Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 27 D E A G O S T O D E 1961. EDICIÓN DE LA MAÑANA. FAG. 55 Vanas unidades y ¡a máquina del rápido Lérida- Barcelona descarrilaron cerca ds esta última capital SESENTA MILLONES DE PESETAS DE PERDIDAS A CAUSA DE UN INCENDIO EN LA INDUSTRIA DOMEQC DS JEREZ DE LA FRONTERA Barcelona 27. (De nuestro corresponsal, por teléfono. A las 9,20 de la pasada noche, el tren que procedía de Lérida en dirección a nuestra ciudad, por San Vicente de Castellet, descarriló entre las estaciones de Moncadtt- Beichat y Moncadi- bifurcación, en el kilómetro 11 de la línea férrea a Zaragoza, por Lérida. El suceso revistió en los primeros momentos grave y drjmática espectacularidad, y produjo enr: me alarma entre los pasajeros del corrüoi; El lugar del siniestro está inmediato al núcleo urbano de Moneada, y la vía sigue un terraplén de unos ocho o nueve metros, paralelo a la calle Leonor, que allí tiene su comienzo al cruzarse en la calle del Generalísimo! vía principal de Moneada El convoy estaba arrastrado por la máquina eléctrica 7608, conducida por el maquinista Antonio Lámarca Samsó y el ayudante Gregorio Castillo, Quienes habían tomado la dirección del tren en San Vicente, donde se cambia la locomotora de vapor por la máquina eléctrica. Los dos resultaron ilesos- leí accidente. EX FURGÓN Y ROS VAGONES, A 8 Al producirse el descarrilamiento de la máquina y el consiguiente frenazo brusco del tren, los vagones que seguían (un furgón, un vagón de segunda clase, número 2583, y el de tercera, CC 2 72) chocaron violentamente entre sí, y los potentes topes rompieron las carrocerías, que por ser de madera no opusieron resistencia y, al impulso, astillándose, el cuerpo del vagón de segunda saltó sobre el de tercera, que quedó partido en dos, precipitándose la carrocería por el terraplé i antes citado y yendo a caer a la calla Leonor. El furgón resultó materialmente hecho añicos, mientras los dos vagones de pasajeros Quedaban reducidos a un amasijo de hierros retor cidos. Al producirse el descarrilamiento, los agones precipitados rompieron un poste del tendido de alumbrado público de Moneada, lo cual provocó un corte de corriente en aquel sector, agravando el dramatismo de la situación. Apenas advirtieron el siniestro, todos los moradores vecinos, con admirable diligencia, se lanzaron en socorro de los pasajeros que habían quedado aprisionadlos entre los restos del convoy. Los bomberos de Barcelona, mandados por el jefe del Cuerpo, señor Jordán, y el jefe de guardia, señor Doria, se trasladaron a toda velocidad a Moneada con cin co ambulancias, coches- grúa y un coche generador de corrientes eléctrica, mediante la cual se logró numinar aquella zena. También se trasladaron allí íottas las unidades disponibles de la Cruz Roja de Barcelona y el teniente coronel de Policía Armada don Enrique Día? Cuñado, junto con el comandante de la 41 bandera de dicho Cuerpo don Jaime Sánchez López, quienes acudieron al lugar con ciento cincuenta agentes de dicha fuerza para intervenir en los trabajos. ASISTENCIA A LOS S 5 KIBOS Los bomberos, provistos de piquetes y sopletes, fueron retirando los heridos, entre los cuales figuraban tres religiosas, y tres unos cuarenta y cinco minutos de trabaio, extrajeron a un hombre y a una raui r heridos, que fueron inmediatamente asistidos. Al mismo tiempo que eran puestas a salvo las víctimas, eran trasladadas, si su estado lo requería, a las hospitales Clínico y de San Pablo, y a la residencia Francisco Franco, de Barcelona, en ambulancias y coches particulares. Igualmente se presentaron en seguida en el lugar del rtniictro si párroco, reverendo D. Ano I Martines, y el vicario, reverendo D. Francisco Messeguer, de Moneada, y el párroco de Ripollés, reverendo D. José Llaverlas, quienes dispensaron los auxilios y consuelos espirituales a los heridos, administrando los últimos Sacramentos a los más graves. UN CADA EK SIN IDENTIFICAR En el dispensario municipal de Moneada, los doctores Bofill, de Ripollés; Ribas Brugarola, de Barcelona: Rius. de Mollet, y Felíu, médico de la Renfe, no paraban en la asistencia a los cincuenta heridos, de ellos seis graves, éue recibieron cuidado allí. Uno de ellos, Andrés Carbonell Pallares, de Tarrasa, de sesenta y ocho años, domiciliado en la calle de Castellet, 29, de aquella dudad, falleció en el dispensario y el cadáver fue trasladado al Depósito Judicial de Moneada. En la sala de urgencia, del Hospital Clínico falleció Juan Molinella, natural de Palma de Mallorca. En el Hospital de San Pablo dejaron de existir Hermenegildo Muxa Domenech y una mujer que aparen- COM UNZ E SIITA Con miles ele artículos para e precios Interesantísimos, SÍ las secciones s Cristal, loza y porcelana- Menaje, plástico y aluminio- Cubiertos y cuchillería Artículos madera y cestería- Cepillos limpieza- Electricidad y herramientas- Ar tículos regalo- Artículos piel y viaje- Bolsos señora Perfumería- Bisutería- Cortinas y cretonas- Zapatillas, eíc, Y en las secciones textiles les ofrecemos sobrantes de nuestra Gran Liquidación a precios mucho más ventajosos. SOLAMENTE EN -r