Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 10 SE SEPTIEMBRE DE 1958. EDICIÓN D E l A MAÑANA. PAG. 37 so Theatre en Rond. José André Lacour fué Su adaptador y supo cuidarse muy bien de amputar la obra tíriginal, un último cuadro- un tanto disertativb sobre cuestiones polémicas acerca de, lá, preocupación, de; su público- y nada adecuada, para e l nuestro, razón por, la -cual nosotros hemos pensado, como él, a lá hora de trasplantarla aquí, en o conveniente de reemplazar ese último cuadro por uiia breve escena final. Ya que -Huracán sobre el Caine es esencialmente un proceso, bueno será advertir que se trata dé un proceso a la americana y no a la española. Sería curioso poner de con los textos legales a la vista las- diferencias y similitudes del derecho procesal arnericano y del español. Huelga decir que nos hemos limitado a seguir- puntualmente el primero, buscando las equivalencias adecúa- das, tanto a l tenicismo forense como al naval, y sacrificando en algunas casoá l a exactitud para hacer m á s asequible, a quienes no son abogados ni marinos, las incidencias del diálogo. Los espectadores del Infanta, Isabel tendrán por guía a ese director extraordinario que es José Luis Alonso, cuya sensibilidad, cuyo buen gusto y entendimien- to del buen arte del actor son sencillamente de primsrísima calidad. En el reparto: Manuel Dicenta, Manuel Díaz González, Fernando Nogueras, Rafael Arcos, Ramón Duran, Joaquín Molina, Enrique Cerro, José María- -Rupert, Ángel Terrón, Enrique P. Pelayo- y Rafael Vaquero sirven los papeles de la comedia con entusiasmo y talento. Vaya para ellos nuestra: gratitud dé adaptadores, y que, conste, igualmente para el agregado Naval de los, Estados Unidos, qué ha ayudado a que la versión escenográfica dé Huracán sobre el Cal- ne se ajuste en- todos sus detalles a la más estricta fidelidad. -GIULIANA y Joaquín CALVO- SOTELO. INFORMACIONES TEATRALES V CINEMATOGRÁFICAS; Y EL CABALLERO DE OLMEDO DE LOPE DE VEGA, EN EL RETIRO Antecríticá de Huracán sobre et Caine LA P E L Í C U L A EL PUENTE DE LA PAZ EN LOS CINES PAZ. Y REAL CINEMA Anoche, y en los Festivales de Kspaña que con justo éxito se celebran en el- Retiro, fué. repuesta la obra, de Lope de Vega El Caballero de Olmedo con fondo de música española del siglo XVI, y dispcsición escenográfica y figurines de Miguel. NaiTos, a quien se debe también la dirección, la adaptación y laextelente incorporación del persísnaje Tello Este Miguel, Narros es una especie de Juan Fatómo do los tablados, pero coií el más loable ¿uiso. y la más satisfactoria; deglución. Julieta Serrano, Carmen López Lagar, Margarita, LoaanOi Miguel Palenzuelá, Ana María Vidal, Boni de la Fuente, Ricardo Siuníe, Emily Rubio, José María Cuadrado, Francisco Brouchut y el primer actor Vicente Soler, que en colaborsición especial encarnó el personaje de Don BsdrOí ¡trabajaron con entusiasmo. y buen arta. Algunas veces, por hablar fuera del campo de los micrófonos, se perdieron ciertas frases, pero, en general, la interpretación resultó correcta y cuidada, con Ubraya. do iuizá. excesivo de dengues, me- lindrés, mohines, risitas y carreritas. Loipe de Vega es t a n genial, que admite todos los tratos escenográificos sin. mengua ni menoscabo. La versión de ano, T che tiene cierto segusto italianizante pero resulta curiosa y original. Fabia -7- trasunto exactísimo de Lá Celestina fué, a nuestro modesto, entender, el tipo mejor sentido y, entendido- -dicho sea en honor de- Car. men López L a g a r entre, Trotaconventos y Brígida clave importante- e la trama y de su intención. Sobre la glosa del romance y i a canción- ¡la gala de Medina, la flor de Olmedo! el drama, de enredió. y aindr crees y florece, como rosal, cuajado de flores y espinas, que hace forotair la inspiración, la fantasía, la pintura de costunibres, la m, agia poética del íénix y eí concepto y la música de cada es- trofa son recSreo del sentido y oreo del alma una vez, más: ¡No hay teatro com- párable al de nuestro Siglo de Oro! Él público aplaudió mucho al fin de las triunfales jornadas. -Alfredo M A R Q U E RÍE. der, de mucho menos fuerza dramática que la novela y e r t e a t r o Si la novela se tradujo a varias 1 e n g ú a s, la comedia igualmente, y en París, bajo la dirección escénica de André ViHiers, lleva représentándose ya no sé cuántos, eh; el famo- líiIRÉ AeONDIGIONADO TEECEIA: SEMAIA DE V. Paz y Real Cinema: El puente de la paz ÍLA MEJOR COMEDIA DÉ JARDJEU PONtÉLÁ CON: V V lOSE M. lODEi ELViRi DIRECTOR Ib BEPOSIGION EN EL GOYA Ayer, en el Goya, lá- compa, fiía: de LuiS; B. Arroyo, con Rosario Benito, Rosita S a batihi y Julio Arroyo, repuso la divertida farsa de Fernández Sevilla y, Teje- dor Tenemos, petróleo q u e fué acógida con risas y, aplausos dfe los espectadores, que premiaron así lá; labor de autores e intérpretes. -A. M. eUSTAVa PÉREZ PUlO Antecrítica Huracán sobre el Caine, cíe ITi rman Woiik, vetrsión e- í, de O m l i a n a y To. aquIn: Ca, rvo. -goteIo, s e es tre. nará elviér. n. e S p r ó x i m o- eai e! -Cnfanta I s a b e l -T ofí a, dai ta: ctO reí! tTicen áMimmom m OFICINA TÉCNICA Y PHOYECTOS DE IMPEEMEABILWACIO N Sótanos, terrazas, cubiertas, ett; The Caine Mutiny es una novela de Hermán Wbuk, que. obtuvo, a partir ae la fecha de su publicación ev. Estados Unidos, un, éxito desbordante, s u propio autor acometió lá labor de convertirla: en, comedia, y acertó tanto, que logró para The, Caine m. Titiny court martial estrenada, en Broadway en 19 54, bajo la dirección de Charles- Laughton, el mismo arrollador plebiscito favorable. El cine cayó inmediatamente sobre una obra que como ésta pa, recía bendecida por los dioses, y consiguió una versión del tema Guión: Francis. co Masó. Rafael Salvia y Miguel Mihura, Bireccion: Rafael Salvia. Intérpretes: principaíes: Elisa Montes. Ricardo Zamora, Manolo Moran, -José Luis. Ozorés, Rafael Calvó, Ángel Ter y Xan das Bolas. La parodia es siempre un género, agradecido que suele encontrar eco risueño en el público, tanto inás, si, como en, él caso presente, la caricatura se refiere a, un proble ma que desde hace cerca de dosaños es de palpitante actualidad. Aqiií, Benito, un hombre bonacliói y siriS recámaras, ve con estupor c ó m o dos desaprensivos se lucran cobrando peaje a los que p a s a n por un puente qué construyeron apoyándose en sus terrenos. Y un buen día, cuando su paciencia se agota, sintiéndose, todo un Nasser del Jaranía- -o del J a r a m illo, que, así se le bautizó en la p e í i c ula- -se decide a, nacioñalir zar el puente y que- darse con los cuartos. Como se ve, la anécdota es todo un hallazgo. Lo que pasa es que no siempre, está relatada con la misma ligereza, y Vivacidad, y el interés decae c u a n d o los José Luis Ozores, guionistas y el direc- Manolo Moran y t o r decidieron poJuan Calvo. ñ e r s e un poquitín serios. Pero, en fin, el reparo puede ha cerse solo a algunas secuenciasi pueéta que, en general, la nota regocijante predomina a lo: larfo de la película, en la miuy brillaate, aunque, como suele suce f Pinturas Irñpermeabilizantes. Xídsa Fernanda, S 3- 47 31 8 S- MAOBID que menudean fes situaciones divertidas,