Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABO. D O M I N G O 15 B E MAYO DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 9 S Pretende la masoprincipales masones nería presentarse anr e p u b l i c a n o s deste la historia, como a l e ntadoa, acabaron u n a sociedad filanpasándose, con armas Por JAKIN BOOZ trópica, d e carácter y bagajes, a su enefilosófico, totalmente El Español de ayer publicaba con este mismo título el siguiente migo. No otra cosa apolítica, y aún ha representó la constiartículo, reproducido del diario Arriba 11 e g a d o en algunas tución del partido lipartes a proclamarse eminentemente reli- medio siglo al partido progresista español, beral dentro de la Monarquía restauíi: ada. Se giosa, como ha ocurrido en estos últimos en el que una gran mayoría de sus miem- sacrificaron los principios republicanos a la días en la República Dominicana, en el bros pertenece a las logias, y cuyos prin- conservación de las posiciones políticas, y diario El Caribe en el que se viene ha- cipales personajes han caído en sus exilios Sagasta, el gran maestre, de la masonería ciendo por significados masones una apo- en el extranjero bajo la disciplina de las a la sazón, y bajo cuyo mando, según exlogía de la secta. logias extrañas. No se trata de un miste- presión pública de la propia masonería, rio, ni materia dimayor esplendor, pasó Aun reconociendo que la secta reviste vulgada por la secreta, ya que apareceépo- ésta alcanzó su ser, hasta los principios documentación de la en cada nación características propias y ca, por las publicaciones masónicas y por desde entonces a el jefe indiscutible del que hay masonerías, como la inglesa y la las declaraciones de loso mismos masones de nuestro siglo, con Cánovas del Caspartido liberal, que holandesa, que por estar constituidas en gran parte por protestantes no presentan en los momentos de eurofia de sus triun- tillo se repartieron el tranquilo alternar fos políticos. en el Gobierno de la Nación. Esto explica las características profundamente ateas, La traída a España de Amadeo de Sa- la historia en el último siglo del régimen como sucede en las otras masonerías conlas logias italiatinentales, todas ellas, y pese a sus de- boya, hermano masón de Prim durante su político monárquico, constitucional- y parhabía conocido claraciones, son esencialmente políticas y nas, que la misma suerte de éste en la em- lamentario. exilio, y Esta incorpocnación, que pareció dar paz persiguen fines políticos la mayor parte boscada que le metieron Sus hermanitos a la guerra interna y un compás de espe de las veces inconfesables. republicanos bajo la acción directa de Paúl ra por la prudencia y corrección, de que Es verdad que recientemente recogió la y Ángulo, constituyen acontecimientos maPrensa universal el entredicho en que la sónicos que acusan su entraña política y dio muestras como gotoerniasite nuestra Reina Regente, Doña María Cristina de masonería de Santo Domingo ha sido la criminalidad y baja calidad de- nues- Habsburgo, había, sin embargo, de traerpuesta por la masonería de las otras na- tra masonería. nos por las traiciones y disciplinas masóciones de Centro América, por la adhesión La República, seguidamente proclamahasta ahora mantenida hacia sus gober- da, facilitó la impunidad y el encubrimien- nicas el Tratado de- París y la pérdida tíe Imperio. nantes, pero no es menos, como en el mis- to del crimen, y tras una efímera Repúbli- los últimos jirones de niuestiro perdido mo periódico El Caribe replica el padre ca en la que se acumularon todas las ver- el El case fue que por haberse de Cuba en extremo oriental el Ricardo Velasco, que eso no ha ocurrido güenzas, y que acusaba ya lo que la Re- puerto de Santiago, de la isla defensores siempre, pues nos recuerda que una de las pública tenía que ser en nuestra Nación, hicieron derroche de en qu ylos heroísmo. felicitaciones primeras que el presidente pasamos a la Restauración, en la que los haciendo costosísima valor de trara el la emioresa Calles, de Méjico, recibió durante su persecución de la Iglesia Católica fue la de la masonería dominicana, y que reeiente (mente, en la primera reunión masónica celebrada en el gran templo masónico de La Habana, después del triunfo del castrismo en Cuba, su gran maestre hizo público que los ideales de la masonería- eran los mismos ideales de la revolución lo que no sólo desmiente la tesis de que la masonería esté reñida con la política, sostenida por los masones dominicanos, sino qus nos permite afirmar una vez más que la secta es eminentemente política, y que como tal opera. I as razones de esta preocupación de la masonería de mostrarse como apolítica e incluso presentarse como religiosa, son harto explicables, pues constituyendo una minoría que maquina y conspira secretamente contra los intereses y los sentimientos de la mayoría de la nación y que 1o bra por eiictma de los partidos políticos y aun contra ellos, perdería su eficacia si ello tomara estado público. De aquí su empeño en ocultar su extraña política. Sentado lo hipócrita y falso de su presentación y lo innoble y condenable de su actuación, hemos de reconocer la diferencia de juicio que forzosamente tiene que existir entre aquellos para los que la masonería constituye un instrumento eficaz les hechos de más relieve en la historia militar de de su servicio y los que son sujetos pasivos de sus ataques y maquinaciones. España en este, nuevo y monumental documento La masonería ha venido a ser en el orden político para algnos países, como ocurre en Inglaterra, un totalitarismo masónico, pues habiéndose apoderado la masonería de los puestos cíate de la política Edición oficial de lujo en 5 toy cíe la Administración, y no pudiéndose en la práctica alcanzar ningún puesto premos 36 x 26 cm v encuaderna eminente en la Gran Bretaña por quien no esté dentro de la disciplina masónica, dos en pief y oro, con láminas y siendo el soberano el gran maestre de a todo color. su masonería basta el golpe de mallete de su supremo consejo para que se imponga 5.000 pesetas. la unidad en los problemas más arduos. Así, la masonería, que es destructiva para otros países, es elemento totalitario secreto y constructivo para la nación inglesa. Mas volvamos al campo- de experiencias Pídase a troves de tíe la masonería en nuestra Patria. Si. en un librero, o bien a este orden despojáramos a la masonería de sus actuaciones políticas y ateas perseguidoras de la fe, la dejaríamos sin histo- Ediciones ARES ria, totalmente vacía; ni filosofía ni altruismo ni beneficencia aparecen por ninApartado 8.030 gún lado Nace en nuestra nación como un instrumento de traición al servicio del MADRID- 8 extranjero, y enraiza en lo político a tra- vés de las revueltas y de las revoluciones del siglo pasado para constituir su propio nervio. Inspira y preside durante más de I- A Y POLÍTICA La listona de España Irafés del Catálogo del SPAÑOL