Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ALAIN BOMBARD. Por ALBERTO DELGADO EL NAVEGANTE SOLITARIO, EN ESPAÑA Cl Or. M in Bombvd, en el ño 1882, cuando, a i Hd de M balea L. tifii éUqae reailM- o x 6 la t e (a experimentan de naufragio. IXlBNTEJMEiraB pasa por varios puertos españoles, con destino a Canarias, el doctor Alain Bombard. Junto con Bombard, en su buque, IA COryphéne viajaba un reducido gruipo de científicos: André Orosjean, médico; Jacmes Queston. auimlco, y el físico Boger Cresselet. Además, como le acompañaban tA patr a Bombeaux y el g n a D Bemard Mestre. 1.1 motivo de eg t viaje colectivo a laa islas Ctmarias es el de estudiar el origen, las causas princistates y las posOiilidades de tratamiento de las enf medadea del mar. f sta noticia devuelve actualidad a la hazaña de Bombard, cuando cnissó solo el Atlántico, demostrando que es posible sobrevivir a un naufragio. iPor encima de su heroico sacrificio en pro de la ciencia, Bombard confirmó que, pese a las calamidades físicas, la verdadera fuerza del hombre ea la fe; la esperanza, basada eti argumentos y reacciones espirituales. Tanto es asi, que el padre Charles Mosller, en su magnifica tíbv literatura del siglo 2 EX y Cristianismo dedica un capitulo de su tercer tcMtno a Bombard, titulado XA esperanza humana Representante de la esperanza es, en toda su extensión, este médico francés, alto, grueso, con rostro jovial y barba áralie, progatonlsta de una de las hazañas mes trascendentales en la historia de la navegación: la travesía en solitario, con una pequeia balsa, del océano Atlántico, realizada en sesenta y cua tro días y medio. (Bombard hizo el relato de su viaje, día a dia, n su libro Naufragué volontalre En sus impresiones, en el prctfundo conocimiento de la personalidad humana, y en ni portentosa Inteligencia, se basó el padre MmVlev pan examinar la figura de este cjk tMco francés, que con su tenacidad f ejfiperienela iba a abrir un nuevo camino a los náufragos de todo el mtmdo. R Ninguna pauta mejor que el padre Moel 1 er para seguir, de cerca, e camino de Bombard. Después de varias travesías de importancia, acompañado de un amigo intimo, Alaln Bomtord se decidió a hacer su viaje, partiendo de Las Palmas con una balsa neumática, a la que bautizó con un nombre apr (n? iado, Llieretlque porque con ella iba a destruir muchos iiostulados unlversalmente reconocidos como ciertias, especialmente la imposibilidad de beber agua de mar, ¿Cómo pudo Bombard la larga y penosa travesía? Capturando peces, que le servían de alimento, jtmto con porciones de plancton, bebiendo agua salada en p eque ias cantldactes, y de lluvia, cuando llovía... y manteniéndose firme a los temores que Inspira stensipre la soledad en el Océano. quería demostrar con su travesía algo que preocupaba desde tiemipo Inmemorial a los cl ¿at (lcos de todo el mundo: que la mayor parte de los náufragos que perecen en sus lanchas antes de ser htkUados por baques de socorro, o dé llegar a la costa lo hacen por un mayor porcentaje de razones psiqukai que fisioas. Ea estado de ánimo es lo que realmente in rta, y es lo qt reiülta difícil inantener en las penosas circunstancias por las que atraviesan Ips seres perdidos en la mar. i Para salvar a gran número de estos náufragos, es preciso divulgar las condiciones precisas con que hacer frente a las agversidadas. La sola idea del naufragio, es suficiente para que muchos se abandonen a la muerte. Naufragio equivale a desesperación, y contra ella hay que luchar. Hs aquí algunas de las palabras de Bombard, que Charles Eoeller recoge én su estudio, y que hablan de esta sensación: Naufragio: esta palabra es, para mi, la expresión misma de la miseria humana. Y era sinónimo de desesperación, de hambre, de sed... ¿Cómo combatir la desesperación, homicida más eficaz y más rápida que cualquier factor fisleo? SstablecsFé científicamente las posibilidades alimenticias de supervivencia, y luego me haré... a la mar para hacer la demostración humana, la única que puede curar de la desesiperaolón a los futtm náufragos. Ahora bien, hay que vencer un factor importante: hay que matar la desesperación que mata. Esto no entra n él marco de la aumentación; pero si beber es más Importante que comer, iioplrar confianza es más Importante que beber. Continúa.