Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 25 D E JULIO PESETA S DE 1961- EJEMPLAR 1,5 0 DEPOSITO LEGAL- M. 13- 1958 DIARIO ILUSTRADO AÑO QUINCXJAGESIMOCUARTO. NUM. 17.273 60 PAGINAS CAMPOS DE PALABRAS DEL JEFE DEL ESTADO EN LA INAUGURACIÓN DEL MONUMENTO A ONESIMO REDONDO Al emocionante acto, en el Cerro de San Cristóbal, asistieron más de sesenta mil personas DISCURSOS DE LOS MINISTROS DE AGRICULTURA Y SECRETARIO- GENERAL, DEL MOVIMIENTO En el acto de la inauguración del aionumento a Onesimo Redondo, celebrado ayer en el Cerro de San Custobal, en Valladolid, el Jéfé del Estado, Generalísimo Franco, pronuncio el siguiente discurso. Cantaradas castellanos y españoles tóalos aquí reunidos: Hemos venido a honrar a uno de nuestros héroes uniéndonos a esta concentración de Castilla y tomando parte en el jubileo de aquel gran falangista, de aquel gran conductor, y recordar juntos cómo fue su vida y cómo fue su muerte. Habéis oído al gobernador y jefe provincial del MíssriMwento el emocionado redíasele de su gran íágura. Habéis escuchado de labios del ministro de Agricultura las inquietudes de nuestro Movimiento para cumplir los ideales de aquel gran español. Habéis visto al camarada Solís evocar con su verbo brillante todo lo iue debemos a nuestros combatientes para forjar la unidad entre los hombres y las tierras de España. Y ahora últimamente vamos a rematar este acto grandioso con una breve oración, en que las palabras serán siempre pobres para reflejar lo que ha sido aquella vida. Cuando España estaba a punto de desintegrarse, cuando en Rusia se hacían planes para dominarnos y unirnos al carro de su esclavitud, surgió como siempre en Jos momentos críticos la no conformidad de los españoles, levantándose en tierras de Castilla, esta tierra de horizontes amplios, propicios a las grandes empresas el movimiento de las J. O. N. S. de las Juntas de Ofensiva Nacional- sindicalistas. (Clamorosa salva de aplausos) Al tiempo que surgía en otras regiones de España, como Vascongadas o Navarra, el despertar de la tradición, que se rebelaba contra los ataques a su fe. Y los nietos recordaron los empeños de sus abuelos para salvar a España, que quedaron sin rematar. Y al compás que de todos los hogares de España se alzaban las voces de rebeldía, se rezaba en los conventos y en las iglesias por la salvación de la patria; -en los cuarteles se vencía el freno de la disciplina para salvar a la patria escarnecida. ILa rebeldía se encendía por toda la nación ante los ataques a nuestra fe, la desintegración de la patria y la entrega de la nación a los agentes de Moscú. Pero en España había nacido la Falange, que llevó la ilusión de su canción a todos los rincones, que se fundió en una primera reunión con las J. O. N. S. de Valladolid para integrarse más tárele en el Movimiento Nacional, cuando el horrendo crimen fraguado flesde el Poder contra una de sus principales cabezas, la de Calvo Sotelo, despertó a España entera con una explosión físicamente española. Que nadie le busque parentescos extranjeros a nuestro Movimiento, que fue eminentemente español, como ylo sois vosotros, como fueron los navarios, como lo fueron los gallegos, fomo lo fueron (entusiásticos aplausos intenumosn a Su Excelencia) todos los que se unieron bajo Su Excelencia el Jefe del Estado, a su llegada al Certo 4 e San Cnstobal pata, pié ¿idtr el homenaje nacional a Onésimo Redondo, corresponde a las aclamaciones de la muchedumbre, que se calculaba eu niás de 6o ooo personas (Foto Cifra) esas banderas, como los que combatieron durante tres años seguidos por la gloria y por la patria, y como lo son hoy los que nos siguen en esta Movimiento incontenible de transformar a España. Yo os digo hoy aquí, al pie del monumento de Onésimo Redondo, delante de todos estos camaradas, ante el recuerdo de la sangre de nuestros meiores, que haremos todo lo que sea humanamente posible hacer para levantar y redimir a las tierras y los campos de España, para que no se pierda el agua de sus ríos y para alumbrar nuevas corrientes subterráneas; todo lo haremos por aquella España de las ilusiones de Onésimo, que colme vuestros anhelos y aspiraciones y que, como decía Solís, vuestros nietos, vuestros tataranietos y sucesores disfruten de esa Patria Grande por la que los mejores dieron su vida y nosotros hicimos todavía muy poco. ¡Arriba España! f (Una clamorosa salva de aplausos y gatos de ¡Franco, Franco, Franco acogen las palabras del Caudillo) ¡Onésimo Redondo! ¡Presente! ¡Caídos pop Dios y por España! ¡Presentes! 10 SO ESTOMAGO... tome O n é s i m o Redondo, gran capitán de Castilla Valladolid 24 (Crónica de nuestro corresponsal, por telefono) La presencia deKFefe del Estado español en la. maugui ación del monumento erigido a la memoria de Onesimo Redondo tiene una significación especial por cuanto pone de relieve el sentido de unidad, de continuidad y afección a los pimcipios fundamentales que inspiraron el Movimiento Nacional a lo largo y a lo alieno de la geografía patria Porque es así, el cerro de San Custobal parecía esta tarde un templo gigantesco, donde las palabras de recuerdo y homenaje al q. ue fue heroico capitán de ANTIÁCIDA ESTOMACAL DIGESTIVA