Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S Á B A D O 9 DE E N E R O DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 47 flucciones arnichescas, en La Josa de los sueños de Benavente, y en Historia de una escalera y Hoy es fiesta de Suero- -por citar sólo ejemplos relevantes- quedan maltratados por el folletín y la novela barata, a los que tanto en la realidad se parecen, pero que pueden y deEN EL MARÍA GUERRERO SE ESTRENO LA BODA DE LA ben ser realzados y magnificados por los escritores con talento y con corazón. Una preocupación psicosomática. posCHICA DE ALFONSO PASO tibseniana, mrJdíción hereditaria, transmisión epilepíoide, que encaja, sin caer Y en el Reina Victoria, Lucy CrmvnT, de Irving Shatv y Aumont. en el tremendismo, en ese clima y en esas desgraciadas criaturas dé la tragicomedia, apunta también en varios pasaCartelera madrileña de espectáculos para hoy jes y figuras de la acción. Pero lo mejor de ella tal vez sea esa farsa dentro del Con un magnífico asunto- -teatro en el teatro- -que los perdecorado de Emilio sonajes inventan para no hacer definitiBurgos, funcional y vamente desgraciada a la protagonista, realista, que resolvía ilusionada con un sueño imposible y que inteligentemente toencierra un desgarrador patetismo lindas las dificultades dante a veces con el gran guiñol, a med 3 la acción, y con dias entre el sollozo y la carcajada. una dirección impeSe nos dirá, tal vez, que Paso acumula cable, sensible, sutien exceso incidentes, que recarga las tin, lisima üe Claudio de tas, que bordea el melodrama, que. planla Torre, sa estrenó tea y resuelve ías peripecias con abuso en el María Guerrede eoincideneias o de contrastes... Y todo ro La boda de la eso es cierto. Pero creemos que lo hace chica de Alfonso deliberadamente, con arreglo, repetimos, Paso. a una tradición üa un género que debe El público siguió ser así continuado y en cierto sentido con positivo interés renovado, y que en definitiva no tiene los incidentes de la nada que envidiar- -porque su abolengo trama, rió con los es mucho más procer- -al de ciertas corasgos de humor, se medias norteamericanas 11 a m a d a s de conmovió en los pa preocupación social -Elmer Rice, Wils a j e s dramáticos y der, Saroyan... -que entre nosotros no aplaudió mucho a 1 significan ninguna novedad. Operarios y fin de c a d a parte, artesanos, conserjes de librea y abrecohaciendo que salieehes, conductores de vehículos de serviran a saludar el aucio público, obreros sin trabajo, peritos tor y el director en que aspiran a obtener un título por covnión de los interrrespondencia, sempiternos jugadores de. pretas. lotería, dependienias de almacén engañaMontserrat Blanch, das y buriadas por señoritos juerguistas, cada día mejor acchicas de la burguesía a las que los padres acomodados no dejan casar con notriz, logró una creavelistas inéditos... todo ese censo desdeción admirable en la ñado o desvirtuado por la mala- literatura figura de la protaha sido recogido entrañablemente por Algonista, para la que fonso Paso... Abandonados por no sabepuso todo el fuego mos quién, he aguí que el joven, inteliy el entusiasmo de su gente y aleroso autor les ha dado plaza arte y de su expeen el escenario para conmovernos con riencia escénica con ellos, para que despierten a veces nuestra apasionada entrega Lina Rosales, Gabriel Llopart, Mariano Azaña, Montserrat al papel, lleno de Blanch y Ángel Picazo, intérpretes de La boda de la chica sonrisa y siempre nuestra profunda y comprensiva piedad. Eso es teatro y lo verdad y de humaestrenada anoche en el teatro María Guerrero. demás- -como diría cualquier personaje nidad. Lina Rosales, suyo- ¡pamplinas para los canarios! Ángel Picazo, Mariano Azaña y Gabriel Llopart encarnaron caresca y ternura, ironía y sátira social, Alfredo MARQUERIE. amor indecible h a c i a esos- estamentos ESTRENO DE LUCY CROWN EN EL también de manera admirable otras fi económicamente débiles como suele de guras principales, en el éxito se hiciey REINA VICTORIA ron acreedores al elogio Conchita Leza, cirse, que al igual que en mucMas proEn buena versión tíe Antonio de Cabo y María Rus, Esperanza Grases, Ricardo con adecuada escenografía de Burgos, se Garrido, Luis Roses, Pedio Sempson y estrenó en el Reina Victoria Lucy Crown Antonio Martínez. cls Irving Shaw y Aumont. El debutante, Luis Várela- -joven actor lleno ds naturalidad Aunque el autor no califique su obra, y b r í o dramático- -desde las primeros momentos se advierte fue ovac i o n a do en que se trata de una auténtica tragicomedos mutis. También dia, entendida al modo clásico y también Mañaiia, domingo, dos funciones fueron muy aplaudial arnichesco- -para nosotros espanohsimo dos la primera actiiz por la tarde e inolvidable- Ante los ojos y los oídos T i n a Gaseó- -dueña del espectador se abre la intimidad de A las 5 y 7,30 de la escena, tierna un hogar agobiado y humilde, la casa de y conmovedora- el los porteros de una finca, en contraste primer a c t o r José con la buhardilla frontera y elegante que B ó d a 1 o- -ímpetu, han habilitado para sus fiestas seudomunfuerza, contención y danas los dueños, unos nuevos ricos a los expresión- Julieta que el dinero, según se percibe en seguiSen- ano, Lolita Heda, no proporciona la felicidad. rrera, Pilar MardoHay, pues, en la pieza dos acciones pamingo, Elsa Zabala, ralelas y simultáneas: la del piso de los Manuel Gil, Enrique porteros, donde toda estrechez y angustia Cerro, J o s é Miguel tiene su asiento, y la otra, que se insinúa de Juan Ignacio Luca de Tena R u p e r t Laureano Tina Gazcó, José por comentarios y por escenas breves de Franco y Ramón y B o d a lo y Julieta descansillo, que le sirve de eficaz y exAdolfo Torrado, estos Serrano presivo contrapunto. Y por- esa razón el desenlace de la obra también es doble, ú i t i m os felizmente ya que la fábula principal se acaba con iniciados en las lides teatrales, con auténunas frases sentimentales y la accesoria tica y garbosa soldura. REPRESENTACIONES con una escena muda y elocuente, bien El público hizo que el telón se alzara preparada y justificada. muchas veces al final de cada parte, enLos demás días, tarde y noche El trasfondo quevedesco de Los pobretre resonantes palmadas. citos otra obra de Paso emparentada Se despacha en- contaduría claramente con la que comentamos, se Suponemos que la novela de Irving trasluce en todos y cada uno de sus tipos 5 días de anticipación. Shaw de la que está, tomada la obra, teny de sus situaciones. Hay hambre, mise- drá positivas calidades de- análisis psico ¡fia, necesidad mezclada, con la risa, pi ABC. INFORMACIONES TEATRALES Y CINEMATOGRÁFICAS TEATRO GOYA ¿DONDE VAS, TRISTE DE Ti? 219 y 220