Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B EMrEES. 7: D E o e T ü W E a í K W Í Í 0 N- t t- l i a íMAÑANaF. ííiÉ 6 5 8- 0 AL OSASUNA. EN UNA EXTRAORDINARIA EXHIBICIÓN DE LA DELANTERA DEL REAL MADRID l uskas xlí la- sombirosa l0 c Bo h dé un gran intersor C! ue no suele correr LA JORNADA p, STEFANÓ (3) RIAL (2) GENTO (2) Y PUSKAS, AUTORES DE LOS GOLES Si el partido jugado contra el Osasuna es algo más que una casualidad feliz, t i Real Madrid ha encontrado y el sistema para sacar todo el rendimiento posible i la incorporación de Puskas a su fenomenal línea delantera, El faníoáo interior del H o n v e d e r a ya en los últimos tiempos del fabuloso equipa; húngaro uno de esos jugadores de pocos metros, cuyo rendimiento no está én función dé su movilidad, sino de su sabiduri s. Habíai pues, que utilíza. -lo fundamentalmenté íomolplataforma giratoria para or ganización de comunicaciones profundas, variaWes y sorprendentes; Eso exigía un cambio de funcionamiento en Di Stéfanov habitual plataforma de lanzamientos del B eal Madrid, y como el fenomenal Di era, además, cortacircuitos jiára situaciones de peligro y punzón de últimas perforáciones, h a bastado adelantar al ariete- -sin por éso privarle de sus correrías a retalíneá asombrosa de u n auténtico campeón guardia- para que la delantera blanca se mundial. haya convertido en la máquina más per EL CERROJO Y EL FONDO FÍSICO fecta de hacer goles que hemos contemPara oponerse a delantera tan absoluplado rodar en nuestra vida. tamente temible, Barinaga, excelente piePor añadidura, Rial, extraordinario juparádor, arbitró un cerrojo de lo más or gador, a quien ya le pesa, el kilometraje, todoxb. Puso a su teórico, delantero cengana pudiendo ser jugador colocado én tro, Ciaurriz, como verdadero defensa deél área ó sus iilmediacioiiés. Por consivigilar de cerca a Gento; a guiente, con dos hombres avanzado, s de recho, para derecho nominal, Egaña, cómo su defensa la categotía de Di Stéfáno y Rial, la casombra de Di Stéfano; a Zubiaurre en su tapulta lanzadora de Puskas y dos alas sitio, junto a iCopa, y dejó a González en las que, poir iin lado, está la velocidad como pestillo movedizo en una última lípura, y, pwr otro, la gracia creadora, la nea delante de Eizaguirre. vanguardia del Real Madrid es ahora la Los medios osasnnistas debían cumplitsus misiones habituales, vigilando a lo interiores del Madrid. Todo sencillo, ordenado y, en principio, suficiente. ¿Qué sucedió, pues, para qUe se produjera cí abruniador tauteo adverso de ocho goles a cero? Lo que sucedió es, en el fondo, muy sencillo: que el dispositivo del Osasuna tenía que elegir entre dos actitudes: a) Vigilar a sus hombres- objetivo eií todos los terrenos, b) Dejar suelto al adr versarlo en el centro del champo y apretaf el mareaje desde las proximidades de su propia área. El Osasuna intentó emplear el primer procedimiento, pero pronto se advirtió aue Ciaurriz no tenía velocidad para seguir en sus incursiones a Gento; que Egaña, tras quince minutos de trote incansable. o ménzaba a sacar la lengua y jadear, incapaz de sostener la movilidad agotadora de Di Stéfano; que Marañón no podía contrarrestar la enorme superioridad técnica de Piískas. En sniná, que si desde el punto de vista de la habilidad esos hombres eran netamente inferiores a sus supuestas presas del Madrid, desde el ángulo d, e l a forma física no podían ni sujetarles, n i seguirles. Cuando ésta doble inferioridad se hizo evidente habían transcurrido veinte minutos. El Madrid inició la serie de sus goles y para romperla hubiera sido precíiso o amontonar a los once, osasunistas en su área o apelar a los recursos del juego sucio. Admiremos al Osasuna porque ni tin solo instante pasó por s ú m e n t e colectiva ninguno de estos dos vituperables pensamientos. Jugó el Osasuna lo que podía, noble y limpiamente, y perdió con absoluta y admirable deportividad. CUANDO LOS MEiDIOS NO TIRAN BIEN A GOL RESULTADOS. Atlético de Bilbao, 3; Zaragoza. 2. Granada, 1; Atlético de Madrifl, 0 (Las Palmas, 2; Valencia, 4. Madrid, 8; Osasíina, 0. Real Sociedad, 1; Oviedo, l i Crijói) 2; Celta, 2. Esfiañol, 2; Bétis, 0. Sevilla, 0; Barcelona, 2. OlASmiAC 10 N 3. G. E. P. F. C. P... Madrid Barcelonsl Betis... i Atlétieo Bilbao... Valencia... Español... Atlétieo Madrid. Granada... Zaragoza... Oviedo Gijón Osasuna ias Palmas Real Sociedad. Sevilla Celta 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 400 310 S, 0 1 301 2 11 202 202 202 30 2 121 112 112 103 022 013 01 S 19 12 10 9 9 5 6 6 8 4 4 5 8 2 6 5 4 1 5 7 11 4 5 6 9 5 11 14 8 5 12 U 8 7 6 6 5 4 4 4 4 4 3 3 2 2 1 1 Por primera ves se produce este año en el torneo (le Liga uno de esos virajes de perspectivas que sorprenden al aficionado 1 aumentan el aliciente de la pugna al iarle posibilidades imprevistas. Los empates obtenidos por el Celta y el Oviedo en Gijón y San Sebastián, respecUvatnente; la- nueva derrota, del Sevilla y el primer fracaso del Betis, uniéndose al tropiezo del Atlétieo madrileño en Granada, estiran en suavísimas gradaciones la tcíbla cldsificatória, dejándola propicia para mutaciones ep, las- próxima jornadas. Ya no quedan más que dos equipos invictos, él Madrid y el Barcelona, y uno sólo que haya ganado todos los partidos jugados, el Madrid. Este, por ese hecho, pasa justamente al primer puesto de la tabla, seguido del Barcelona, mientras el valiente Betis sé resaga y queda al alcance del Atlétieo bilbaíno, que le igíiala en puntos. Sin embargo, ¡el once viscainb está muy lejos de hallarse en gran forma, cómo lo prueba su apretadísima victoria sobre el Zaragoza en San Mames. El Valencia, garlador, contra pronósür co, en Las Palmas, sube puestos y se sitúa en posición prometedora de mejores éxitos. Destaca en ta jornada él tanteo abru- mador conseguido por el Madrid frente al Osasuna y anotamos el pobre: resultado del Atlétieo en Granada, ¿Le pesa el doble torneo que juega? Pronto podremos comprobarlo, -1, II. S. Trofeos Martini i Primera División 1. Real Madrid i. 2. Barcelona IS. goles. 11 l l goles. 1. Satoadfell 2. Valladolid lia clasificación para ios TS? JOPEOS MARTMSEI se establece Dor la diferencia: de goles a favor y en contra. -R. Si Santisteban y Zárraga hubieran aprendido la difícil técnica de disparar a gol desde treinta y cinco metros de distan- cia, el Madrid estaría ahora en condiciones de obtener victorias aplastantes, diluvios de goles, contra todos los equipos qUe le opusieran él cerrojo Los dos medios disponen de las mejores oportunidades Ide disparar, y a qiie el repliegue advei o léis deja m u c h a s veces en posesión de la pelota desde posicioíies inmejorables para el tiro. En este partido contra el Osasuna, Santisteban ensayó, sin atinar, numerosas veces el disparo. Zárraga un par de ellas.