Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Un viejo actor que ha esérito en é instituto Cervantes La Carátula ríe LA GLORIA DEL ACTOR MUERE CON EL RUIDO QUE PRODUCE EL TELÓN -í! supone un documento vivo, ameno, importante, como apunta muy fundadamente ¡Alfredo Mai- queríe en el prólogo que le ha dedicado. Y o inaugui é el teatro Chueca, a prin r cipios del año 24. ¡Qué tiempos aquéllos! -suspira. j ¿y por qaé abandonó las tablas? Me retiré- -responde con cierta melancolía- -porque veía que en el teatro XM quieren viejos, a pesar de flifurar en los repartos de las obras personajes de avanzada edad; ipero (prefieren que esos papeles los incorporen jóvenes maquillados de viejos. ¿Volvería a ser cómico? -No lo sé; lo pensai ía. Se pasan muchas fatigas. La gente cree que es una vida da francachela, y están equivocados. Y ocurre una cosa tremenda: en todas las profesiones con el tiempo alimenta el prestigio, mientras que en el teatro es al revés; con los años vleaie el declive. Hay una frase, que recojo en) el libro, del céle- bre actor inglés Irving, tíue dice; La gloria del actor muere con el ruido que ¡pro duce el telón al caer. Porque del pintor quedan sus ciiadros; del escultor, sü obra; del escritor, sus libros; í ero del actor, nada. Yá ve, hoy mismo hay que decir a las jóvenes generaciones qu existió m Antonio Vico, un Rafael Calvo, un Isidoro Máique 2, un José Valero... ¿Y como escritor, tiene mejor suerte, Povedano? ¡Gané algiin ¡premiecillo literario. Ahora tengo una novela escrita; un libro muy documentado sobre la historia del teatro... pero que no encuentro tidltor. ¿Cómo ha salido l a Carátula ríe He tenido que editarlo por mi cuenta, arriesgando lo que no tingo, porque lo he heoho a crédito. Es lo único que le ha dejado la farándula: crédito. Y optimismo, qué caramba. Por eso La Carátula ríe n t i a g o CÓRDOBA WiT AL CAER KRIQXJE Povedano, que reposa su larga vida áe comediante en el üistitato Cervantes, acaba de dar a la luz un libro, La Carátula ríe que subtitula Excursión anecdotaría a través de los grandes artistas de la escena: actrices, actores, comediógrafos Anécdotas que he ido recogiendo en mis setenta y cuatro años de vida teatral- me dice en la aipacible Residencia de Escritores y Artistas, rodeado de compañeros que, como él. ¡prestigiaron los tablados u n día. E I ¿Setenta y cuatro años de cómico? Si, ¡porque empecé en el teatro a los tres años y voy a cumplir setenta y siete. Es que mis padres también fueron cómicos, ¿sabes? Por eso. yo sieniipre digo Que nací n el teatro. El nombré de Enrique Povedano como primer actor y director va asociado a muchos éxitos famosos de la com ia, de la zarzuela y de la opereta, donde compartió aplausos y halagos junto a fliguras inolvidables, tales como Luisa Calderón, Julia Cii- era, Eugenio- Casáis, Rafaela Haro, Arniches, Paso, Torres del Álamo, Asenjo, Marcos Redondo, lo. s maestros Alonso, Guerrero... ¿Cuánto tiempo lleva refugiado aiquí, Povedano? -Seis años. Ya he tenido tierapo más que suficiente para hacer el balance de mi vida. La vida de este viejo actor eS una pequeña historia del teatro contemporáneo. Por eso, poi- que en la Historia como en la vida, lo pequeño puede dar idea de lo grande, y lo meramente anecdótico ayuda conocer lo íundamental. ts. Carátula T. Qu Povedano cwi SantUeo Cérdoba. l t autoi de t a Carátula j te con ms omM ei 06 d Instituto C rviantes. (Fts. Mai tín.