Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M A R t E S 18 DE- F E B R E R O DE 1358. EDICIÓN DE- XA MAÑANA. PAG. 33 CARIÑOSO REeíBSHfiiTO EN USLlega a Madrid Su Mafesfad el Rey Simeón II de Bulgaria El áomingo por la noche salió con dirección a Lisboa el nuevo embajador de España en Portugal D. José Ibáñez Martín, acompañado de su esposa, la condesa, de Marín. En! a estación de las Delicias íué despedido por numerosas personalidades, entre las que se encontraban el ministro secretario de la Presidencia, Sr. Carrero Blanco; el de Justicia, D. Antonio Iturmendi; el de Industria, Sr. Planell; el de. Obras Públicas, general Vigón; el de Trabajo, don Fermín Sanz Orrio, y secretario general del Movimiento, D. José So- lis. En representación del de Asuntos Exteriores, Sr. Castíella, concurrió, el segundo jefe de Protocolo, Sr. Espinosa. También estuvieron presentes los ex ministros teniente general 1 Asensio, conde de Vallellano y D, Alberto Martín Artajo; el patriarca obispo de Madrid- Alcalá, doctor Eijo Garay; el ex embajador de. España en Portugal, D. Nicolás Franco; el embajador de Portugal en Madrid, D. José Nossoilini; el subsecretario de Gobernación, Sr. Rodríguez Miguel; el presidente y el fiscal del Tribunal Supremo, señores Castán y Alamillo; los presidentes de las Salas primera, segunda, cuarta y quinta de dicho Tribunal, D. Manuel de la Plaza, D. Saturnino López Peces, D. Alejandro Gallo y D. Manrique Mariscal de Gante, respectivamente; los directores generales de Enseñanza Media, D. Florencio Vila, y de Plazas de So. beranía. y Provincias Africanas, general Díaz de. Villegas, y- el presidente de la Diputación, marqués- de. la Valdavia, así como todo el personal de la Embajada portuguesa en Madrid. También despidieron, al nue 7 vo embajador representaciones del Consejo de Estado y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Lisboa j- Ha llegado a la capital portuguesa, en el Lusitania Exprés, el nuevo embajador de España, D. José Ibáñez Martín, acompañado de su esposa. Lgs íué dispensado un gran recibimiento. Los andenes de la estación estaban llenos de personas, entre las que figuraban los representantes de los Ministerios de la Presidencia, Asuntos. Exteriores y Educación Nacional. También se hallaban- los ministros, consejeros y agregados de la Embajada española, cónsul general, vicecónsul y canciller; profesores del Instituto español, presidentes del Centro Español, de la Juventud de Galicia, de la Beneficencia Española, de la Oficina de Turismo, así como numerosas personalidades de la colonia española. -Las señoras ofrecieron ramos de flores a la condesa de Marín. El embajador hizo a los periodistas que í ¡abordaron las siguientes- declaraciones: Ha constituido para mí quizá el más imoortante acontecimiento de mi vida el poder representar a España en Portugal. Desde siempre me preocupé de los problemas que interesan a los dos países, y aquí estoy- dispuesto a seguir la política del Generalísimo Franco y de nuestro Gobierno, en estrecha colaboración con el presidente de la República y el profesor Salazar, y a contribuir para ampliar la zona de comprensión de los das pueblos hermanos, soberanos e independientes, gue aguardan grandes realizaciones El ferrocarril directo a Burgos acor- mejor, para el amor, era que el tren ta la distancia cien kilómetros. Farsee- no pudiera pasar a causa de la nieve. -En los breves trenes de lujo que crudifícil comprender que no se haya terminado hace ya tiempo, sobre todo si zaban los Alpes, era delicia grande oír, por ejemplo, al jefe del tren: Señoras se consideran estos años de tan múltiple actividad para las obras públicas. y señores: El tren, a causa de la nieve, no podrá pasar el Moíit- Cenis. Los auSus razones habrá si no se logra. en la estación En España, los principales ferroca- tobuses esperan viajeros lleguenX para que los a Turriles son indirectas Los ferrocarri- rín por señores el Pequeño San Bernardo. La les directos resultan nías difíciles que Compañía les ruega acepten el almuerea otras naciones por el encrespado zo y la merienda como invitación esrelieve del territorio y las limitaciones pecial. de la. economía, la técnica y el utillaje. Eran trenes de dos vagones de coGran parte de la literatura del 98 se ches- camas, debe a estos ferrocarriles indirectos y un furgón deun vagón restaurante y equipajes, lo que permidivagatorios, que daban mil vueltas al tía estas excursiones alpinas. asunto del viajé y hacían de los viajes Uno imaginaba que, todavía en 1896, largas aventuras, con grandes adioses eso mismo se hacía con coches de cay grandes arribos. Los vagones de ter- ballos y postillones a la antigua, y que, cera ofrecían a los escritores de esf- frente al hostal del Pequeño San Bertonces una especie de grandes confe- nardo, un palafrenero engancharía ios sionarios del alma popular. De día los caballos de refresco, silbando una cantrenes dejaban contemplar el paisaje, ción de Schubert. con su obligada y maravillosa lentiLas peripecias son la maravilla del tud, y las noches de tren eran como viajero enamorado de viajar, y que viamisteriosas navegaciones en una mar jando, quisiera enamorarse. Los trenes oscura bajo las altas estrellas del cielo indirectos son fértiles en peripecias castellano y aragonés. De vez en cuán- más que los directos. De todos modos, do, se hacía escala iunto a un farol el ambiente ferroviario siempre excitó de aceite mineral. En el piélago noc- a los corazones románticos que empieturno, las paradas, como grandes mu- zan en Sentimental Journey con las tismos enigmáticos, parecían inexpli- diligencias. Nada ha hecho soñar tancables. Todos callábamos. to el amor, a ciertos hombres visionaLos trenes directos nos llevan cuan- rios del ferrocarril, cómo los coctósto antes allí, donde queremos llegar. camas. Nada les habría ilusionado tanSe diría que. los trenes indirectos nos to en esta vida como conquistar a llevan adonde ellos quieren y por don- aquella eterna dama de exótica herde quieren, Subimos a ellos, a prima mosura y rara elegancia que era la noche, con un espíritu mixto de resig- dairia de los sleeping- carrs haeia nación y confianza. Nos ponemos en 1800. Pero ella, en su tiempo, siempre sus brazos conw en los brazos del des- solía ser desdeñosa. Alguna vez. caNiza, Mótinó. En los trenes indirectos de Es- mino de Caiines, Amtibes, vagóntcama. corredor del paña, que salen de la estación del Nor- Kaco, en el Español, al pasar por Fréte o de la estación del Mediodía, se el Don JuanGarcUaso moría, la miraba jus, donde solían hacer en un tiempo grandes a ella en vano la veía, apoyada, muy amistades o se solían empezar grandes cerca de él, sobre la barra de bronce, amores. Hay una larga antología del frente al paisaje móvil, dorado y azul, ferrocarril en la literatura española. que huía poi- la ancha vidriera, y esHay muchas novelas con capítulos en taba él entonces recordando desespevagones de primera 6 de tercera clase. radamente los versos del antiguo poeta La segunda aunque quizá la más muerto allí mismo: poemática de las tres, gozó de menos ¡Oh, más dura que él favor en las novelas. La poesía, con quejas- -y al encendido mármol a mis fuego su delíeada belleza y su puro rubor, me quemo, ¿oías helada que en que nieve, subía, sin embargó, como en incógnito Galatea vergonzoso, a loju coches de segunda y Volvamos ahora, un momento, al adquiría maravilloso encanto. Pero al ferrocarril directo Madridescritor español solían gustarle los ex- proyectado ha argumentado a cu favor Burgos. Se tremos: lo popular o lo aristocrático. que seria un ferrocarril estratégico. Muchos han desdeñado con suficiencia Ojalá eso le dé esta altiva a Galdós y a los Quintero por- Bero los ferrocarriles vez buena suerte; estratégicos, que sé dedicaban demasiado a la cláss que han solido proyectarse en auninedia, modesta y apurada que viajaba número, no han solido construirse gran casi en segunda nunca. A Véase en la Gaceta Oficial Los ferrocarriles indirectos se enri- año 19 03. Plan de Ferrocarriles Esquecían mucho, por lo menos antigua- tratégicos con garantía del Estado. mente, con retrasos de horas. Estos re- Eran 72 en la Península, uno en las trasos han sido, a veces, decisivos para islas Baleares y dos en las Canarias. muchas historias de amor, aunque lo Y véase el mapa. de ambiente universal, además dé sus preocupaciones espirituales y culturales. -Efe, EL REY SIMEÓN DE BULGARIA, EN MADRID Su Majestad eL Rey Simeón II de Bulgaria llegó ayer, en avión, a Madrid, procedente de Barcelona; En el aeropuerto de Barajas iué. recibido por e. l conocido as de la aviación rumana príncipe Cantacuzeno. REGRESA DE PARÍS EL GENERAL LAVIÑA Por vía aérea, procedente de París, regresó el segundo jefe- ie la Casa Militar de Su- Excelencia el Jefe del Estado, general Laviña. IMPOSICIÓN DE INSIGNIAS EN LA EMBAJADA ESPAÑOLA EN PARÍS París 17. Las insignias de, comendador d Orden española; dej Mérito Gkil; han sido impuestas por el embajador de España, conde de Casa Rojas, al ex presidente, de la Cámara de. Comercio española de París, Sr. Maldonado Reina, en una cere. mbnia íntima verificada en la Embajada de España. El Sr. Maldonado, que contribuyó grandemente al desarrollo de la s relaciones económicas entre España y Francia, fue sustituido en la presidencia de dicha Cámara por don Federico. Estaun. -Efe. EL SUBSECRETARIO D E ASUNTOS EXTERIORES DE EL SALVADOR Procedente de Lisboa, llegó. el domingo a Madrid, en avión, el subsecretario de Asuntos Exteriores de El Salvador, D. Alfredo Martínez Moreno. El embajador de Túnez en. Madrid, don Assen Belkhoja, lia regresado a. la capital de España i Í