Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. V I E R N E S 19 DE FEBBEEO DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 59 INFORMACIONES TEATRALES Y CINEMATOGRÁFICAS EN ÉL GOYA SE ESTRENO PREGUNTAN POR JULIO CESAR DE ALFONSO PASO Y en el Calderón, el espectáculo ¡Esto es Harlem! 6 AUTOCRÍTICAS DE PASO A NIVEL Y COMEDIA PARA ASESINOS Cartelera madrileña de espectáculos para, hoy C o n decorados y figurines de J o s é Luis M o l i n a y un mentísimo esfuer z o en la presentación, se estrenó ayer en el Goya Preguntan por Julio César de Alfonso Paso. Guillermo Ma r í n realizó una auténtica creación en la figura del protagonista y dio una verdadera lección de teatro en el e s t u d i o cuidado- y expresión del personaje, tanto en sus rasgos de humor como en los de soterrada humanidad o en los que pudiéramos llamar de expresión de m i t o y símbolo. María Dolores Pradera f u e ana, Cleopatra deliciosa y la finura de su comicidad, el buen entendimiento del personaje, s u s rasgos de ingenuidad y picardía, su adscripción al eterno femenino sus gestos 1, ademanes y detalles- encantaron y cautivaron al públiMaría Dolores Pradera, protagonistas, y co. M e r c e d e s Ba- Ouillermo Marint y de Preguntan por Julio César estrenada rranco, J o s é Calvo, Alfonso Paso, autor anoche en- el teatro Goya, Alberto B o v é, Leo Anchóriz y el resto del reparto colaboraron eficazmente en el tillas diversión de volver del revés a la éxito. mujer fatal y a su nariz que cambió El público rió i aplaudió mucho, hizo la historia del mundo y también un poco que el telón se alzara reiteradamente y de zumba parodística de Alejandría, de que el autor saludara con los intérpretes. Uno de los rasgos mejores y más interesante de la labor teatral de Alfonso Faso es el de que en cada obra busca su propia fórmula expresiva. César Cleopatra y Marco Antonio el trío en que se basa este juego de humor sobre la historia están tratados de una manera diferente y hasta nos atreveríamos a decir que también el coro y el ambiente que les rodea obedecen a peculiares líneas irónicas, más cerca deliberadamente de lo exagerado, de lo caricatural y de lo grotesco que los tres personajes antedichos, ya que en Marco Antonio el autor deja trasluéir un chico de la calle de Serrano; en Cleopatra una contrafigur de la versión real, una antivampiresa y en Julio César aígo más profundo y conmovedor: la soledad de los precursores, de los anticipadores, de los desplazados en el tiempo, de los genios más o menos tarados- -más bien más que menos, incluida 3 a epilepsia- -y que n a recuerda, no sabemos bien porgué, al Oalígula cíe Camus. Así, pues, en esta pieza burlesca hay de todo: intención ai estilo de Giraudoux, en lo que se refiere al poético juego de la reversión de los hechos y del delicioso anacronismo; penetración iníimista del Héroe, como Si pensáramos en la conocida frase de no hay gran hombre para su ayuda de cámara o así es en zapa- GRAN ÉXITO DEL CINE ESPAÑOL EN CHILE Santiago de Chile 19 (madrugada) AI éxito obtenido por las películas que se proyectaron en el Festival de Cine Español en Viña del Mar se ha unido la ííordialí- 1 sima acogida que le han dispensado las autoridades y la colonia española. La Municipalidad de Viña del Mar ofreció a los artistas, escritores y productores que integraban la Delegación española una- brillante recepción, a la que asistieron, con el embajador de España, D. Tomás Suñer y Ferrer, las autoridades y representaciones de la colonia española. La afluencia del público a las sesiones del Festival fue extraordinaria, y las localidades se agotaron todos los días. En Santiago el éxito tfué semejante. no obstante celebrarse el Festival en plena canícula. No se recuerda en la capital chilena ningún otro í estival cinematográfico que durante siete días llenara, como éste español, el local de exhibición de las películas. Los artistas han sido objeto de muchas atenciones por parte de la Embajada y de la colonia española. -Efe. un Egipto de opereta o más exactamente de zarzuela, donde el drama de los envenenamientos termina- como en una pieza de guiñol. (No olvidemos que Muñoz Seca hizo en La venganza de don Mentís una caricatura de tragedia. Todas esas intenciones múltiples están conjugadas, m o v i d a s y dispuestas por Paso con gentil desembarazo y con ágH desenfado. Las peripecias se eneadeiiaR y él ingenio se derrocha a manos llenas en escenas y situaciones donde el humor intelectual y lo que hemos llamado parodismo histórico alternan csyiíinuanaentft, A veces los personajes se humanizan, se acercan a nuestra poética y piadosa ftsmprensión, como muñfcos que dejaran de hablar con foz contrahecha, con la cerbatana del Maese del retablo de títeres para que oyéramos su propio y conmovido acento. Otras se di paran y disparatan en exagerados dislaí es, c o n tremonüsC broma de esperpento, también de traía tradicional en nuestro teatro para reír. Y ía solución de la charada, más todavía: el bellísimo y patético desenlace, al que se le a, ñade una última gota de humor, remata felizmente esta Baeva experiencia escénica de Alfonso Faso, que, mientras no se demuestre lo contrario, sigue siendo el autor con más imaginación, fantasía, osadía feliz, atrevimiento joven, taeuietud y agudeza y fertilidad! de Jas actuales promociones de nuestros comediógrafos Alfredo MARQUEHIB CALDERÓN: ESTO ES HARLEM Anoche a s i stunos en el Calderón al estreno del espectáculo de color de Jean Adra ¡Esto es Harleln! El decorado es pobre- la luz deficiente, los trajes gastados, la orquesta mostraba carencia de ensayos, pero 3? ob Destihy, prim e r a figura de la formación, es un artista excepcional, un auténtico creador de ritmo que canta con e s t i l o portentoso y pone todo el alma, en sus i n t e rwnciones. Con él fueron muy aplaudidos Sandy Jones, J a m e s Green, Petite Grovell, l o s Chiistmas Twins y el conjunto. Bob Destiny y Petite Grovell, intérpretes de- Esto es Haríem En el espectáculo, estrenada anoche en, el teatro Calderón, propio para los aficionados a la música, negra y afro- americana, hay de todo: des -el calyípso- Rock, junto con las daiizas tride el black Botton al Ba- Bop pasando por bales y el juego de llamas, los tiempos los kpintuíd s el charlestón, el Wülow carnavaleros, las parodias y las pantomiWeep, los blues el ¿w ng, el calypso y mas- ajgunas tcscas y primarias y otras,