Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VlEtlNÉS Í 9 DE m c i E M B R É DE 1958. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 8 í Y: CINEMATOGRAFIC EÑ EL: -ESPAÑOL SE ESTRENO. UN SOÑADOR PARA UN PUÉBL 0 ¡DE BÜERO VkLLEjO Antecrítica de La Se ANASTASIA ADAPTACIÓN CINEMATGCRAFJC DE LA COMEDIA DE MARCÉELE MAÜRETTE, EN EL COLISEVM Caitelpra madrileña de specLúculos para boy Antonio Ordóñez tal vez no toree en la íemporada próxima E! 1 invierno! en el planeta de los toros siemipres. es pródigo en rumiores. Se fantasea de lo lindo acerca de lo que era la temporada venidera. Fantasías ds tm tes rosados que luego se eiinegrecen o se avivan, según caen las pesas. En estos, días se coment a que al final de una: coimida, cétebrad a en la casa de u n gran aficionado norteño, Antonio Ordo- ñez declaró que qui- aá 1 próximo año i ermaneijiera alejado de los ruedos. Ignof a Hi o s las razones que alegó paí a fundamentar su posible decisión. Ksitós ecílp! ses están aihóra muy en boga. A unos dies; tíos les benefician. A otros, no tanto. De lamentar, sería l a decisión del gran torero, jpués el- cuadro de matadores de toios. en activo no e: stá- tan nutrido de nombres, prestigiosos como para que, una de las. figuras del toreo isé esté sobre sus bkíi. ¡ganados laureles. Allá veremos. Aún que- da todo el invierno por; delante y lo. que ahora se encuentra Oscuro, én la primavera será, claro. Aiíoche se estreha coa, muy buenos decóratíos y figurinss de iümilio. Burgos y un ju go de mecaiiica e s c é r i k á iñgeníosameijbé. dispuesto, Un senador para u n pueblo de Antonio Enero yallejo. i La direc ción c rrio á cargo Se José Taíríayo, q u e con su secretario, J ó se Osuna, supo resolver las evidentes dificultades que encerraban los de acción y colocar, mover y graduar los matices en la tarea mteipretativa con innegable acierto. Saludo Tamayo con el au paración con los positivos aciertos que la tor al ñnal de la obra Versión encierra, porque si el drama es e n t r e reiteradas y más interno que externo, y la pasión está resonantes ovaciones, frenada por la razón y lá inteligencia, lo mientras el telón se que dá a la pieza, en determinadas escealza b a mnmnerablea nas cierta frialdad dialéctica. JTaftibíén eá veces. j Buei dio las obligado consignar iqde él autor sabe Icr giactós- y cxpi 6 s 6 su vantar la temperatura teatral de los eyí ii satiisf- accion por hasodios cuando lo desea. Y buena mue. strá bci l o g r a d o en la At ello es el final del primer acto, inteno B r A comunicación eionadáníente simbólico, o el desenlace con ef público, q u e del asunto én Cuatí- 0 frases decisivas- y aplauiíio taníbien vaterminantes. n a s ft- ases d é l a pieza Bien conceT) ida y escrita, resuelta con escemea y un mutis ágil y nioderno sentido del ritmoi escéni- d 3 Aíiuncion Sancbo, co, cuidada. con amor y con felices, iiigitierna, conmovida y destellóla én pií expresiva Carlos Le- Ana María Noé, Carlos, hemos, Asuñcipn, Sancfió- y Miguel niosos y poéticos intervención lo qué Un diéramos llamar cbtal, ñaos logro una cieaÁngel, intérpretes, y en H recuadro el autor Antonio Sué o soñador para un pueblo es digna mués cicn admirable en la VaÜsib: tra del talento de Buero Vallejo y de sñ figura del piotagonis i honi- ada y noble manera de entender el ta, del que s- u p o oficio teatral. -AlfKdo iJViARQÜEHlE. presivas- -las frases aplaudidas, como anai 1 anear todos los efectos dramáticos de tes decimos, por el público del estreno- -b u n a py (testados por el áutpr. Antecrítica Les acpmpaíl ion en el- éxito aMilagros donde se advierte la huella del autor, ue ha sabido calar hondo y hablar claró soLsal, Ana M a n a Noe, Piltír Bieñert, Eolitá; Esta, noche se estrena en tara la. Calazar, Migueí Angsl Gít- jáe, Av le, Bru- bre un conflicto de política histórica o comedia de Hénri Bernstejn, La gueía, Sa, n chei Steiling, Luis Peña, Per- í mejor dicho, de polítícg. social que, evised adaptación castellana ae Félix dentemente, encierra la clave de muchos n i n d o Guillen y el i estov del, numerQso- Ros. Este nos dich: enigmas de nnestro pasado. loparto. La soif nació en París, en L es Ambas- V ¡í i: El contrapunto de la acción accesoria sádeur. s, el 9 dé febrero de 1949. Trátase- -o Califica Bwero a su obra como versip que acompaña a la principal- -la devoción anda uno muy m a l de memoria- -de la. l rc de un episodio histérico y aunque casi amorosa de Fernanda hija del puepenúltima muestra del. comediógrafo de blo, hacia el marqués de Esquilache, su en! a acción í e sncyolajn episodios reales e Meló Más empresario que autor en sus seiior, y el cariño agradecido de cstc -imaguiarios, lo cierto es que tanto el atiipostreros años, llevaba él c -si ñus ve. Biñcontribuye a la animación dramática de bieilte como el lenguaje y las fisuras funestrsnar. DSsde otro gran éxito: -Elvii- s la obra, aunque en algún iíistante resulte damentales- -Esauilachc, Ensenáciá, Cai- Ahorramos digresiones sobre esta S; d algo aftificiosa, sobre todo si: se tiene en los HI. -r- están, tratadas con el máximo aparte- el testimonió de haber constituido, cuenta qu. e la doncella analfabeta se ex respeto y con una digiiidael y un decoro con cierto vódevil de Roussih y Las mapresa eaa alsun. jñomintíj OBÍ, cierta eio extraordinarios, nos sucias de Sartre. lo qué el tcdo cuencia literaria. Pero, en realidad cst TJií tema y unos personajes gae tantas París aplaudió año y medio entonces. es una licencia périíiisíble, cóñio tambiéh veces hemos visto trataáos de un modo: lo es el que, se encieadan los f arólÉs con Recae la- obra fundamentalmente sobre, torpe, jíueril, arbitrario, en zaíziielas y un trío. El trío francés, nada meaos que pértig; a en una época, feli que, según afirhasta í é i i espectáculos de los llamados Jean Gabin, d á ü d e Daúphiñ y Madelíi- folklóricos, h a n caído bajo la atención mabáíi las letrillas p, ppularesi lo: que se ne Bobinsoñ. Nadie olvidará- sus creaciones usaba. n eran las escaleras. Culta, meditada, pacientemente reconsdé aquellos personajes ítel ptiméro esei itrnctívá e interpretativa dé un gran dra- Reparos de poca monta son ésos 6 albía J. -J. Gautiér. en el apacible Pígaro mátriígo. Y éste h a sabido darWos con gunos modernismos de lenguaje en comque sus pasos sobre la escena íremóvíári evidtote altura, dignidad y decoro su parél aire de lá sala ticulai percepción de unos hechos y de Era justo, sí, pues. Bernsteln- todas cuuno Imóviles flue si no fueron así, muy yas éoipedias proclamarán la mlsina sobien ípuHler habet sido, por úeí 1 sutuEl mejor televisor MAKCOÑI 1959, con la lidez, cartesiana, de eonstrucéión, la rnis- i ra entre 3 a ív rdad y la ficción no resulta mejor forma de pago: 33 PTAS. DIARIAS ma frescura de matiees. y la habilid, 4. d. perceptible Búero sal e conducir la tray fnadie la superó) en el diálogo- -esaúema- íí ma ¡Etrincipálíe i isinu! 3, r con firmes y so tiza en La sed un problema, con carne brias pinceladas los episodios accesorios. de sobras para que los actores V ivan mes El pueblo y el soñador que en, la obra que interpreten, y gocen o sufran más mus cüócanr cK: nd! 0 así el nadó de la pieza, enrulen están piíiíádos con singular vérisnio, y el Esto, claro es puro énfoau prr. son. sl. con motor psicológico de. sns aecioiics, y, de PacííicOf 82 el que líbreme DIO- Ü de invadir coto 5 de sus reacciones se traduce en réplicas ex: i ii