Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MÚSICA EN COMPOSTELÁ VICIORU DE LOS ANGELES CONCHITA BADIA; CASSADO, SEGOVIA, ALICIA DE LARROCHA, IGLESIAS, JOLIYET y TANSMAN EN EL CUADRO DE PROFESORES ARTISTAS DE VEINTITRÉS PAÍSES, REUNIDOS PARA SEGUIR UN CURSO DE A cualquier hora del día, en las primeras de la noche también, la noble paz, el silencio y quietud consustamclates a ht, ivida santiaguesa dejan paso, por unas tfeChas, a una verdadera ofensiva de sonidos, que se cruzan con formas inimaginables, dictadas por las coincidencias más caprichosas. Si es bello asistir al nadniiento de aJgo Que anuncia su jerarquía de arte tó es más comprobar cómo, en soló un año, se alcanza el inmediato progreso. Lo que el verano último era una prueba esperanzadora, oon la base de muy buenos mimbres, da ya sus frutos ahora, en uníi primera coiseoha fértil, fecunda: pasmosa. Cerca de dos centenares de músicoSi en cabeza k. representación de España, pero con la miUtiple aportación de veintitrés países, W n venido a Santiago para intervenir en las Jomadas de Música en Compost ela José Miguel Buiz Morales, director enera! de Relaciones Culturales; Margarita Pastor de Jessen, ítomón BorráS trilogía base, pueden comprobar que los sacrificios y traba jos no resultaron estériles. Santiago, durahte un mes, se convierte en una gran cátedra superior de música. Y la Universidad- -que recibe, saluda, se adáicre- el Ayu ítamiento, que, en nombre de la ciudad misma, suma interés, fecto y colaboración, demuestran cómo comprenden que lo qué se les fcririda, por excepcional bien merece el miarlo elegido: tanto el que lo presta particularísimo al curso- -el Hostal de los Reyes Católicos, n el fiel de lo clásico y lo moderno, anticipándose a la fusión del aíte plástico de ayer y la música de nuestros días- -como la prolongación de calles, plazas, monimientos y hasta domicilios particulares que se abren para los cursillistas, siempre que haya un piano, una sala en que pueda trabajarse lo que ha de ser motivo de la lección, el ejeijjplo, la demostración pública. ¡Becarios, músicos llegados por sus propios medios, Amigos de Comipostela que concentración d grandes de la músioa spaAola, en Santlagb: VtotoHa de tes Angeles, ConehiU Badia, AndPés ftegovla, Gaspar Cas sadA oonverian orno pi 4 logo d la elaee In, mediata. Acto inaugural. Pronuneía su discurso el pagan el importe de una beca o satisfa- pliegue inmediato sin apenas otra consecen una cifra qu les otorga derecho de cuencia que la del placer y, a lo sumo, asistencia a las clases, en concepto de el fomento de aficiohes, Música en Comoyentes... postela distinta en todo, informa y anaiSerlo, en estos cursos, constituye im pri- liza: dice cómo se toca la española y se vilegió de verdadera excepción. P o r q u e lo explica a intérpretes de todo el mundo, han quedado muy atrás las etapas de cru- jque llevarán la iverdad de sus experienda formación pedagógica y se partse de cias a los puntos dé origen. ¿Cómo no ha que los elementos congregados, con sus de conmovernos que iina danesa cante carreras concluidas, profesionales muchos- -diga- -con garbo e intención una Tofiji la vida del arte quieren sólo seguir un nadilla de Granados, bajo la mirada heplan de información interpretación de la cha llama de Conchita Sadia, o que Anmúsica española; como un doctorado en el drés Segovia consiga que un inglés excepque maestros de competencia les aconse- cionalment dotado para la guitarra, John jan, les oyen, les reafií- man o rectifican WiHiams, tenga el acento justo en fragIdeas y fes permiten cainbiarlas, lijeneíi- mentos de Milán, Narváez, Mudarra; o ciarse del contacto, justificar el porqué que Alicia de Larroúhá y Antonio Iglesias, de sus criterios y analizar posibles canil- que dirigen los grupos, más nutridos en el nos de mejora. sebtor pianístico, expliquen la verdad dé Muy en otro ángulo de los Festivales, palla, de Osear lEsjilá- ¡qué sentimiento multitudinarios con vistas a captar volun- unánime produce la no presencia del insigne maestto! -a un alemán, una ameritades colectivas, con el brillantísimo descana, un marroquí? Por su parte. Gaspar Cassadó, encendido como un Quijote en el servicio de las parcelas de cámara y violoncelllstica, no deja un minuto de reposo a los suyos: el parisiense cuarteto femenino Margand y el madrileñisimo Clásico de Radio Nacional le oyen, le co- iiprenden, le pi emian con sus versiones sensibles... Un flautista escocés participa si es necesario. Y un grupo excelente de instrumentistas que forman la pequeña Orquesta de Cámara, capaz de ofrecer brillantes conciertos íntimos: desde la sesión Palla, dirigida por Cristóbal Hallfter, con el repertorio menos explotado del maestroí de Psyohó al Concei fe hasta el programa de que es rector el titular de la de Cámara de Zui- ich, maestro Stoutz, Cristóbal, Oarcés, Aisensio, Benguerel, Alonso Bernaola, Olmos intercambian conocimientos, discusiones, puntos de vista- dodecafonismo. si; d o d e c a f o á i s nao, no -en las clases de composición, con jóvenes colegas de otras latitudes. Jolívtít les habla de la! música española en su proyección exterior; Tansman desmenuza y analiza partituras que se llevan 3 r, Ruiz Morales, director de Relaciones Cula estudio... Llega, cuando escribo, Joaquín túrala