Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B c. JUEVES 29 DE SEPTIEMBRE DE 1 EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 59 INF ORM AC 1O NE S T E A. TRA LES: Y CINEMATOGRÁFICAS Í EME UNA; -OPORTUNIDAD EN. EL, CINE ROXY B Caríélerá madrileña de espectáculos para hoy Anoche se estrenó en el Alcázar por la compañía titular del Eslava, de Valencia. Cuatro- -y Ernesto de Alfonso Paso, con un excelente decorado de O n t a f i ó n y una d i r e c c i ó n de Cayetano L u c a de Tena que supo vencer las enormes dificultades que encerraba la tensión grotesca de la o b r a y acreditar u n a v e z más su irme g a b 1 e maestría. El público rió mucho en el curso de la f a r s a celebró con c a r cajadas frases y situaciones y prodigó grandes ovaciones, al fin de c a d a parte, mientras se alz a b a reiteradamente el telón. El autor. salió a saludar al terminar cada acto, y el director, al concluir la re- Ismael Merlo, Diana Maggi, José María Mompín y Carmen Lozano? intérpretes de Cuatro y Ernesto estrenada anoche presentacióm en el teatro Alcázar. Diana Mággi. e n un papel a lá médiincreíble dinamismo desde el principio al da de sus recursos y de su gracia, creó una vampiresa irresistible; Carmen Lo- final. Entre los estupendos tipos inventados zano actuó en impecable y segura línea: José María Mompín encarnó un personaje está el despistado jefe de Policía, variante de enorme comicidad con entendimiento original del Sabio, distraído pero con caperfecto del tipo, lo mismo. que Manuel racteres de gracia inédita. Y con él cada Gallardo en el suyo. Ismael Merlo, en uno uno de los personajes no es Jó osue parece de los cometidos más importantes de su ni parece lo que es. creación escénica- -el gángster toxicóma Cuatro y Ernesto es una demostración, no y neurótico- fue el gran primer actor un ejercicio, un alarde de como dentro de de siempre, con entrega total y sin, reser- los límites del más nuevo teatro de humor vas a su arriscada misión de un trabajo y se pueden encadenar las sorpresas consde una situación, violentísimos, que supo tantes en el argumento, en el llamado juevencer de modo admirable. go de parejas en la justificación de las engañosas apariencias. A medida que la acción transcurre vaPaso no es sólo un autor fértilísimo, como lo fueron la mayoría de nuestros clásicos. Es también, y sobre todo, un autor culto y preparado, con ingenio, con imaginación, con fantasía, que huye de lo manido y de lo fácil y que no se arredra ante lo arduo de un tema o de su compleja resolución. Desde 1946 hasta la fecha ha estrenado cuarenta y una obras, y de ellas Nerviosas. Mentales. Desiníoxicacío- la asombrosa cifra de ¡veintiocho! en estos nes. Asistencia por Religiosas Mer- r últimos cuatro años. Ha cultivado tocios los géneros, y entré ellos una novísimo, que nace con Madre, el drama padre de Jar- cedarias. -Médico Director: Doctor diel, y que él califica de melodrama saV. E. de León. tírico -A ese género pertenece Cuatro y ErPLAZA, MARIANO DÉ CAVIAR; 3 nesto El enigma y el humor negro exprimen aquí todo su zumo de agridulce Tels. -2517722- 2517755- 2313180 hilaridad intelectual, puesto que nace de un juego y un rejuego permanentes entre el absurdo y la lógica. La acción transcurre en una ciudad norteamericana cercana a la frontera canadiense. En la definición de los tipos, en el diálogo, en los detalles de ambiente hay una tremenda burla cárieaturesca de los excesos yanquis y del trato o del trabamiento que suelen dárseles en los en Puerta de Hierro o cercanías dramas y en las películas estadounidenses. de Madrid. Los cinco personajes que intervienen en esta caricatura satírica- -algo más, mucho Ofertas al teléfono 2415590. más que parodia- -de fábula truculenta están agilísimániente insertados en la trama. Queremos decir qua n ella, además de movimiento, de entrada y salida, de INMUEBLE EMPLAZAMIENTO EXCEP traslación, hay también acción, y- tan tre- CIONAL. B inca Gral. Goded, 73. contigua pidante y vertiginosa como si en la pissa Banco. Maravillosa orientación. Solar maintervinieran muchas criaturas escénicas yor l. QOO 012. construidas t, Alatítas: enmás. Solamente con una maestría como la dprnos. S. 900.0 ÓQ S i Ml- l yEB. PRlá 61. no ya pose? Alfonso Paso se concibe tan MADRID. Xéiéfoáos; 2 fttf 6- 4 f y! á 2 59616. EL MARQUES DE CUEVAS, E l ESTADO COMATOSO Catines 28. El marqués de. Cuevas, empresario del famoso ballet que lleva su nombre, se encuentra en estado de coima en su villa, próxima a Caiaies, víctima de una enfermedad del cóVazón. Ai. su lado se encuentra su e sp o s a, una nieta de jolm D. Rockefeller. Amigos de la familia dicen que el marqués se encuentra grave en su villa Les ¿Ifflí Bf vaos asistiendo a una serie de peripecias y de incidencias demostrativas de que, en contra de nuestras primeras presunciones, los entes de la farsa se engañan unos a otros y también engañan y desorientan al espectador, que asiste estupefacto al complicado enredar y desenredar de ovillos y madejas, de pistas falsas y de preparación múltiple de crímenes que nunca se llegan a realizar tal y. como pensábamos, ni siquiera como imaginan los protagonistas, sino de una manera muy. distinta, por tina serie de fortuitas y divertidas contingencias del travieso azar. Entre los elementos, materiales que f so maneja en el fluir caudaloso de su melodrama satírico figuran, por; ejemplo, agotados hasta lo inverosímil, cocaína confundida con bicarbonato, y éste con aquélla í la pistola dotada de vida propia, -que se dispara cuando quiere, y el maletín, o mejor dicho, los maletines que contienen dinero verdadero y falsificado, con los cuales, como ágil malabarista, el autor ejecu 4 a las más fabulosas combinaciones, lasisamientos y recogidas. Es inagotable la serie de los Hallazgos cómicos, tanto de frase cómo de asunto, que se acumulan en esta osada sátira. Hay momentos en que creyéramos hallarnos ante un abismador juego de espejos, donde las imágenes se funden y confunden, se repiten o se alteran en constante batahola, sin darnos apenas tiempo para reaccionar y para reponernos de los traeos y de las invenciones insospechadas e inauditas. Cuando ya todo lo creemos agotado e imaginamos que hemos llegado al auténtico final, al definitivo desenlace, Paso nos demuestra que estábamos una vez más equivocados y que dentro del aparente absurdo ¡de la obra existía una especie 9 ¿e lógica de lo inverosímil de razón- de ía sinrazón, que todo lo explica. Cuatro y Ernesto en el plano del tolmos llamado negro desorbitado y delirante, pero con. una técnica apretada y rigurosa, es Una de las más regocijantes bromas y 1 burlas del melodrama de miedlo, crimen y terror llevado- por Alfonso Easo, gran autor español y universal- así, cómo suena- -de nuestro tiempo, al acabóse, al no va más, a la cima y al colmo de una especie nueva de teatro para reír que ya no admite ni mejora ni superación. -Alire- Autocrítica Mañana, viernes. Ise estrena en el teatro Reina Victoria La viudita naviera de Jopé María Fernán. El autor dice: La viudita naviera es una farsa, gaditana que ocurre hacia el último decenio del siglo pasado: farsa de viudas y soltéfitas, embarcados, cursis, pimpis, frescales, vapores que van a La Habana y catalejos que los ven venir. No pretende que nada de lo que en ella ocurre haya, podido ocurrir. Pretende tener la simplicidad intrascendente, y todavía isabelina, de un dibujo dé almohadón o una esterilla de Manila. Cádiz, acaso por el sello que en la ciudad dejaron las ingenuas, líricas y despistadas Cortes del año doce, conserva en esa- época un sentido de mentidero de vida pública, murmuradora y chismosa. Todavía las chirigotas o comparsas car ¿navalescas guaídan hoy ese sentido, y son él único producto folklórico de carácter