Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, VIERNES DIARIO ILUSTRADO AÑO QUINCUAGÉSIMO 2 2 D É É Ñ E B O DE 190- EJEMPLAR 1 50 PE SE T A S TERCERO. DEPOSITO LEGAL- M. 13- 195 S, 16.805 6 0 P A G I N AS VEINTICUATRO HORAS SAJADOR DE CUBA EN ESPAÑA RECIBE LA ORDEN DE REGRESAR A S í PATRIA PARA INFORMAR FIDEL CASTRO ATACO VIOLENTAMENTE A ESPAÑA Y A SUSRELIGIOSOS, Vf MUESTRO REPRESENTANTE REACCIONO CON ENERGÍA CONTRA LA FALSEDAD DE SVS IMPUTACIONES TODO ES AUN VAGO E INCONCRETO En el Ministerio de Asuntos Exteriores, a donde acudieron anoche en demanda de informaciones muchos periodistas, se dijo que las noticias llegadas de la Embajada de España en La Habana confirmaban que se había producido, en efecto, el incidente de que están hablando sin cesar las agencias internacionales de Prensa y las radios de toda el mundo, Sin embargo, corno esas noticias son- -para nosotros- -necesariamente vagas e inconcretas, lo cual se comprende fácilmente porque se carece de la debida información cifrada, el Gobierno español se reserva: su opinión hasta que él embajador, señor Lojendio, dé cuenta; veroalmente de lo ocurrido, a su llegada, que es inminente, a Madrid. La Habana 21. El incidente entre Fidel Castro y él embajador de España, don Jlian pabló de Lojendio, se produjo minutos después que el jefe e cl Gobierno atacase agriamente a- Manuel Rojo del Río, ex comandante de los paracaidistas cubanos, que huyó ayer a Nueva York y pidió asilo político, después de acusar a Castro de considerarse un superhombre Por otra parte, el Sr. Lojendio parece que concedió especial importancia a la iectura por Fidel Castro de una carta en la que, sesun éste, un pariente del ex jefe de las Fuerzas Aéreas, Díaz Lanz, acusaba a ías embajadas norteamericana y española y decía que había una imprenta, armas y dinamita en una iglesia de Cuba. Después 1 dé referirse a esta carta, uno de los periodistas que interrogaban a Fidel Castro, le pidió que comentase la reciente visita de varios sacerdotes al embajador de ííspaña. El Sr. Lojendio estaba viendo el programa, de televisión en su o s a y se indignó por los comentarios de Fidel Castro. Marehó inmediatamente a la emisora y entró en el estudio para ppdir que se le permitiese contestar a las acusaciones. El señor LoJBwdio dijo al director del p- opra ia, 41 fredo Muñoz; Pascual, que había sido injuriado por Ja 1 manifestaciones cié Fidel Castro. Subió a la plataforma donde e encontraba el jefe del Gobierno y pidii que- sé le dejar contestar ante el micrófono. Castro, claramente enojado, preguntó al Sr. Lojendio, con voz contenida, si tenia ípetfnsiso del jefe del Gobierno para hablar El embajador respondió Que no había pedido permiso porouc había sido ofendido. Mientras ía. uto, policías, guar- cionarios de la televisión, rodearon al em- bajador español. VLÁ EMISIÓN: FUE INTERRUMPIDA- V Las personas que se encontraban en el estudio prorrumpieron en gritos. El inci- deKtédió comienzo a las 12,38 dé: la not che (6,88 de la madrugada, hora española) La. emisión fue interrumpida, pero las palabras, y Voces continuaron siendo. escuchadas. La emisión se reanudó sietes Riihutos más tarde. El Sr. Lojendio se retiró del estudió, acompañado por el comandante Juan 1 meida y otros oficiales del Ejercitó. Fidel Castro pidió que el embajador abandonase el país en un plazo de veinticuatro horas, y la orden fue inmediatamente transmitida por el presidente Dorticós con las f iiihi t con este E N T R E GRITERÍO llamado a consulta por el Gobierno sle su país. (Foto Cifra. en (Barajas L Habana.