Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 6 DE E N E R O DJE 1960. E ICION DE 1 A MAÑANA. PAG. 44 Subió a un ireri y Migó, pistola en mano, a los snaquinisías a que no detuvieran el convoy en lúngima estaciáíj COI SAEATER DESAPARECE LA TRISTEMENTE CELEBRE DINASTÍA DE BAMBOLÉEOS AUTORES DE NUMEROSOS. CSIHEIES EN CATALUÑA Barcelona La muerte de Francisco Sa bater Llopart, que había entrado clandesti- ñámente en España ¡procedente de Francia, Jia sido el final, de la triste dinastía de los hermanos Sabater. Como se recordará, José Sabater murió en la calle de Trafagar al asesinar al inspector del Cuerpo de Policía señor García Dagas. Manuel Sabater íüé ejecutado en la prisión celular de Barcelona. por hacer frente en el monte a la Guardia Civil, y hoy Francisco Sabater ha encontrado la muerte después de enfrentarse con la Benemérita cuando intentaba burilarla. Sabater sufrió dos, balazos en la refriega sostenida con la Guardia Civil- en la casa de 1 campo sita a seis kilómetros de Gerona, donde murieron sus, compañeros. Derrotado; y considerando como única salvación llegar a Barcelona corno fuese, se dirigió a la estación de Fornelís de la. Selva (kilómetro y medio de Gerona) donde, en el momento de arrancar, íomó por el lado. opuesto del aldén el tren 1.104, que tiene su salida de Gerona a las seis. ¡cuarenta de la mañana. Ya ti convoy en marcha, amenazó con una me- tralleta al maquinista Pedro García Marcos y al fogonero Joaquín Puig, ordenándoles que le diesen la- comida que llevasen, comida que ingirió sin perder de vista a los dos ferroviarios. Luego les ordenó se dirigiesen directamente a Barcelona, cosa que dijeron aquéllos era imposible, porque podían chocar con otros trenes. Al llegar a la estación de Ma (sianet- Massanas (empalme) -se efectuó el cambio de máquina de vapor por otra eléctrica, y en el momento en que las dos estaban jungas, Sabater. pasó de una a otra, sin dejar de amenazar al maquinista y al fogonero. Después el tren continuó la marcha, pero el jefe de la. estacióiij que se dio cuenta de la maniobra de Sabater, avisó telefónicamente a la estación de San Celoní. Sabater insistió en que debían continuar el trayecto hasta Barcelpna sin parar en ninguna estación, pero los ferroviarios le hicieron comprender que era imposible, por lo que cambió de iplari y les ordenó que poco antes de. San Celoní aminorarán la velocidad en una curva, para bajar. Así lo hicieron, y Sabater descendió, Al llegar los maquinistas a. San Celoní dieron la voz de alarma. -Las fuerzas de aquel puesto de la Guardia Civil solicitaron la ayuda del somatén armado de ía villa, y se intentó dar una batida ¡por la zona en la que se había apeado él malhechor. Pero éste se había dirigido a la ciudad y entró en una peluquería para que le afeitaran. El barbero se negó, al enterarse ele quién se trataba, por lo cual Sa- bater marchó a casa de un antiguo conocido, que había militado en la C. N. T. Al encontrarlo en la puerta de! a casa le pidió que le escondiese, ¡pero aquél se n- egó a hacerlo diciendo que no quería saber nada de lo pasado. Mientras tanto, un miembro del somatén de la villa apercibido de la presencia, del perseguido en aquel lugar, sedirigió allí encontrando a Sabater que forcejeaba, con el citado ex cenetista, quien trataba de impedirle la entrada en su casa. Sabater, al ver que se acercaba un paisano con una metralleta, sacó la pistola y le hizo cargador cayendo Sahater herido de muerte. El somatenisía, sin poderse levantar, le disparó un segundo cargador, y a poco aparecieron los guardias civiles, que se hicieron cargo del cadáver de Francisco Sabater, alias el Quico LA T R I S T E BIOGRAFÍA DE UN CRIMINAL Franci co Sabater Llopart (a) El Quico tenía en la actualidad cincuenta años y estaba casado. Su profesión- originaria fue la de lampista y Imbía nacido en Hospitalet de Liebregat (Barcelona) Fanático anarquista y casi analfabeto, destacó durante la giterra- en el ejército rojo; pero ya entonces fue un habiíual de la delincuencia y robó un camión de la Generalidad de Cataluña, siendo detenido al llegar del frente. En la Comisaría de Satis (Barcelona) aprovechó un- descuido y se apoderó de una metralleta. con la que intentó abrirse paso, mas por estar descargada el arma, fracasó, en su intento de evasión consiguiéndolos agentes reducirle después de una enconada ludia, en la que usó la metralleta como maza, llevado a la cárcel de Vich pudo hacerse con una pistola. mientras se sustanciaba el p roqeso y, amenazando can ella. a los guardias, huyó, sin que- se lograra capturarle hasta el final de la querrá, por lo que estaba reclamada sil detención guando triunfó el Alzamiento Nacional; pero Sabater se encontraba entornes en Francia, donde, -unas veces a las órde. nes. del Comité de la P. A. I. radicado en Toitlouse, y otras por cuenta propia, realizó viajes a España al frente ¿le grupos terroristas. Su primera estancia en nuestra. Patria se hace notar é- n octubre de I94 ív fnr que, con pocas semanas de intervalo, realizó das atracos en Hyspitalet de Llobregat, acompañado, de tres individu- os más. En uno y otro acasos registró las habitaciones apg- aerándose de dinero, joyas y ropas, y huyó en el coche propiedad de uno. de los despojados. Se llevó alrededor, de o. poo pesetas. Üos meses después vuelve de nuevo a Es- Presidieron el acio el capitán general de Caialdña, el director general de la Guardia Civil y autoridades Gerona 5. Se ha efectuado el entierro del heroico teniente de la Guardia Civil D. Francisco Fuentes Fuentes de Castilla Portugal, fallecido en. acto de servicio en la noche del domingo en un encuentro con. cinco atracadores, cuatro de los cuales resultaron muertos, y el jefe- -Francisco íSabater- -herido y muerto más tarde en San Celoni. Presidieron el cortejo fúnebre el capitán general de la IV Región Militar, -teniente general D. Pablo Martín Alonso; gobernador civil de Gerona, don José Pagés; director general de la Guardia Civil, D. -Antonio Alcubilla Pérez; jefe superior de Policía, D. Juan Estévez, que ostentaba la representación del director general de Seguridad; gobernador, militar de Gerona, D. FélixGuillamón; obispo de la Diócesis, alcalde, presidente de la Diputación y otras autoridades y jerarquías. Más de cinco mil personas se suma. ron al acto. 131 féretro fue llevado a hombros de compañeros del finado desde la Comandancia de. la Guardia. Civil hasta la plaza del Marqués del Campy. Desde allí fueron trasladados los restos al cementerio parroquial- dé Santa Eugenia de Ter, de donde era vecino el finado. Once coronas de fio- res de autoridades y compañeros eran, llevadas por miembros del benemérito Instituto. -Cifra. paña para efectuar sabotajes, pero. por desmoralisación de sus subordinados de grupo, y deserción, intentó el solo realizar un asunto de resonancia, de lo que desistió al fin después de vivir en Barcelona, a costade pequeños atracos. En- abril de 194 S vuelve otra vea a España al frente de un grupo de cinco individuos, entre ellos Antonio Malpica Ramos, tan fanático, tan. loe o y tan criminal como él propio Sabater El grupo llegó a Bañólas con todo su material de sabotaje alojándose en una. fonda, pero- al parecerle sospechoso a la Guardia Civil Francisco Sabaler, le pidieron lu documentación cuando se encontraba paseando. Elfo- rajido entonces sacó la pistola- y mató a- u n guardia. El 9 de julio: de 1948 apareció en Rubí, en una finca agrícola wtt- tanto aislada, con tres individuos más. Al llegar aquél mismo día a dicha finca unos señores de Tarrasa preguntando por un mozo llamado Ramón, (qiie resultó, ser cómplice de Sabater) la mujer a quien preguntaron fingió ir a llamarle, pero volvió con Sabater y los suyos, que encañonaron a los visitantes; al comprobar que no eran policías, les permitieron irse. A poco de este incidente, Sabater regresó a Francia. El 28 de enero de 1949 se acusa de nuevo su presencia en España capitaneando úna banda de cinco sujetos y atraca un banco de San Feliú de Llobregat, llevándose 350: 000 pesetas. El 26 de febrero asesina al agente de Policía D. Osvjaldo Blanco Gregorio se apodera de su pistola- -y placea. El 2 de marzo, con su hermano Jasé y cuatro individuos más, prepara cuidadosamente un alentado contra el comisario jefe de la Brigada Social. Los cinco, con metralletas, se apostaron en un lugar por donde el comisario acostumbraba a pasar. Un sexto bandido se colocó dos metros antes para avisar el paso del coche, al que esperaban ar niaal brasa dentro de. una camioneta- cerrada pero confundió cj coche y... di airseñ cg ¿ive niúfüf: ali: fas o é ótrb, ¿jtic jiié fi- i -ftivSeñre muriendo el conductor y jtn- Magníficos pisos en lujoso cdiñcio- tosió confort, situado- en Avenida de primer orden, a ppsos metilos tie la Glorieta ele Atocha. Sitio ideal para profesioiiafes. fiesideiicias, etc. Aácraiérense desembolsando 1 DOSCIENTAS- MIL PESETAS y el resto con grandes facilidades -fié pago y grandes. descuentos 1 al contado. -Puede usted- visitarlos a c. naí 5 uiEr ñ o r a en paseo üé S a n i a M a r í a V de la. Cafeeza. esgitina- a Viá tT ffi 3