Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MAETES 21 D E J U L I O D E 1959. EDICIÓN DE LA MAÑANA? PAG. 45 EL MIDRÍD TEEMIHO. SU GIRA CÓM. DTED tsmHFO- ESPECIA- BAHAMONTES MAESTRO DE Venció a un conjunto austro- húngarq por ocKo goles a cero Nueva York 19. -El Real Maijrid ha ceToledo, empavesado de ainaril io, poblado áe ásuilag imperitiles que parecen harrado su gira por tierras americanas con ber abandonado de pronto la fría piedra heráldica eri un vuelo nuevo, reposp justauna rotunda victoria, por ocho- goles a mente encrgullecido, de la primera exaltación que le produjo, la gran victoria de su cero, sobre la selección formada por juhijo, Federico Martín Eahamontes, en el Tour -de Francia. España muestra serenamente un nuei o gigante del duro deporte ciclista. El mundo repite, admirativo, gadores del equipo austríaco Graff y relevantes elementos hún ados, exilados en el aombre. de Bahamontes. Bien. Por primera vez en cincuenta y seis años, un deporNorteamérica. tista español gana la difícil y famosa prueba inventada por Henri Desgrange, el Si grande fué la afluencia de público al hombre que estableció el primer record de la hora en bicicleta con 35,325 kilómeestadio de Ebbets Keid, de Brooklin, en el tros. Desde 1803, en que Maurice Garin, alias le Ramoheur el Deshollinador partido que jugó el Eeal Madrid el pasado unió su nombre de vencedor al primer Tour el triunfo había pertenecido veintidós día 15, la de hoy ha rebas. ado la cifra de veces a Francia, diez a Bélgica, seis a Italia y, dos a Suiza. España había debido 26.000 especta. dores, lo que representa un conformarse, c o n eí lleno absoluto, nunca conocido en partireinado de la Monva a iquedar como una de las mayores h a dos de fútbol celebrados en Norteamérica, taña, conseguido por zañas de todos los Tours franceses, Bapues no sólo, acudió al encuentro la coloVicente Trueba, Be- hamontes demostró que aquella victoria nia española, sino toda la sudamericana, rrendero, Loroño y de Riviére en el Mont Farón, a principios en unión, de la austríaco- húngara, asimisB a h a m o n t e s Que de temporada, no había sido otra cosa que mo muy numerosa. a h o r a el toledano ün juego prefabricado por la astucia de Desde que puso la pelota en. juego el haya u n i d o ch su los organizadores galos. delantero centro madridista Di Stéfano, puño delgado y firEn suma: cantamos con alborozo la glo- no- existió más. equipo que el campeón, de me el cetro de las ria de este hombre resurgido desde aquella Europa, pues las combinaciones que realialturas y el reinado hora triste de Pamplona. Cantamos jubi- zaron sus jugadores lleyaroií constanteabsoluto de la pruelosos la hazaña en la que al principio no mente el peligro a la meta austríaca. ba, justifica eí júbicreíamos y. que se iba dibujando poco a lo de Toledo, la saA los diez. minutos, Di Stéfano, en una, lloco ante nuestros ojos, etapa por etapa, inteligente júga da con Puskas, envió a las tisfacción de España grapias, en no pequeña parte, a la seny el r e s p e t u o s o mallas eZ balón, marcando así el prímei satez e inteligencia de Dalmacio Langaasombro del mundo tanto para el conjunto madrileño, que fué fica, director ideal para él ciclista toledeportivo. acogido dano. No creíamos antes de saber que de tusiasmo con vivas demostraciones de enpor parte de la numerosa colonia Muy a la española, Bahamontes h a pamayo a julio algo profundo se había transespañola en Nueva York. sado este año dé la sima a la cúspide, formado en Bahamontes. Goddet, el di- No habían transcurrido aún cinco minucomo lo que es: un extraordinario, senrector del Tour le decía uno de. estos sacional escalador. El 4 de mayo, el ío días pasados al ¡reclamar en un articuló to cuando Puskás, de tiro imponente, ledano, desbordado por sus rivales, olvide L Equipe Le Castillan est enfin de- -desde una distancia aproximada de treinta metros, conseguía el segundo gol. dada y a l a hora centelleante, pero agovenu maitre de son art. II ne se satisfait tadora de su entrada triunfal en GranaA los treinta y dos minutos, el extreme seulement d attitudes. II veut gagner. da, v abandonaba entre Lérida y Pamplona derecha del Real Madrid, Herrera, tras Para ganar, lo primero es querer gala Vuelta a España. Abandono, a nuestro burlar hábilmente al defensa de su lado nar. Esto debe saberlo bien ún hombre Juicio, injustificado desde el puntó de elevó la cuenta a tres. nacido én las tierras? amadas del Greco, vista deportivo, porque Bahamontes, aun T rfis minutos más tarde, Di Stéfano. el pintor que sentía un positivo desprecio que tratara de cubrirse con trastornóos Genintestinales desmentidos por los análisis Por la carné mortal, porque sabía que centró a Puskas y éste lo hizo sobre marcóio, quien de un fuerte isquierdazo todo lo es el espíritu, como se confirma médicos, cedía a un estado de irritación, en el hondo epitafio del cardenal Portoel cuatro a ce. ro ccn que se llegó al desdg amarga cutera, de baja moral, al que carrero, de la catedral toledana: Hic ya (janso. ningún auténtico campeón puede entrecet cinis, pulvis et nihil. Nada és el En la continuación, el Real Madrid garse. Era el momento abisiiaal del comúsculo, nada el entrenamiento, i ada la cam. bió a numerosos jugadores ccn el fin rredor, al que enjuiciamos entonces, con condición física del hombre sin el acero inflexible severidad, que, en el fondo, dede probar a algunos de ellos. nunciaba nuestra admiración. S ó 1 o se de la voluntad. A los veinte minutos, nuevamente Pus- exige mucho y se es duro en la exigencia Bahamontes ha templado su voluntad y kás remató sin parar un centro de Di Stécon aquel dé quien mucho se espera. h a vencido. Entre aquel Bahamont s desfano y marcó el quinto gol madrileño. falleciente entre Lérida y Pamplona y A los veinticinco, el extremo izquierda Después, alguna victoria notable, junto éste, soberbio, irresistible, de las rutas de a la pérdida del Campeonato Nacional de español Bueno, de cabeza, puso él marcaFrancia hay un abismo El águila lo ha í o n d o en Carretera ante uta hombre como dor 6. -0; a los cuarenta y treis, Jossito, en salvado. Loor al atleta victorioso. -LorenSuárez, de menos clase, menos hecho e zo LÓPEZ SANCHO. veloz internada por su ala, consiguió el incapaz, en su victoria, de mejorar el séptirrio, y cuando falta can escasos seguntiempo anterior del toledano en l a níisma dos para finalizar el encuentro, de nuevo prueba, ¿iba un hombre de auténtica taPuskas m a r c ó p a r a el Real Madrid, po L AHGEiT DESPUÉS DE LA lla internacional como Bahamontes a niendo el marcador en el definitivo 8- 0. hundirse, víctima de su carácter, de una Por la simple enumeración de los goles, GLORIA lamentable falta de autodominio, condise ve claramente que la exhibición del ción que un deportista tiene que evitar campeón de Europa ha Sido completa, y El dinero de los equipos eji el Tour y superar porque, es parte fundamental si el resultado no fué más amplio ss debió, de su forma? París 20. He á. quí el dinero ganado principalmente, a que los delanteros ma por los diversos equipos éiúe participaLa respuesta de el Águila de Toledo drileños no se emp. learon a fondo en ninron en la Vuelta Ciclista a Francia, terno ha podido ser jmás rotunda. Su tríungún momento, limitándose a mantener en minada el pasado día 18: fo en la Vuelta a Francia es irrecusable su poder la pelota ochenta minutos de lo? y por unirse a la victoria en la Montaña, Francia, 1- 2.198.787 francos; Bélaica, noventa que comprenden los partidos di añade su nombre a la trilogía Baríalij 9.833.670; Oeste- Sudosste, 6.789.737; fútbol. Coppi, Maes, en la que nadie había conCentro- Mediodía, 5.617.170; España, La alineación que presentó el Real Maseguido ingresar y que ahora es una te 4.738.737; Italia. 4.113.596; Internaciodrid filé ésta: tralogía de gigantes. Porque se dirá que nal, 3.859.603; Holanda- Lüxemburgo, Domínguez, (Berasaluce) Marq u i tos. la rivalidad entre Anquetil y Kivieré le 2.627.603; París- Oeste, 2.166.804, y Suifavoreció; se dirá también que estos dos Santamaría, Casado (Zárraga) Zárraga za- Alemania, 2: 051.304 francos. -Alfil. preferían ver victorioso al español antes (Santisteban) Ruiz; Herrera (Joseíto) que a su compatriota Anglade; se argüirá París 20. Él periódico Liberation Mateos (Rial) Di Stéfano, Puskas y Genque Baldini no tuvo ayuda y que Gaul publica hoy en su página deportiva un io (Bueno) sufrió u n desfallecimiento imprevisible. comentario sobre Bahamontes, que t i Mediado el segundo tiempo, -Di Stéfano Todo eso, en parte, es cierto. Pero h. abrá tula Bahamontes es un virtuoso y fué sustituido, a su vez, por Qento. que recordar siempre el encogimiento de fiuténliico campeón del Tour. Después del partido, el Real Madrid fué todos los ases ante el pedaleo del toleAñade el periódico que, como los auobsequiado con una fiestíai- cená en el Club daño cuando éste, pasados los Alpes, era ténticos campeones, Bahamontes no España, de Nueva York, a. la Que asistieya el jefe indiscutible de la intemacional ganó la Vuelta en el últinio- minuto, ron directivos y federativos de los dismesnada. Habrá que recordar que Bahasino que planeó su ataque desde el tintos, departamentos deportivos, de Estamontes, en la fulgurante escalada del Puy comienzo. dos trnidos. de Domé, fué sacando ventajas, c ada dos Siempi- e. supo estar en guardia. Nó kilómetros, a los Anglade, Anquetil, KiLa gira del Real Madrid presenta un se dejó sorprender por nadie. Y siemviére, que eran incapaces de imitar el acetotal de cinco victorias y un empate, con. pre mantuvo la sangre íria, aun. en lerado ritmo de pedales del espaijol, ólo 29 goles a. favor í or siete en contra. -los momentos difíciles. -Alfil. íinniado nnr naul. En esa ascensión. Que Mencheta.