Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Plaza Oe España de Vigo; at fondo, lo populosa villa marinera de Bomas. DON ISIDORO ARAUJO DE LIRA FUNDADOR Y PRIMER DIRECTOR DEL DIARIO DE LÁ MARINA DE LA HABANA Por MANUEL IGLESIAS VILLA L prestigioso rotativo cubano Diario de la Marina incautado por el Gobierno de Fidel Castro, después de más de un siglo de existencia ininterrumpida, fue fundado y dirigido hasta su trágico- -como veremos luego- -fallecimiento por un emigrante gallego: don Isidoro Araujo Alcalde, natural de Bouzas, en la provincia de Pontevedra, donde nació el día 2 de enero de í íB. Bouzas es una populosa villa marítima, ¡hacia la que tiende, desde hace tiempo, a desplazarse Vigo, del que dista unos tres kilómetros. Una amplia y moderna avenida costera une los puertos de Vigo y Bouzas en una soberbia conjunción de gran puerto atlántico. En la antigüedad tuvo Bouzas, antes que Vígo, mucho comercio y una febril actividad de embarque y desembarque de géneros y efectos, constituyendo una codiciada presa: el corsario Drake se apod e de ella en 1685 y en il5 S 9; en noviembre de 1695 los portugueses la saquearon y robaron, y Já misma suerte sufrió con los ingleses en octubre de 1702 y en octubre de 1719; durante la guerra de la Independencia estuvo también bajo el po- E perdido en la montaña lucense. para doctorarse en Filosofía y Letras. De Sanios dice el padre Faijoo en la dedicatoria del tomo n i del Teatro Tan recogido, tan estrecho, tan sepultado está este monasterio entre cuatro elevados montes, que der de las tropas napoleónicas. Bouzas, por todas partes no sólo lo cierran, más que no tardará en ser absorbida totalmen- le oprimen, que sólo es visto de las estrete por el ansia expansiva del Oran Vigo llas cuando las logra verticales. En ¡aquel conserva todavía su vieja calle central, de sereno ambiente de silencio y soledad, de tipleo colorido y arcaica fisonomía, en la común y sabroso rezo y estudio, Isidoro que se exalta la fuerza y la gracia de la Araujo siente nacer en su corazón la vovida marinera. cación religiosa. Y si a Mendizábal no se Isidoro Araujo Alcalde llegó a Cuba ani- 1 P ocurre decretar la exclaustración de los i r a i l e s en 1835, mado por el propóAraujo hubiera vessito de todos los tido el hábito de emigrantes: buscar San Benito y otra, fortuna en aquella muy distinta, natutierra de promisión, ralmente, h u b lera soñado ideal q u e sido su vida; tal vez no todos consiguen el Disrio de la Macristalizar en realirina no existiría. dad. Pero él no forPero todos vamos maba parte de esa. i r r e m i siblemente legión de pasajeros adonde nos lleva la rudos que se lanzan suerte; según palaa la conquista de bras de Horacio, el las Américas sin destino nos conduotras armas que su ce. Araujo abandovoluntad de hierro y na aquel año el mosu enorme capacinasterio y se viene dad pira el sufria Madrid con intenmiento. Por 1 conción d e continuar trario, Araujo e r a s u s estudios. Poco un hombre distintiempo después conguido, culto y sólisigue un empleo en damente preparado. el Ministerio de la Sus padres, don JoG o b e r n a c i ó n de sé Araujo Troncólo donde es trasladado de Lira y doña Lui- Con Isidoro Araujo de Lira reproducción de a Salamanca paun grabado de la época) sa Alcalde Gronzáleí, ra cubrir una vapersonas acomodacante de oficial en la Secretaria, del Godas e instruidas, se cuidaron de dar a su teíerno civil. Vaivenes de la política lo dehijo una esmerada educación. Estudia pricesante. Entonces Isidoro Araujo decimero Humanidades en un colegio de la jan ir a la tela de Cuba episcopal cludsd de Tuy; más tarde ingre- de en La Habana, se dedica de primera Ya sa en el monasterio benedictino de Samos.