Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 13 D E M A Y O B E 1959. -EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 59 ÉXITO POPULAR L XV GRAN PREMIO CIOD B ri 4i fóla redobló a iodos los pilotos, excepto a González, y obtuvo la vicíorio; absoluta a un promedio d e m á s de 111 kilómetros por hora JESÚS PERRERO, VENCEDOR DESTACADO EN 125 C. C DEMOSTRÓ OTEA VEZ, CUMPLIDAMENTE, QUE ES UN PILOTO DE TALLA INTERNACIONAL Los 40.000 espectadores que el domingo prsséKciaron, en el ciroíiito del Retiro, la tiispiíía del XV Premio Internacional de Ms rid admiraron unánimemente la enor- mt belleza del motociclismo deportivo, exaltada, sobre iodo, por dos pilotos: Garlo Bandirola y Jesús Ferreio, nombres ambos que se aconsonantan en la perfección dominante fie la técnica rectora de productos noblfc, abierta, esencialmente de competición. Como debe ser. En cambio, de agüella nia? a expectante de público apenas ima insignificante minoría percibió por qué eíiíre las dos marcas oKPnentes de la carrera, con nioíocicletás standard ganó una, y no la otra. Ello Se debe, exclusivamente, a la táctica; no á la cíílida: d ihíríñseca de la níáqúina ni al magisterio del piloto. Fué, realmente, ía victoria ¿el equipo como conjunto frente a la i.i dividualidaü como esfuerzo estéril, lo que triunfó, amén de que millares de espectadores se rieran de la estupidez de quienes irresponsablemente dicen que las motos comerciales corren casi tanto cerno las de coisipetición. Absurdo; a menos, que tales consideren este casi tan generosameítíe que les parezca poco la diferencia dé 10,350 kilómetros en un recorrido de 49,140 que es lo que el vencedor en 125 competición anduvo de más sobre él primero de iffual cilindrada co- mercial, hallando la diferencia entre ambos rfeeorrid ós: 45,500 las motos de serie 25 tivueltas al circuito) al promedio de Sl, 69 a (Grace) y 54,600 kilómetros (30 vnelíiis) al de 102,045 (Perrero) es decir, la liiiíad de vueltas, en kilómeíroü, entre 25 y, 30 reglamentados para ambas categorías. Porque si unificamos el recorrido con él menor, la diferencia es más abultada, ya que aventajar en 10,350 kilóme- tro a otro competidor- -y m á s si es lohn Grace- sbbre una distancia de 45,500, siempre será mayor que h a c e r l o sobre 54,600. Así, pues, no afirmemos tonterías. Las máquinas de competición serán siempre las selectas, a cuya altura jamás llegarán las de serie. ¿Cree alguien, en serio, que Bandirola o Perrero podían dar de sí todo lo que el domingo demostraron sobre otro producto que los de competición con que actuaron? ¿Cree alguien que Andrés Segovia o Sáinz áe la M? za pueden dar un concierto con guitarras compradas en la tienda de la esíjúina? ¡Por favor; seriedad ¡Bueno está que la gente se ría en los periódicos buscando los chistes; pero qsie no lo haga leyendo comentarios deportivos de motociclismo cuando se traía en ellos. de convencer que lo bueno son las carreras con motocicletas de serie porque las máquinas de cortipetición son na remora, ya que no están al alcance de cualquiera. ¡Bueno fuera que estuvieranl LA CABREK- A ésta, sin equipo. formal, se quemó en su propio esfuerzo, mientras que la otra, a c tuando táoticamente (dos pilotos obligando; dos refrescando, para, oportunamente situarse) venció. El, promedio conseguido por el tr i u n f a dor, John Grace, fué de 91,695 kms. -hora en los 45,500 del recorrido, y la vuelta rápida (la 15; es decir cuando era oportuno el tirón para situarse, según la táctica apuntada) de 95,51 (1, fué lánguida e inoperante. Terminada la carrera precedente, se dio la salida a las máquinas de comipetición, clase 125, con M. V. Mondial, Ducati y Montesa en la lista. Hubo lucha apretada entre Vazzalini y Perrero, ambos con igual medio mecándco (M. V. cor iguiendo éste remontar a su oponente en la vuelta 16 y por méritos de calidad rectora y mantenerse en ventaja, pero sin descuido, hasta el final, adjudicándose la victoria por un margen de 19 segundos. Todos los demás entraron con u n a vuelta menos, retirándose Carlos del Val (Ducati) único de ios tres que abandonaron (Cama y Gadea, además) qué llevaba producto idóneo al del vencedor, Ferrero, quien dio la vuelta más rápida, a 104,497 kilómetros- hora (8,987 más que la más veloz de Grace, con la máquina comercial en idéntico recorrido de 1.820 metros) Gabriel Corsin, con su vieja máquina, prodigio de conservación, tuvo la eficacísima acción consabida en tan excelente piloto. BANDIROI A Era nutrida la lista de los pilotos en 500, categoría reina del Gran Premio. Norton, Matchless y M. V. llenaban el apartado, de marcas. Pero ni aquellos ni éstas estuvieron estando, porque B a n d i r o l a (M. V. t etrácílíndrica) llenó de magisterio el, cu- cuito durante las 40 vueltas (72,800 kilómetros) En seguida empezó a doblar pilotos. Luego a redoblarlos. Sacó a todos dos vueltas de ventaja, menos a Paco González (Norton) campeón de España, con quien sólo fué de una vuelta y 28 segundos, mientras que del último clasificado, la diferencia ascendió a once vueltas; es decir a; 20,020 kilómetros en una fdistancia de 72,800. Cario Bandirola- -quien no pudo participar en e l G P. de España en Motjuich porque su inscripción llegó tarde- -prometió al representante del R. M. C. de E. que fué a pedirle que viniera al Retiro, que aquí estaría y a lo mejor- -dijo sin jactancia, porque en su modestia no existe- -procuraría ganar por una vuelta de ven- taja sobre el que le siguiera en la clasificación Así ha sido, con exceso de muchos segundos horarios además, como despedi da del público de Madrid, ya que el excepcional as italiano se retira del deporte activo- -tiene alrededor de medio siglo- -y quiere que España sea pañuelo de sus adioses triunfales. Bandirola (M. V. venció al, promedio de 111,371 kilómetros hora y dio a 1 (14,545 la vuelta más rápida, sin agotar, ni mucho rAenos, la riqueza motriz de su montura, ni exponer un adarme de su seguridad rectora dominante y magistral. De la categoría B (sidecars de competición 500 c. c. preferimos ho hablar. Fué lamentable. La victoria dp quien llegó primero ni cuenta ni envanece como tal, y el propio Val lo reconocerá si es sin cero. Enrique DHL CORRAL. CLASIFICACIÓN OFICIAL Categoría 125 c. c comercial (25 vueltas, 45,500 kilómetros) -1, John Grace, Bultaco, a 91,695 kilómetros hora; 2, Marcelo Cama, Bultaco; 3, Ignacio de España. toii! ovil islas TransDortistas f osret: c! ones Pocfor Casfeio, 33, Teréf. 26 095, Instalación moderna. Personal técnico especializado. Servicios rápidos. Garantía absoluta Confíenos los FKENOS Y DIRECCIONES de sus vehículos, y su funcionamiento será perfecto. Entrada amplia y cómoda para camiones y autocares. Acoplamiento y reparación de Servo Freno en. os f oireoGiones ESTACIÓN DE ENGRASES Doefor Ccisfei 33 Tdéf, 26 40 95, Se inició la jornada máximadel B. M. C. d 3 E. -espléndida, aoertadaménts dirigida por Cés ar Martín IJopis- -con la- carrera de Fobricodcs por AUTO- ELE l! C! Dá! í, S. A. 125 c. c sobre máquinas cliente. El programa decía aficionados pero, ¿io son, SERVICIO ISCNIC EM M A D i i D por ej. exnplíj, vCa- fafte y ¿Ij 9, cp González? Claudio Coelto, S S visión La- tt s ¿riii telfeíi- Cnu 4 ft ílD? á. comprendía dos marcas (Montosa y Bultaco) y fué resU SÍta a favdr de ésta en méritos de la ii iSTAS EITiMJEiáS táctica de equipo sobre la esterilidad del Renovaciones y suscripciones y libros de esfuerzo individual, ya que ambas motocicletas son muy E? mejantes en rendimiento, todos los países EDITORIAL PUEYO, S. L. con ventaja de Montesa en veteranía. Pero Arenal, 6. Tetuán, 5. Teléfono 31 30 14. LICENCIA B d S C H