deT, tdjlís