Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE COMO SI POR POCO ME LLAMO o. 5 colorines, Lleva un 5 tiibr ro también de colores, parafuai, rnuy práctlCíí ira Londrcí y, desde lueeo, para Bilbao Kt oonJobíí í n su forma. L M alas t i n provistas de l ü a s que van r eoBidas aattff la M PÍI. En cuanto caen cuatro jCtas lira ris una eujida. a modo de coleta (él fle cortó ía suya, hacfl mucho íjempo) Kakn las aletas y lonnan un cobertlio proÍGctor, coa lo qua el chino siLue impertérrito ofríclendo VI ora de su fÚoBoíiR. en un folleo a chelín, con ayuda de un cartel que lleva a la i- spalda Entre las de ellas auardo ya en mí carpíta ds íotos dedicadas, una de la ln par Antonia MírcS. la Arpjsntlna otra, de Compita fiupeiWa, la malcsrada contraHOn tan llorada por su marido R u hkisEcln, CDzno lo ha sido Zenobia por el- entrañable autor de Platero f yo Ru iní; ein no se murió, pero a loa pocos me 3 eB se le íiuso blanco el cabello... ir Éstaí SL sí; es de la aran sacrrdotlsa del templo de Flora, Blue Iris (Ldr Aíul) Ante lOl la tengo en este momento, ccano preciado trofeo do una entrevista sansaclom l. Jla recíblü tenUda t n un trono en forma de media luna. -Sspa usted- -vme dijn- que soy recncarsada. Hace n dlo millón de años hlwf ccnsíruir en la AtlAntlda el primer lemp b de ELLOS ¿Cí ellos? lnqulrí yo. -31. de los elJffidos por las Grande FTorea; de los que, como yo, trani- nlaran por fuerza de su perfum- eapidtual Yo les hago íwrlúdicaa visitas. Anoche me enErctflsíí e n la Luna con Paclisla Magna Arclpresti de la Bondad; m t dijo que mi misión ea mateiiabiaíiní! aquí para iperíumar de cspirliualldad compre nava el ambiente mundial Ha estado íai milloneo de astros. Sol es la ffran. arcada por H que sa penetra en la eternidad, Vo he estado allí por fuena d? mi fe en la resistencia al íucíO- Una vez pasada la regiftii deslumbrante, se ll ga a la ETMI calma del UJEO Inllnito. M? sumergí en sus aguas luminosas T toe fué revelado el seciíto de la traji ¿mlgTac! ün, Yo me dejaba Ir en un íueflo al h a blar íE itencl 050 de Urlo Me contó au V taS a Marte, donde as i gura que retíden los Supremo Pensamientos M á t e m e ticos y todo es propio del cálculo frío: me dijo que loa trrandej enemigos de la Espiritualidad Peítun ada son loa KsTinanoi Grises, por sir eními os del colorD J pronto me prisunEó cuál era mi flor preferida. ConCesTí que el clavel, A cato dld una palmada 7 sa presentó en el Salón- de Grandes Plores una saoerdotls secundaria. Traía u n gran T slstro. de) que sacó im íormulario de admisión al TVlfiJieulo de Luz- -Jja cuota- -Inil ó L! rlo- -no ea m i que cinco libras esterlinas por efio y por adelantado. Te llamaremos clavA Peco como no ñ r m í el formularlo me íüjsa llamando Luis. Y por mi poca fe díbo estar cataloffudo entre los Hermanos Grlws, A TJriO lo que en realidad le I n l í rcsaba era sumar miembros ds a cinco U brai íKT año a au aarupaciín de prosélitos V yo sé de varios que antea ve llama- b a ñ iUnplcmerte John o Honald y abor nada minos que T u ü p i n NeerO y Colindo Doble Buena me la he perdido porque por no soltar cinco librad m vi privado de hacer vlajís a la luna y ha a de baflannff t n las tranquilas a j u a í del LaKo Jnflnlío. Alftuno ds ustídfj dirá: jPíio qu s e n t í mSs rara hay en las Jalas ¿Rara? Pues csio no ea nada, ya verán cuando les h a b í de Mi amigo elcuíquíro Luis P E BAEZA illustraclón de Gofll. R l Í L 1 I ¡D O en mi rcJüvo, he í n oontrado una carpeta llena de r e tratos con dedicatoria, líunldos en mis andúnzafi partodístlcas por EurCípa, jHombre! me h a dicho uno: El buenazo de Elsteln, due al hacerle yo una visita, me d! Jo que no aula ni palabra áft relatividad, peto que. e n ca- tnbSo, hacía muy buen t a la n i s i y tocaba algo el vloltn. Esta otra es de Andrés Segovla. que me tíljo sahla iTLUcho de reli tivtdad y que. s gúJi lodos sabcmoíj. toca muy bien la guitarra r Vicente Eacudera, retratado cuando éramos los dos jó enf 5. íEl y yo nos hemoí quí sjao espirñualmente en esa poca de nuestra vida, eraclas a nuestro optimismo. Escudero ya empeeaba protestar de que los tiallaorss mafcíSín tanto sus lineas curvas. El duque de cuan do era de Oal s y empinaba el codo, copa de Jarfia Í U mano, como lo h a cía su Dapi, J o r e í V, husta que Miry. la tnérElca real dama de sombrerete y el p a r a b a s le dijo, cuando la guerra del oa iorce, que que aer austero a flecas. ¿Y eata otra íoio OhI. si. la del c n o que vende oro baratísimo cn ly ndres tporque suponRO que lo 3? ffulri vendiendo! Lo que vendo es una ñlosoíla de su invención, que es una panacea para la vida. Aaefura que nos la complicamos tontamente. Para ser fella. proclama, basta rodíarse de colorea aleares. En etecto, la fotoarafla que me dedicü estú n ale i