Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C- SÁBADO B: E ENERO DE Í 960. EDICIÓN- DE LA MAÑANA. PAG. 28 Londres, procedente de las colecciones dtí Alba, Godcy y, últimamente, de la de Koe ketiy. Esta vez le ha- tocado, el turnó al patrimonio escuriálense. tan rico en maravillas de todo orden, -bien que la feliz impericia del autor haya alcanzado tan, sola a obras de interés secundario. Piénsese con terror si uña mayor erudición hubiere destrozado- el San Mauricio de- H Greco, el Crucifijo -de Cellini, o eí. Códice áureo, de entre los innumerables tesoros que custodian los muros de nuestra Gran Piedra Lírica Aunque el fenómeno sea relativamente frecuente, su genética y finalidad no son siempre las y entre unas y otras acciones median a veces diferencias esenciales, tanto eoi lo moral como en ló cultural y jurídico. El puro acto de erostratismo, platónico en su dimensióín humana, recela un afán de gloria, degenerado, pero noble en su origen. El de protesta poli- tica, para atraer la atención tocia una determinada causa, como el de la sufragista londinense, tienen una motivación lógica en su barbarie, de desviado altruismo. Otros atentados, de partidismo estético, como los de los clásicos del fin de siglo contra la impresionista Olympia de Manet, -o de los vanguardistas- contra, obras académicas, ofrecen, en fin, un significado de pasión, profesional o de escuela. Lo que carece, en cambio, de explica. ción aparente, aunque la tenga quizá profunda, es un acto como el presente, que, no siendo obra úe perturbado, hace pensar en. muy complejas motivaciones, merecedoras de atenta consideración. La indiscrimanieión de las víctimas elegidas indica, como apunté antes, una venturosa torpeza, en sus fine, de dañar, bien que éstos sean inequívocos. Lo que hace presagiar un autor inculto, movido por anhelos de barbarie químicamente pura, lo que es extraño por lo excepcional, o bien por resentimientos políticos o clasistas, vulnerando uno de los santuarios más insignes de las tradiciones nacionales. Los negros anales del vandalismo revolucionario, admiten, ciertamente proyeccicnes individúales. -además de las colectivas, más frecuentes y visibles. Tampoco quedan descartados sentimientos subconscientes de odio á lo bello por el solo hecho de serió, que íntimamente no son incompatibles con la hipótesis anterior, como el de aquel fanático del Point Counter Point de A. Huxley, que destroaatoa con su basten las flores de lin jardín o ps que envenenan los más bellos ejemplares de los parques zoológicos. Cobarde reacción del desheredado que se venga contra las cosas, en represalia ciega y transversal hacia una sociedad contra la que lé falta valor para enfrentarse. Sea de ello lo que quiera, el triste episodio puede y debe dar lugar a salvar una lamentable laguna de nuestras leyes represivas, incomprensiblemente desatentas a la protección penal del patrimonio artístico, pese a ser éste uno- de los bienes más puros e inmarcesibles de nuestra Patria. Un solo artículo en eLCódigo Penal, el 561, castiga con arresto mayor, es decir, pena de dos meses y un día a seis meses, a quienesdestruyan o deterioren pinturas, estatuas u- otros- monumentos públicos de utilidad u ornato Precepto de benignidad escandalosa que obligaría a purgar como, máximo, con seis meses de arresto (con probable aplicación- de la condena condicional) la destrucción de Las Meninas o El entie: rro del conde de Orgaz sanción menor que la, que. eoiTesporide a con arreglo al articulo 558 (de presidio menor) les cul- pables de daños en puentes, caminos o paseos -esto. es, -a los que rompieren unos 1 bancos de un paroueo unas fia- rolas del alumbrado. Tal beoéismó merece pronta- corrección, elevando el rango de los valores estéticos muy- por encima de las estimativas crematísticas, que son las que üiénos debieran contar en hechos de esta naturaleza. El daño- sin rao tivación, por lo que tiene de gratuito, cuando no- es clínicamente vesánico, implica una peligrosidad antisocial muy digna de tornarse en cuenta P ar las leyes, pero demasiado olvidado por ellas- -Antonio QUINTANO- RIPOLLES, magistrado ú- el Tribunal Supremo- representación rde España en La Habana, pital y en el de Valparaíso. En 1946 volvió El acto de vandalismo- recientemente, dea L Habana contó secretario de nuestra nunciado por la Prensa y perpetrado conEmbajada; y más tarde estuvo encargado tra once cuadros en el monasterio de El del Consulado General de San Juan de Fuer- Escorial, no carece ciertamente de prece- den- tes criminológicos. Raro es, en verdad lo. Rico. el crimen carente de ellos, ya que la imaEn 1949 se incorporó a la Embajada cer- ginación humana quizá tiene más límites ca de la Santa- Sede, y allí ascendió a con- eii el mal que en el bien, por aquello de sejero. Tras una estancia en el Ministerio, la- imposibilidad demoníaca de inventar la pasó cñ 1955 al Consulado General de Tán- nueves vicios. El atentado contrael belle- en ger, donde adquirió la- categoría de ministro za tuvo antecedentes incluso oscuro mundo helénico, donde Erostrato, ef esio plenipotenciario de tercera clase. Seguida- que quiso a todo trance alcanzar la inmormente fue segundo jefe del Gabinete Diplo- talidad, lo consiguió en cierto modo incen nático. diando el templo de Diana, de Efeso, una de las siete maravillas del mundo, la noEL EMBAJADOR, DE ESPAÑA EN che misjjia augural en que nació Alejandro MANILA, Magno: 1 Sus compatriotas, con el fin de Don Mariano Vidal Tolosana es desde i frustrar sus propósitos, decretaron, bajo muerte, i954 embajador en Guatemala. Ingresó en pena, dede su nó pronunciar jamás el 4 a carrera diplomática en 1921 y prestó i nombre pasado autor, nó obstante lo cuál éste ha a tadas las lenguas cultas sus primeros. servicios en Nueva York, Pa- j para calificar de erostratismo las acciones rís. Santiago de Cuba, Pau y Puebla. En vandálicas tendentes. a. a- segurarse fama 1332 fue destinado a Méjico y, en febrero El clásico ejemplo no dejóde 1937, pasó a formar parte de la Secre- j imperecedera, sobradas ocasiones a través íaría General de Su Excelencia el Jefe del- de cundir en y en los. modernos es fa ¡de los tiempos, Estado. moso él atentado perpetrado per una suDestinado más tarde a la entonces Le- j fragista inglesa, en los comienzos del sigaeión en Tokio, volvió al Ministerio en j glo, contra una de las glorias. de la pintu 1947, en donde desempeñó el cargo de jefe ra, universal: la Venus del espejo de de la Sección de Intercambio universita- nuestro Velázquez, recién adquirida en rio en la Dirección General de Relaciones 45.000 libras por la Galería Nacional de Culktrales, y de la de Publicaciones de la misma dirección. Ascendido a ministro plenipotenciario de tercera clase en 1949, íué también director de Convenios Generales ás la Dirección General de Política Exterior. Representó al Ministerio en el Consejo Nacional de Telecomunicación y estuvo adscrito a la Delegación española en el VI Congreso de la Unión Postal de las Atnérieas y España. En 1950 se le nombró director adjunto de Relaciones Culturales realiza existencias por reforma. y encargado de la Dirección Política Cultural; y, en 1952, director de Asuntos PoJosé Antonio, SI líticos de Centro y Sudamérica. En junio de 1354 ascendió a la categoría de ministro plenipotenciario cíe. segunda clase. a DON JUAN SÁNCHEZ, CORTES El nuevo director general del Patrimonio del Estado y delegado del Gobierno en Tabacalera, S. A. nació en Don Benito (Badaios) cu i de julio de 1906. Ingresó en el Cuerpo de Abogados del Estado en las oposiciones de í 93i prestando servicios en la Delegación de Hacienda de Barcelona, -Di- rección General de Régimen Jurídico de- las Sociedades Anónimas, Dirección General de lo Contencioso del Estado y en el Tribunal Económico- Administrativo de Madrid. Desde el año 1942 hasta la fecha ha desemP DEL PRADO, 26 peñado la Jefatura de la Asesoría Jurídica MADRID del instituto Nacional de Industria. En reTELEFONO, 39- S 2- 4 Ó presentación de las Mimscterios. dé Hacienda, -de Industria, ha formado parte, entre y otras, de la Comisión Especial, de Investigación. de las Socl Í f 7 o 7 7? de de Estudios y Rejot 1 a de tu I n d las Industrias de 1 c 1 A CÍ d a le d Estudio dé las f? c t- t a c quedar vigentes 10 1 adicional He la- Le a A i ¡n 1 2 u- 1 las Sociedades ¿1111- rs c f r ¡1 de 19: 51 y de- Jas 1 ir en el Consulado General en esta misino car FUEL- OIL EN Sü CALDERA Infórmese llamando al 235145 EL SK. BEOEBE GOMEZ- BUSTAMAríTlT. El nuevo presidente del Tribunal Superior de Contrabando y Defraudación, don. Ramón de Ortos Gómez- Bustamante. nació en Santand. er. er 24 de octubre de 189- 1. In grresó en el año 1913, previas las correspondientes oposiciones, en él Cuerpo de Abogados del Estado y en el Jurídicd- Militar. En uno y otro Cuerpos ha desempañado importantes cargos, siendo promovido en el último al empleo de consejero tobado del Tribunal Suprimo de. Justicia Militar. El año 1853 fuá designado, dirsstor general de Aduanas, cesando- como tal cuatro: años después por haber sido designado para re- g- ir, al ser creada. la Dirección Gsieral- del Patrimonio del Estado, al frenta ¿e la cuai L se halla en la actualicU- -Anuncíese es toa por me diode ia Edición Semana! Aérea de