Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A: BO, J U E V E S 19 DE FEBRERO DE 1959. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 48 UN GARAJE RASCACIELOS: PRIMER CERTAMEN JUVENIL Organisada por la Delegación- Nacional de Juventudes (Pepartamenio de Extensión Cultural) se ha celebrado en el salón de Exposiciones de la Delegación Nacional de Sindicatos el I Certamen Juvenil de Arte. Esta Exposición estuvo compuesta por ciento cuarenta y tantas obras de pinturí dibujo, grabado, y, escultura, seleccionadas en concursos provinciales y divididas en tres categorías. A) de catorce a veintiún años; B) de dies a catorce, e infantil, para menores de dies años. Fueron otorgados un premio extraordinario, cinco medallas de oro, seis de plata y ochó de bronce, galardones dotados con, bolsas en metálicoy que suman más de ochenta mil pesetas en total. En el número de ABC correspondiente al día x del actual se publicó, con todo, detalle, la relación de premios y premiados. El objetivo de este certamen es despertar las inqiiietudes espirittiales de la juventud y encausar su vocación artística Hay que reconocer que el resultado del propósito ha tenido un nivel medio muy superior al habitual en esta clase de competiciones. El redichismo artístico juvenil ha sido reducido O- la mínima parte y es de suponer, d la vista de IQS obras recompensadas, que en futuras convocatorias se eliminarán por completo las academias seiidorrealistas, tan inútiles para la creación artística. Esta eliminación debe hacerse en las primeras selecciones locales, con objeto de que la poda tenga una utilidad pedagógica. En la sección de pintura- -primera categoría- -hay que destacar, junto a los premiados- -Francisco José Gomes Arguello, de Madrid, premio extraordinario; Zuineta, de San Sebastián; Eduardo Maturana, de San Sebastián, y Manuel Valdés, d Valencia- las aportaciones de Agustín Alegre, de Teruel; Agustín Halcón, de Valencia, y Manuel Naranjo, de Spria. Gómes Arguello presentó una composición verdaderamente importante, excelente de color, de dibujo y de dicción, con una estructura rítmica muy, notable; Zumeta, un retrato de singular sensibilidad, servido de una materia bellísima; Maturana, un retrato de risueño colorido; Valdés, un noble paisaje en la gama grave; Alegr, una figura de excelente color y buena dicción; Halcón, un paisaje sOrpri; ndcnte por sil afor- tunada sencillez, y Manuel Naranjo, un paisaje gue podría ser firmado por Francisco Carretero. También merecen mención Juan Antonio Blanch, de Tarragona; Emilio Bernediea, de Madrid; Pedro Cámara Gosálvee, de Como una más de las singularidades con. que sorprende- a sus visitantes la bimilenaria ciud id suiza de Basilea, brinda hoy a los lurbanistas de todo el mundo una originalidad más, el a, utosilo que viene a ser una mezcla de g araje y rascacielos. El crecimiento incesante de la circulación automóvil es la pesadilla de técnicos y autoridades municipales de las grandes ciudades. Cada año aumenta en Europa de un quince a un veinte por ciento el número. de coches que invaden, las calles a gran velocidad o se estacionan en ellas entorpeciendo el andar del transeúnte. Basta que una pareja camine despacio o que alguien sé incline a mirar un escaparate para que se interrumpa la circulación por ¡la acera flanqueada de coches. Basilea es la segunda ciudad de Sui ¿a, donde- en el últimp quinquenio s e ha duplicado casi el número de autos multiplicándc los problemas de. circulación y estacioriamieiito, y éste hay que hacerle en lugares céntricos, para evitar la repetición del chusco incidente del que, llegando al cine en coche propio, ha, de recorrer para estacionarle unos centenares de metros y volver a pie. iSe h a creado para el coclie el problema que antes se, creó para la vivienda íen la imposibilidad dé extenderse en superficie hay que hacerlo en. expansión vertical, haciendo los garajes con la téc- ñica del rascacielos. Antes se había empleado la rampa helicoidal para hacer llegar los coches a jaulas distribuidas en tres o cuatro pisos, pero la si períicie ocupada por las rampas era excesiva y este inconveniente há sido brillantemente resuelto en Basilea por el arquitecto Mr. Diener, construyeniáo un garaje de ocho pisos, en el que los coches son, colocados en cabinas qué forman dos grandes bloques separados por un patío central. En éste se mueven, en sentido horizontal, tres torres metálicas, con sendos ascensores, para hacer llegar cada coche a la celda correspondiente, según su tamaño, desde el cochecito de luces juntas, que paréce -bisojo y comipungido, hasta- el cochazo presuntuoso, bizco. a la inversa, que mira con ojos de batracio a amibas. acerasl El ífuncioriamiento es totalmente ¡mecánico, mediante ingeniosos. dlapositir vos electrónicos. El coche entra en u n a especie, de jaula dé recepción. En el f puesto de mando un sistema ópticxícom- prueba su altura; se designa la cabina que ha de ocupar y sé. entrega al cliente un boleto con el número de la cabina, día y hora de entrada. Irmiedíataménte la jaula con el coche pasa a un carre; ton que lo lleva a la torre y ascensor, para dejarlo, en no más de treinta se gundos, en la cabina designada, a la que se avisó por medio de un pulsador. que automáticamente alza la barrera que la cei rába. Y: con el mismo automatismo se retira el coche. El empleado lee el contádpr de gastos, transmite la cuenta a una caja registradora, oprime el botón e indica al cliente el n ú mero de la jaula de salida dontíe puede recoger su coche. Este garaje gigante, que es ei prime- ro de este tipo realizado en él mundo, va. añejo a un gran hotel, con surtidor de gasolina, bar y servicio de lavado, engrasado y reparación de coches, y se destaca como una más de las particu- laridades de. aquella ciudad donde hay edificios, organismos y monumentos tan originales como un Museo de- Materialcontra Incendios, otro de Deportes y el de la Farmacopea Helvética; puertas monumentales de la Edad Media, fuentes de todas las épocas, y una superabundancia, de edificios de ladrillo y piedras, rojizas que culminan éh la catedral, de un color rojo de cinabrio. Calles bulliciosas y animadas hasta el doriiingo, el lúgubre domingo calvinista -semejante al domingo inglés, evqcado recientemente por Camba en estas có- lumnas- -en que es inútil intentar la compra más insignificante y difícil. tomar un aperitivo o un café. Las püeiv tas cerradas, las calles yacías; silencio, impresionante que sólo se rompe en la proximidad de algaJn templo y en, lá catedral cerrada de la que trascienden rumores de rezos y cánticos en los- qUe parece participar toda la población unánime en la plegaria... El autosilo h a costado quince mi- llonés de francos suizos, invirtiéndose e n s u construcción tres años y medio. En él se h a logrado estacionar trescientos setenta y cuatro coches, ocupando menos de la mitad de la superficie, que habría sido necesaria para el mismo: número de ellos en un garaje con rampas. -J- GIL MONTERO. Compañía de Seguros desea para sus oficiaas en Madrid, Inspectores Administrativos con buena formación técnica y experiencia, viaj aria ocasionalmente, situación de porvenir para profesional serió. Reserva absoluta colocados. Escribid con edad y hojas de servicios al Sr. ABAUJO Apartado e Correos 380. Madrid. (1.016. rM- PO: R: TÁHTE, ALMACÉN INTERIOR de 50 a loo ro. 2 precisa, en alquiler la empresa CUMAX, S. A. Teléfono 4835 39. academicistas o decorativas enviadas por. Valencia; José Delgado, de. Granada, y José Pablo Prieto Muriego, de V. altadolid; Ma- Costa, de Hwelva, En la, segunda categoría se destacaban nuel Santiago Jnduña, de Toledo; J. MuJavier Prado, de Bilbao. LUI Í San Salva- riedas, de Santander, y Graciliano. Monte dor, de Bilbao, y Manuel Ca ia cu Bcmtes, ro Fuicntes, de Salamanca. Capítulo- aparte merecen- los- envíos de de Madrid, este ultimo con uno nota de Mielg. o- -ya citqAo- de Salamaiicá, y Micolor sencillamente deliciosa giiel, Angel Paidle, de Orense: dos piedras En la categoría infantil hay un halh qoí notable: el enzio de Naiuta SatiLhcz, de i taliadas con sensibilidad, con grjicia, ¿oñ Salamanca, ¡antásiico de coló) l na obral expresividad, con verdadero arte. Me gus tarta conocer más obras de estos dos mu- que encantat la a Juan Miro chachos. -Santiago ARBOS BALLESTE. En la sección dé dibujo hiibo otio haIfasgo importante. Javiet Villalonga, dz Gerona. Ptesentó dte jozcn ahtuta iiescomposiciones de una inaduhes impreno- ríante. Buenos son también los dibujos de. Ranión Polit, de Valencia, en una estética mas tradicipfial; el vigoroso apante de José María Párraga, de Murcia; otro de precísanse oñciales y ayudantes con reJosé Luis Pajúelo, de Sevilla; los de Fidferencias, años práctica, reserva absoluta colocados. Ofertas, al núm. Cft? genci o Saura, de Murcia, y el de Jaime APARTADO 911. (490. r Que sadh, de Óreñíse. Jüctn- Urisa; de Bilbao, envió un dibujo de caballos de lo más expresivo. En la sección de grabado anoté por segunda ves el nombre de Agustín Alegre. A é. stehay que añadir los de José Bailes, Todo lujo, grandes facilidades de pagó de Gerona, y Alfonso Mielgo. Panero, de 6, y 7. habitaciones, servicios, todo coníórt, Salamanca. bien comunicados, sémiesquina Gabriel 1,0110, -8. íí la escultura pnáprnimbanl S obras. FROTES I e o s DE NTA: L 1, S i- -f. sba- üri