Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MiiRTES 15 BE SEPTIEMBKE: BE 1959. ÍDICSON- BE l A JMAÑANA. P Gv 83 ción del cinturón exterior. Agregó que ias mediciones hechas gracias al segundo cohete 3 I espacio son muy importantes para estudiar la intensidad de los rayos cósmicos, la composición atómica, del gas interplanetario y los meteoritos. El doctor Nikolai Yerüsalimskyj subdirector del Instituto de Microbiología de la Academia de Ciencias, ha manifestado que los últimos descubrimientos soviéticos justifican él aserto de que las condiciones lunares pérrnitén la. existencia, dé las más primitivas, formas de organismos. vivos Que la Luna no está completamente extinguida, lo demuestra la actividad volcánica recientemente registrada en ella. Es, por otra parte, posible que bajo la superficie, en donde la temperatura fluctúa poco, exista un cierto nivel de temperatura. iComó la Luna es de constitución porosa, puede presumirse que en su interior existan, agua y oxígeno, formados como resultado de la regeneración química del dióxido de carbono, de origen volcánico. Los últimos estudios de los micro- ciudadanos dé la Luna no podrían llevarse a cabo si el Lunik I I no hubiera sido previamente esterilizado para prevenir el contagio por los micro- oi- ganismos terrestres llevados hasta allí manifestó el doctor Yerüsalimsky. El vicepresidente de la Academia soviética de Ciencias, Alexai der Topchief, ha manifestado en una conferencia de Prensa celebrada en Moscú que es empresa muy difícil, pero ya cercana a la realización la de hacer llegar un hombre a la. Luna, según informa la Agencia Tass. Él profesor H. S. W. Massey, destacado científico británico, ha declarado hoy que con arreglo al progreso actual un hombre puede que desembarque en la Luna en los próxinios diez aííos. Manifestó que no cree que los norteamericanos yayan muy detrás, de los rusos y que tienen grandes posibilidades de- alcanzarlos y sobrepasarlos. Los científicos informan que están preparándose para facilitar a to 8o3 los países datos acerca de los informes obtenidos por el Lunik I I E L PELIGRO D E CONTAMINACICmES Los científicos de los Estados Unidos expresan profunda ansiedad en relación con la posibilidad de que el cohete lunar soviético pueda contaminar la Luna con bacterias extrañas. Un portavoz de la Administración de la Aeronáutica y eLEspacio dijo que los Estados Unidos están muy interesados sobré el problema de impedir la contaminación de la Luna. A este respecto Radio Moscú informa que se han tomado toda clase de precauciones para que el proyectil que se d i r i g e a la Luna no transporte a ella microorganismos terrestres. Añade la emisora que esta cuestión es de gran importancia para los futuros viajeros del espacio, ya que es posible la existencia de algún tipo de vida eii oíros planetas. Si la Luna resultara; infectada de alguna especie de vida vegetal en estos rhomentos es posible que perdiera sus características y tuviera consecuencias en cualquier tipo de vida que pudiera existir en ella. FOTOGRAFÍAS DE. LA N U B E AR, TIFICIAL DE, SODIO Radio Moscú informa también que un Observatorio soviético logró obtener fotografías del proyectil Lunik 11 cuando- sé encontraba 78.000 millas de la Tierra. Añadió la. emisora- que fueron sacadas 12 íótograíías de la estela de sodio que el prO- SEGOTEL PROFESOR LOfELL, EL LUNIK Ifc W HABRÁ RECOGIBi MAS OUE UNA MEOMMACroi MODEMDÁ La ciencia soviética no sabe de la Luna U estas horas más de lo que sabe Kruschef de los Estados Unidos Londres 14. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal. El potente radio- ielé- seopio de Jodrell Bank, en el Ches- hire- certa de MhKchester- ¡registraba ayer, durante cuatro horas, las señales del cohete soviético Lunik 11 en su viaje a la Luna, y cinte el cese abrupto de toda c- ontunicación, a las cliés de la noche, dos minutos y veintitrés segundos, hora de Greénzvich; aceptamos en potencia el hecho de que el impacto se había producido ¡declara el profesor Lovell, cuyo prestigio como pastor de rebaños y balidos de satélites artificiales es evidente. Lo que ignora todavía el profesor es si el cohete alcanzó el ob jetivo. como residtada de su dirección inicial- -por pura balística, podríainos decir -o m e d i a n t e rectificaciones de runt b o impartidas en el curso de sú avance. Es inconcebible que puede alcalsarse ese blanco en la inmensidad espacial sin reajustes de dirección. Para estar seguros dé cómo lograba Rusia su éxito, y para saber si el cohete fué gitiado hacia la mitad de su viaje en los miles, de millas finales, tendremos que esperar a que nos lo diga Moscú. Antes despartir hacia Nueva York, donde representará a Inglaterra en la Asamblea general de las Naciones Unidas, dijo Sehvyn Lio y d que no cree que mucha gente esté terriblemente interesada en las pruebas siderales de la Unión Soviética. Esto puede ser cierto o no, y vamos a dejarlo en que el escepticismo avansa entre los que se sintieron estupefactos y apro. vimadam. ente histéricos cuando Ruisa colocó en órbita su primer satélite artificial. El hecho de que en esta ocasión hayan fallado antes, según dicen, tres intentos soviéticos en las dos últimas seman- as, contribuye Las fotografías han sido comparadas entre sí y se ha podido determinar de esta forma la velocidad de expansión de la nube. artuicial de scJio, la cual alcanzó un diámea la indiferencia progresiva. Los fracasos no so i escenificados en Moscú, ni siquiera publicados porque entre nosotros- -pie decía hace poco tiempo un corresponsal de la agencia Tass- -la noticia de una de estas pruebas frustradas no Es noticia, naturalmente Pare- ce que los norteamericanos son siempre- menos subrepticios. Pero no se trata ya de puro escepticismo popular. El propio Lovell distingue a estas horas é iitré el valor del e. vperimento, como demostración de la habilidad técnica de Riisiat y el punto de vista científico. Es probable- -subraya Lovell- -qíie los soviéticos hayan recibido muclia. información al paso por el espado de su cohete, pero el lanzamiento del últiyno satélite norteamericano tiene más valor en ese terreno. El impacto del cohete ruso no fué suave, sino brusco, y los instrumentos de a bordo enmud- e- cieron. Este cese de información desde la Luna, que se tratará de evitar en los nuevos intentos, reduce considerablemente el valor científico del ensaya. Un despacho enviado a Londres desde Hungría dice que el observatorio de Budapest pudo registrar un halo al, Ñor- te de la Luna en el momento del choque, y supone que se formó con partíctdas de su materia, en proporciones considerables expulsadas al espacio. El observatorio de Budapest trata posiblemente. de eclipsar la euforia oficial moscovita en el campo del ditirambo. En definitiva- -he oídO decir a. un político- la ciencia soviética no sabe a estas horas más de la Luna de lo que sabe Kruschef de los Estados Unidos. Que el primer ministro de Rusia llegue a su luna particular y se entere, es, por ahora, lo más importante. MIQÚE LARENA. tro de 360 millas en un plazo de cuatro minutos. Según Radío Budapest, el Observatorio de aquella capital afirma que ha observado un círculo oscuro en lo alto de la Luna al tiempo que el cohete soviético llegaba a ella. La emisora dijo que esto pudo ser causado por el polvo levantado por el cohete al alcanzar a nuestro satélite. Radío Budapest dijo que pequeños círculos oscuros se levantaron en forma concéntrica y fueron visibles aproximadamente hasta tma hora después de la. señalada coiiio hora en que él cohete alcanzó a la Luna. La explicación dada por el Observatorio es que probablemente la. superficie de la Luna esté cubierta de una. capa de cenizas y el cohete, al chocar contra ella, originó un cráter, levantando nubes de oscura ceniza. Desde el Observatorio Católico de San Miguel, en Buenos Aires, sé ha observado uña sombra en la Luna, que se cree ha sido provocada por el Lunik II El padre Bussolino declaró a los periodistas que la pasada noche, a las diez (htíra española) observó algunas irregularidades en la superficie lunar, especialmente una sombra no habitúa! Añadió que estaba con- Z o n a residsncial, invei- sióu inmejorable, ALQUILERES LIBRES. EXENTA DK TRIBUTOS. 6 y T habitaciones, 3 rvioios completísimos, cocinas de gas y eléctricas, calefaeción central. Construcción de priíaiera calidad. Avenida Sel General- Peréií, nÚEieros 43 y 44. yéttil dyaba: tras de sí. Vendemos en zona industrial pesada, próxima a estación Delicias, nave y patios adyacentes, con un total de S. OOO m 2 aproxiniadarüente. Aparfca dero de ferrocarril, grúa puente para 10 toneladas y acometida- ÍL para 2.0 Ó 0 C. V de potencia. Tel. 39 63 38,