Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 6 DE E N E R O D E 1959, EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 36 tesctir ea nprna, del encueitro con el Attétit qiieina del lue había salid nua derroto honorable: EIJTÍÓ a Beneyto. teórico esiremo derecho a car mar a Joseítft. pst 4 ue Marcial pudiera convertirse en somt a de Di Stéfano, y, dejando a Campa la función dfe cerrojo, puso a Páiltaleón en los terrenos de Puskas. Macario tenía la misión de ImiUr unas veces a la derecha y otras a la izquuierda, y uedan tres homb r e como constante iiosibilidad de contraataque a Tanguardia. Al Madrid le costó veinte minutos romper tan precaria costra defensiva, porgue Pepiu estaba afortunado y sus defensas, casi siempre uno bajó los palos, iban a sacar ¡a extremis el balón nada menos que cuatro veces a lo largo del partido, Pero cuando Herrera hizo el primer gol a. los TeiiitJún miitutos de juego y Di Stéfano marcó el segundo dieciséis más tarde, se vio claramente us la U. D. lias Palmas acabaría por desmoronarse. En el segundo tiempo, cuando Macario abandonó el terreno de juego, un desmayo mortal se apoderó de la voluntad de los canarios. Sólo jugó el Real Madrid, dueño de la zona central del terreno. De todos es sabido que sí a los niadrídistas se les concede la iniciativa y se les otorga el balón por el artículo 129, son irresistibles. Esta vez sé demostró una vez más y sin la energía de Pepín, héroe sin desmayos de la desmayada jornada, canaria, sin la suerte de salvaciones ultimísimas por algunos de, fensas amarillos, el tanteo hubera puesto a prueba la capacidad de previsión de los empleados del marcador del estadio Santiago Bsrnabén. ONCE GOLES, ONCE La sola idea de contar detalladamente los diez bonitos goles iue hizo el Madrid, algunos bellísimos, todos base del eittrenamíento y satisfacción de la multitud, nos produce una fatiga mortal. Hizo el primero Herrera, con hábil, remate n bueii pase de Zárraga. Veintiún minutos. El segundo. D i Stéfano, coronando con bonito cabezazo en salto difícil, un admirable centro de Kopa. Treinta y siete minutes. El tercero, J o seíto, de cañonazo ue coronaba una jugada soberbia de Fuskas. Cuarenta minutos. T a én la sesrunda parte, los abundantes g Ies cayeron así: Dé salida. Di Stéfano liquidó con facilidad de tnaestro un avance de Puskas a Santisteban, Tres minutos. Kopa, cazó u n rebote en Marcial, y sin dudarlo, tiró fuerte de cerca, y gol. Siete minutos, Coiutbinacióu de Santisteban y Kopa con pase de éste que sirve a Pnskas para soltar u n tiro seco que bate a Pepín, Catorce minutos, Di Stéfano avanza solo, regatea con serenidad asmbrosa a Pepín, y, a puerta, vacía, envía un balón suave como- ima paloma. Veintidós minutos, centro retrasado de Di Stéfano y buen tiro i con la derecha! de Puskas. Veinticinco minutos, Puskas avanza apoyándose en sus compañeros, y finalmente cede a loseíto, que, desle jeos, suelta u n cañonazo raso, imparable. Veintiocho minutos, disparo lejano de jPuskas que coge desparramadas a iks l uestes canarias. Larraz, en el segundo tiempo y cuando ya se veía la catástrofe, marcó hábilmente un gol, después dé avanzar apoyándose en Parodi. Tanto, que cogió desprevenida a la defensa blanca especialmente por el ala izfoierda. SOLO EL BARGELOSA, VICTORIOSO, Y EL BETIS- EMPATO- PlMffüAROH EN CAMPO AJENO El Atlétic bilbaíno repitió a costa del Celta el abrumado? 9- 0 del Gijón Valencia 4, En: partido muy disputado y de resultado incierto- hasta el final, el Valencia perdió ante el Bareelona, poí- 1- 2. -Juego de ataque mutuo, con fútbol veloz y de calidad y mayor profundidad de los catalanes, ctue a los dieciséis minu- tos, inaugurabansel inarcátíar por medio de lijada. Empató Joel a los diecinueve, después persistió la alternativa del juvgo, prodigándose disparos en ambas puertas. Menos empeños después, hasta que el Valencia ánimo algo la contienda; pero a los treinta y un minutos, Coll deshacía. 1 igualada a favor de los visitantes, puesSócrates desvió el, balón, impidiendo a PesUdo detenerlo. En el segundo tiempo, la ofensiva úe ambas- delanteras tomó caractei- es muy enconados, pero sin llegar gt, imponerse ninguno de los dos bandos. Ai- bitró el Sr. Ortiz de, Mendivil. Equipos: BARCELONA: Ramallets; Olivella, Eodri, Gracia; Vei- gés, Segarra; Tejada, Evaristo, Martínez, Rivelles y Coll. VALENCIA: Pesudo; Mestres, Quincoces, Sócrates; Piquér, Sendra; Joel, Walter, Machado, Tercero y iSeguí. Granada 4. En Los Cármenes, el Graaada y el Betis empataron a cero goles. El campo registró im lleno completo y el partido no h a respondido a la expectación despertada, pues si se jugó con coraje, i o hubo calidad. El Betis actuó más serenamente, mienteas los granadinos acusaron más nervios. Un espectador saltó al campo con ánimo de reñir a Loren, delantero centro local, por, estimar que dicho jugador venía mostt ando excesiva apatía en e l áiea. La actuación del Sr. García Pemández fué discreta. Equipos: BIÍTIiS: Menéndez; PÓrtu, Ríos, Santos; Bosch, Vaí 4 eras; Castaño, -Kuzmann, Vila. Moreira y Itel Sol. -GRANADA: Carlos Gomes; Vicente, Méndez, Larrabelti; Becerril, Pellejero; Arsenio, Benavídez, Loren, R a m o n i y Ramii ez. Bilbao 4. í j i uit gran partido, el Atlético de Bilbao CATÁSTROFE CÉLTICA ha- derrotado, al, Celta de Vigo, por nueve tantos a EN SAN MAMES cero. Los bilbaínos impusieron sU rotunda superioridad en la rapidez y precisión de las jugadas, y el Celta se mostró impotente para. destruir los ataques, que, sin, interrupción; desencadenaron los rojiblancos. Cinco goles en la primera parte, abriendo la cuenta, a; los. dos minutos, Merodio; á los cinco, Arteche se apuntó el segundo; a los diez, Mauri elevó la. cuenta á tres; a los veinticinco, el mismo Mauri mai- có eL- puarto, y el quinto fué obra de Uribe, a los treinta y dos minutos, a l lanzarle uii penalty Después, Etura. salvó un gol en su ineta, e n una internada de Braga. í á i la segunda mitad, a los seis minutos, XJribe clavó el sexto; a los dieciséis, Máuji llevó el séptimo al marcador; e r octavo fué obra d e ITríbe, a los veintisiete riiinutos, y a los treinta y ocho, Artech estableció la cuenta definitiva. Arbitró el Sr. Novélla. Equipos: CELTA: Padrón; Quinócho, Villar, Garbayo; Marín, De la Torre; Bscobaí- Olmedo, Atienza. J u a n Manuel y Braga. -ATLÉTICO DE BILBAO: Carmelo; Orúe, Etura, Canito; Mauri, Magirregui; Arteche, Ulribe, Arieta, Merodio y Gaínaa. PERDIÓ EL GIJON EV Barcelona- 4. En Sarria, el Español. derrotó a l GiSARRL V j ó n por dos goles a cero. Se inició el encuentro con dominio alterno, y los astui- ianos, aproYechando el fuerte viento su favor, ri lizaron rápidas Incursiones por los extremaos. A los tre. ce mmutos, Camps, en claro fuera de, juego y ante la pasividad dfe, los gijonéses que esperaban que el arbitro señalara la falta, el ejstremo españolista logró el prl mer gol. Reaccionó el Gijón, qué se m o s t r ó muy peligroso, anulándose un gol, póco después, obra de Rodríguez I, sin ue; hubiera más variaciones e n esta parte. En el i segundo tiempo el Gijón buscó eFempate, realizando profundos avances, pero poco a poco el Español fué reaccionando hasta llegar a dominar a placer. Sastre fué el autor del segundo gol, a los veintidós minutos. Arbitró él Sr. Bañón, que fué muy cabero, Equipos GIJQN: Vera; Medina, Altisen. Castáñer; Plá, Pellicer; Ródiiguez I, Biempieá, Baiá! aea, abm Jra, y Rodrígíiéiz: IE. i ESi AííOL: Vicente; Argües, Bartolí. Paura; Sastre, Garaíz; Viiehes, Coll, Recaman, Aguirre y Camps. S n Sebastián 4. Con tiempo infernal y el campo mxiy encharcado, la Real Sociedad venció ál ZarasoR I A DONOSTIARRA za, por un tanto a cero. El resultado no refleja, ni aproximadamente, lo que fué el encuentro, ya que durante los noventía minutos dominó abrumadorámente. la Real, hasta el pmito de quí i: Aráquíetañí- Mío detuvo, u n lámate zaragozano en todo, el partiüo. 151 único tanto lile la. tardé- -fué marcado a los eatOree minutos, por Tere, -que aprovechó un fallo del- meta -aragonés. No cambió la fisonomía en el segmido tiempo, sin qiie el Zaragoza pudiera salir de su área. En los últimos Inlnutos, los foraste- ros buscaron el empate, pero fueron fácilmente contenidos por la retaguardia blan quiazul- Arbitró el Sr. Asensi, con muchos errores. Equipos: ZARAGpZA: Yarza; Torres, Rodolfo, Cortizo; Rubia, Estiragués; Domingo, -WUson, Murillo, José Luis y Vila. REAL SOCIEDAD: Ai- aquistain; Gordejuela, Aasola, Ihilegui; Ijacalle, Echasi- i; Zubillaga, Aznar, f e r é Paz y Alquiza. MÍNIMO Y D I F Í C I L Sevilla 4. Él encuentro Sevilla- Osasuna h a resulTRIUNFO DEL SEVILLA tado muy disputado, pese a que los locales se mostraron más peligrosos en el ái eá que sus contrarios. Vencieron los andaluces por 1- El primer tiempo transcurrió, en general, con cionó el marcador en esta parte y los planploneses realizaron labor bastante posicionó el marcador en esta parte y los navarros realizaron labor bastante positiva. Se reanudó la contienda con ofensivas sevillistas, organizándose bien IQS osasunistas e n sus, líneas de cobertura- Luego, los equipos se entregaron a una ofensiva entusiasta, hasta que a los treinta y siete minutos, AehUcarro, en jugada espectacular de Romero, logTó el gol d e l a victoria, Arbitró bien el Sr: Gómez Arribas. Equipos: OSASUNA: Eizagurrre; Egaña, González, Pachin; Marañón, Glaria; Recalde Areta, Sabino, Cerdán y Ciaurriz. -SEVILLA: Cobo; Romero, Campanal, Santín; Ruiz- Sosa, Achúcarro; Antoniet, Diéguez, Pepiilo, Pepín y Szalay. (Resumen de Mencheta. PERO MÍNIMA VICTO A ¿3 V a nrllK. A ¿a, -r EMPATE ESPECTADOR SEVERO EN GRANADA DOMINIO ABRUMADOR, No estuvo feliz el arbitro, Sr. Kianco Pérez, aunque sus erreros carecieran de importancia. Jugó fácil y bien el Madrid, y no jugó realmente la V. D; t a s Palmas. El público se divirtió. Bueno. Lorenzo LÓPEZ SANCHO. Alineaciones: LAS PALMAS: Pepín; Aparicio, Campa, Marcial; Pantaleón, Villar; Beneyto, Mola, Larraz. Parodi, Macario. REAL MADRn) Alonso; Miche, Santamaría, Lesmes; Sanfcisfreban. Zárrag- a; Josefto, Ko a, Di St- éfano, Pusísas, Herrera.