Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. D O M I N G O 7 DE E N E R O DE 1962. EDICIÓN- DE LA MAÑANA. PAG. 81 EIÍ MINISTRO DE AGMGUIMM, P M S ZONAS DAMKMGADASlM ZAMORA Palencia inicia su recupejeaeión. tras las inundaciones Zamora, 6. (Por teléfono, de nuestro corresponsal. El ministro de Agricuitura lia pasa tío en la tarde de hoy unas horas en nuestra capital. Visita de gran tras- cendencia, porque, sin duda alguna, ha tie servir para llevar al ánimo contristado de tantos y tantos afectados por la furia de las riadas la certeza de ésa oportuna y urgente ayuda prometida por las autoridades para quienes, de repente, se han visto privados de hacienda y hiyar. Situación tanto más ¡grave puesto qué, como bien hizo resaltar la primera autoridad civil al Sr. Cánovas, esta calamidad pú, blicá es la tercera lié, sucesivamente, se abate sobre esta provincia, por anualidades agrícolas desastrosas que motivaron las oportunas moratorias fiscales, quedando destrozadas ahora, precisamente, l i s mejores vegas. Este viajé, tan alentador para los damnificados, demuestra; una vez mas, que la ayuda oficial será de la importancia que la catástrofe ha tenido, y con la rapidez con que se está dejando sentir; así, al igual que antes lo fue Sevilla, será ahora Zamora- Por eso, cuando él titular de la cartera de Agricultura descendió del helicóptero que ID traía de VaHatloIid, sus primeras palabras fueron, después de ser cumplimentado por quienes lé esperaban, que su visita la motivaba las inquietudes no sólo suyas, sino, principalmente, del Jefe del Estado, así coma dé sus compañeros de Gobierno, por el alcancé de las inundaciones y el deseo de resolver satis- fáctoriamente el conflicto plantead Su llegada tuvo lugar a las cinco y media. Vino acompañado del director general de Colonización D. Alejandro. íorrejón, y del jefe, de dicho servicio en la ciudad del Pisuérga, D. Heriberto Alonso. El aparato, antes de tomar tierra enf el campo de deportes de la Universidad laboral, sobrevoló sobre la ciudad. Le esperaban el gobernador civil, Sr. Hellín Sol: gobernador militar, general Alberca; presidente de la Diputación Provincial, Sr. Allrtazári Casaseca; alcalde, Sr. Pastor Olmedo; delegado provincial de Sindicatos. Sr. De Pablos; jefe de los Servicios Agronómicos. Sr. Casaseca, y otras representaciones del Ministerio e Agricultura y demás autoridades. Tras los saludos de rigor se trasladaron al Gobierno Civil, en cuyos salones se celebró un amplio canibio de impresiones acerca de la situación creada con la debida asesóración técnica, sirviéndose para ello de Jos- oportunos gráficos. Al tiempo ue sé le hacia entrega de una estadística de los daños causados hasta ahora, aunque todavía no definitivos, puesto que en lá madrugada del viernes se luchaba todavía denodadamente contra él Duero, furioso como nunca en su afán destructor. En la entrevista, y al disponerse a escuchar a las autoridades que le rodeaban, el Sr. Cánovas resaltó que en su vuelo sobre las zonas afectadas había podido comprobar la gravedad de los daños en dichas zonas, resumiendo la impresión de que la causa del fenómeno se debía a la falta de desagüe de las tierras, ádeían tandó que pondrá todos los medios necesarios para evitarlo en lo sucesivo hasta conseguir terminar con esa ansiedad de los cauces por medio de una amplia red ue permita la salida rápida de las afruas. Luego el gobernador agradeció al ministro su visita, así como su decisión devayu- da, que comparte el Gobierno; Enumeró los problemas planteados por la catástrofe que ha asolado el campo y a sus humildes agri. cultores; esperando que, aparte dé atender, a las necesidades planteadas en el momento, seguirán otras definitivas, aue tiendan a mejorar el nivel de v da de quienes le trabajan, para que ellos en su día puedan colaborar en la nieiora de la economía Sobre todo, evitar con las obras adecuadas que esté desastre tenga repetición, y que precisamente ha afectado ahora a las zonas que más contribuían a mantener el equilibrio económico provincial. En esa etapa de mejora a que aspiramos, estimamos como más adecuada llegar plenamente a la concentración parcelaria, fuerte y consistente, pequeños regadíos y aprovechamientos que afectan también a la ganadería. Se discutieron ampliamente los planes y proyectos en estudio, entre los que figuran diversas obras hidráulicas que eiv el plazo de pocos años serán realidad. El señor Cánovas tomó buena nota de: las Sugerencias que le fueron hechas, résunacional. i Vigo 6. En él primer viaje, de un servicio regular entré Inglaterra y; ¡Australia llegó el trasatlántico italiano Cástel Felice, en el que embarcaron 467 emigrantes es- pañoles, que, bajo el patrocinio del C. I. M. E. (Comisión Interniinisterial de Migraciones Europeas) van a trabajar a Australia. La mayoría de estos emigrantes son del cen tro y sur, de España. También estuvo en puerto otro trasatlántico italiano, él Jicama, que tomó 117 pasajeros con destino a Venezuela, y las Antillas. Procedente d 5 1 Burdeos, con numeroso pasaje, en tránsito para el África occidental, llegó el francés, Foucanld. Cifra. níiéndo en sus palabras el interés que se temaba, por la repercusión qué en la economía nacional tiene todo ello, destacando que en esta zona norte de la Tierra de Campos la cuestión batallona está centra- da eri lo mucho qué está dividida la propiedad. Animó a que se fomente lo más posible la concentración parcelaria, clara ventaja para los agricultores por el mejor aprovechamiento de las tierras y la no menos interesante; de los arroyos. Expuso igüáhneníe la gran ventaja que para quienes trabajan la tierra representa la constitución de Cooperativas, porque la agrupación es el niejor niedio para elevar el nivel- de vida, porque tiene todas las ventajas de las grandes empresas, ya que les es; íácil el mejor aprovechamiento de la maquinaria y con él, incluso, el de técnicos y asesores; Aludió también a que la concentración parcelaria es el elemento básico para conseguir el mejoramiento de regadíos y ganadería, consiguiendo qué esté agua, que tantas inquietudes y perturbaciones causa, se convierta en el elé mentó primordial de la vida y sus posibilidades interesantes, bien recogida y aprovechada para su empleo, cuestión que dé- ben tener, los técnicos muy en cuenta. Se trata, recalcó, de una zona enferma en la que hay mucho por hacer, pero no dudaremos en llevar a cabo lo necesario en favor del bien común, especialmente en 10 que se refiere a los canees. Prometió la mejor y la más inmediata ayuda gubernamental a la actual situación creada, por las avénidas a través- de los diversos organismos del Gobierno, como el Servicio de Crédito Agrícola, incluso lo referente a la reconstrucción de las casas que si bien afecta directamente al Ministerio de la Vivienda, tendrá a su velzí la cooperación prepisa del Instituto Nacional de Cplonizacióh. Se llevarán a cabo laís mejoras pertinentes, cuando se conozcan defimitiyar mente los daños causados en los términos; afectados y se procederá en conseeaenciai concediendo los máximos beneficios. Estas manifestaciones tan alentadoras como práéticas del ministro de Agricultura, fueron recibidas con palabras de aproba- ción y agradecimiento por parte de todos los reunidos, que sobre las siete y inedia dé la. tarde le despidieron con todo afecto cuando emprendía el viajé de regreso a Madrid en automóvil. En cuando a la inundación, puede decirge qué parece haber pasado todo peligro. Hoy ha sido un día dé niucha niebla, pero por fin, ya muy avanzada la tarde, lució 1 sol y. al despejar, pudo comprobarse qué el río había bajado mucho. -Francisco MUÑOS SÁNCHEZ. GUATRDCÍÉNTGS SESENTA Y SIETE TRABAJADORES ESPAÑOLES MARCHAN A AUSTRALIA ABRIGOS BEBIJiOlS y Gta. dé Bilbao Amplia variedad én traje s, a m e rica ñas s po ri jpidri- iléjé EÍ señor Cánovas, en Valladolid Váiladolid 6. Éh las primeras horas, dé ia. tarde el- ministro de Agricultura, señor, Cánovas, que; llegó a Valladolid acompa- nado del súbseci- etario de su Dépaftamen- to, y directores generales dé Agricultura y Colonización, se trasladó al aeródromo de Viilánubla y en un helicóptero de la laase de ¡Cuatro. Vientos sobrevoló por la. zona de Tierra de y del valle de ESH OESDE lÜNfS