Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
J U E V E S 19 DE MAYO DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 59 como se ha probado de una manera irre futable, recientemente han llegado en mu chas ocasiones al asesinato vulgar. Quien quiera ver pruebas de estos asertos que lea el libro de León Daudet La Pólice Politique y La Dictadura de la Masonería de Valle j? y Riuíot. os forjadores de ¡a anti- Patna. La esencia de la masonería y su introducción- -Ante los ataques de ios masones, ¿qué actitiscf ha adopta, do la Iglesia? en España. Influencias de las logias en la política contemporánea- -Ha condenado con pena de excomuEl tema de la masonería es siempre tema de actualidad. En las nión a los afiliados a ¡a masonería y a cuantos la apoyan directa o indireetacolumnas de A B C en 1935, después del triunfo electoral de las de ente. rechas que provocó un movimiento revolucionario para anular los rePor primera vez, el Papa Clemente II, sultados del sufragio y lanzó a la República contra su propia legalidad, cuando era notorio que el Poder estapa detentado y sostenido eíi el año 1738, la condenó, en la Bula Inepor la masonería, ABC publicó, con los títulos Que preceden, la in- mineati Luego, sin interrupción, los Pon- formación que sigue. A B C se enfrentaba con un poder fundamenta- tífices han ratificado, ampliado y puntuado en las logias masónicas p en la anarqu g, y el marxismo, perfecta- lizado esta condena en constituciones y mente avvnidos con ellas. Conviene releer estas denuncias, refirién- encíclicas. B e n e d i c t o XIV, en 1751; dolas al momento histórico en que aparecieron en nuestras páginas. Pío VII, en 1829; Gregorio XVI, en 1832; Pío IX. en 1846; el Papa León XIII, en su Está soítre el tapete el tema de la ma- elía pertenecen. Los que son verdadera- magnífica encíclica Hiimanum Gemís sonería. No es porqwe sea precisamente de mente misteriosos son los fines últimos sue documento lleno de belleza y de doctrina hoy su actuación, sino porque ahora es persigue la entidad, sus enlaces y mandos y, finalmente, el Papa Benedicto XV, al cuando se están tocando más vivamente internacionales y sus procedimientos ue, promulgar el Código de Derecho Canónico las consecuencias de su obra. Mientras eüa lia estado desarrollándose, sólo algunos espíritus despiertos sintieron alarma. Para Sos dezjl s, la masonería era un juego, una distracción, incluso una fantasmagoría de las gentes. Atribuir a la acción de la masonería una influencia en la marcha de los acontecimientos políticos era propio de espíritus sencillos, dispuestos a e. -eer en toda clase de explicaciones estrafalarias. Las personas serias no podían creer en los masones, como no creían en duendes ni en trasgos. Sin embargo, los masones existían. Y actuaban. Su labor, oculta y callada como la de los termes, era, cual la de los insectos, demoledora. Bajo la apariencia intacta e inconmovible del edificio, todas sus partes vitales estaban siendo atacadas y roídas por la terrible plaga. Llegó el hundimiento jue descubrió la existencia. Los elementos defensivos de la sociedad han reaccionado contra el peligro y, advertidos de sus causas, han mostrado intención de dirigir contra ellas su acción curativa Los masones, eficaces y demoledores como insectos, como ellos también incapaces de variar su modo de actuar, siguen lanzando los mismos tópicos de antes: la masonería no existe; es un prejuicio de mentes sencillas... La táctica no puede ser ya tan eficaz. Mas si todo el mundo ha advertido ya la realidad de la masonería, no todo el, mundo aprecia del mismo modo el alcance de sus efectos. Para contribuid a ilustrar este punto liemos juzgado de mayor interés una conversación con un diputado de las actuales Cortes jue por esta circunstancia y por sus conocimientos históricos nos paede ofrecer una información de actualidad con autoridad reconocida. La mas nería- -comienza nuestro ínter- íocutor- -aparece a los ojos de sas afiliados como una sociedad que bwsca la fraternidad humana por encima de las religiones y de las fronteras. Su moral no es á sujeta a ningún dogma religioso. De estas posiciones, aparentemente inofensivas, pasa lógicamente la masonería- a ser un instrumento de combate contra la difusión de va dogma religioso: el católico y contra la Iglesia Católica y Romana. Esto ha hecho que en los últimos dos siglos la masonería sea una organización al servicio de la revolución, pues todo el orden social europeo estaba apoyado en la oficialidad de la Keligión Católica y en la sumisióii a los Poderes de Roma. Es, pues, una institución fundamentalmente anticatólica, y así conlo desde la afirmación de ía moral ¿sin dogma religioso fia llegado lógicamente al ataque a la Religión, su otro dogma de la fraternidad vniversal la conduce también fatalmente a atacar 5 a idea de Patria y los sentimientos nacionales. La masonería ha sido y es, por tanto, la organizadora y la cabeza de la revolución contra la Igiesia Romana, contra el sentimiento patriótica y contra todo poder constituido eue acate y defieniitES? S (con vuelia a ánlonis Toledano y Peñascales) da estas ideas. FINAL GOTA. AMPLIO APARCAMIENTO BE COCHES- Qué nos fliee usted de las circunstancias secretas en sae se mueve esa sociedad? -No creo que sea secreta sn existencia, ni siquiera los nombres áe muchos que a ABC. LA SOMBRÍA SOCIEDAD 0 LTRAMASH- HGS Y