Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
w ABC. S Á B A D O 21 DE DICIEMBRE DE 1957. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 67 M F O R M A C I Ó N E S T E A T R A L E S C N U S INIERNACIONAl D O C RO E Y CINEMATOGRÁFICAS P LC L S E P RM N A E E Í U A XE I E T L S Quinientos mii francos belgas a Id obra quie obtenga el primer premio Con mqtivo de la Exposición Internacional de Bruselas dé 1958, la Cinemateca de Bélgica y él Festival Mundial de la Película han organizado un Concurso internacional de películas experimentales, que se celebrará del 21 ai 27 de abril próximo, ccm el fin de alentar la creación artística litare. En la convocatoria se h a c e constar qué la denominación de película experimnetal engloba toda obra que cQ- nstituya una tentativa de exploración de las nuevas posibilidaides que ofreoe la expresión, cinematográfica. Así. pues, serán admitidas las películas llamadas experimentales o de vanguardia, los ensayos de poesía en cine, las composiciones abstractas y, en general, todas aquellas cintas no consideradas comerciales. Se otorgarán dos grandes premios, Medalla de Oro, el primero, y Medalla de Plata, el segundo, más otros seis, consistentes en otras tantas medallas de bronce. Al mismo tiempo y al margen de estas recompensas oñciales de, la Exposición Internacional, la S. A. Photo- Produits Gevaerti de Mortsel (Bélgica) concederá quinientos mil francos al ganador del primer Gran Premio. El Jurado estará formado por personalidades relevantes en el mundo literario, artístico y: cinematográfico Los interesados en- esta competición pueden solicitar detalles y condiciones a la Oinemateca de Bélgica, Palacio de Be, llas Artes, Bruselas. Estrenos en el María Guerrero, Eslava y Madrid PKESENTÁCION DE CELIA GAMEZ EN MARAVILLAS Y NUEVO PROGRAMA EN PRICE Cartelera madrileña de espectáculos para hoy no- che se estrenó en el Mariá Guerrero Alta fideUdad de: Edgar Neville, coa Uíi elegante decorado de Burgos y una buena dirección de Claudio de la Torre, que salió a s a ludar al fi. n de la obra e n u n i ó n del autor y de los intérpretes y entre cariñosos aplausos. El publico rió francamente con las í r a s é s intencionadas y; graciosas que abundan en la pieza, a la que extrajeron todo su zumo humorístico Ivíari Carmen I3 íaz de Méndóte, genitil, expresiva, encantadora; Rafael Alonso, que- supo dar el máximo r e a l c e a su papel, cuidando gestos, actitudes y d e t a l l e s Ángel Picazo, sobrio, y natural, y Javier de Loyola, Carlos M. Tejada. María Bus y Manuel Gü, que t r a- Mari Carmen Díaz de Mendoza, Ángel Picazo y Rafael Alonso, bajaron con eficacia intérpretes de Alta fidelidad estíenada anoche en el teatro María Guerrero. y entusiasm. 0. Como Edgar Neville tiene talento y Su diálogo teatral sabe jugar brillantemente con la paradoja y afilar las réplicas con la ironía y el sarcasmo, se le puede perdonar que en ocasiones comí ésta del estreno de Alta fideUdad descuide, o mejor, soslaye la construcción de lo que podía ser una auténtica comedia para improvisar un entretenimiento o pasatiempo escénico en cuatro cuadros, donde todo lo que sucede pertenece a l m u n d o arbitrario de la farsa, sin preocuparse l ü poco ni mucho por- su verismo b realidad. Fernando y su ayuda de cámara Minoteo la prometida del señor marqués, el inspector de Hacienda y los restantes personajes que Neville instala en el escenario y maneja a su capricho son pretextos o caricatucas con las que se vierten toda clase de burlas y chanaas acerca del dinero, del fisco, de las actitudes vitales ante el trabajo y las finanzas y de la comparación del mundo de la belle époque con la agitada y apretada época contemporánea. El criado que se enriquece mientras su señor se arruina; el consabido. cambio de papeles la señorita frivola y codiciosa, pero de irresistible femineidad; el hombre que se divierte manejando cifras y cotizaciones, la oportuna llegada de un premio gordo de la Lotería que introduce novedades en u n a situación agotada, un diálogo de criados para rellenar el último cuadro y otroá recursos parecidos son usados por el autor con im desenfado ue se puede caUficar de simpático porque, evidentemente, sirve a sus propósitos de distraer y hacer reír. Un poco o totalmente al margen de la crítica, Alta fidelidad queda reducido a eso: a unos diálogos de positivo gracejo humorístico, sin m á s importancia n i trascendencia. Alfredo MARQUEBIE. REAPARICIÓN DE CELIA GAMEZ EN MARAVILLAS Con EÍ águila de fuego de Ramos de Castro. Rígel y Prancis López, se presento da; el disco, desempolvándolas, las laniaa a los cuatro vientos; el género lírico español, mejor vestido que entonces, cobra remozados bríos y generosos impulsos; lá revista, en fin, quiere correr a competir con las galas que suele ofrecer en otras latituanoche en Mai- avillas, al frente de su gran des... sólo la ópera, el i isal, mudos o licom. pañia, la simpática y popular estrella mitados a esporádicas campañas, quedan Celia Gámez, que. recibió ur. a cariñosa acoaferrados a ia nostalgia del recuerdo o el gida del público y que triunfó una, vez más relato. Y es en este sentido de las cosas en como im- par figura del género reyistedonde yo veo el. máximo aliciente y el más ril. -M. plausible mérito de Te espero e n Eslava ESTRENO DE TE ESPERO EN revista estrenada anoche en el teatro a que su mismp título se refiere: La evocación ESLAVA No cabe, duda. El ayer, u n ayer nmisical, de sus jornadas pretéritas, la Historia ouya proximidad relativa depende de su del teatro Eslava de antaño, una sala de distancia con las actuales generaciones, auténtico sabor madrileño, hace poco todavía a pique de desaparecerj y que hoy, se nos impone en ei presente. Las canciones que hicieron furor en tiempos de. nues- resucitada por suerte, cuenta entre las me -tros padres, de nuestros abuelos, están hoy jores de nuestra capital. Lilis Escobar concibe para Te esperq en en los labios de todos; el cine las revaloriza e irmprime una vigencia insospecha- Eslava u n guión acertadísimo, que abarca momentos psr todos reeor iados de zar- r zueJas, revistas o personajes q u e dieron vida a este escenario; que, dada la varier dad de las escenas, pudiera resultar h a s ta forzado, defecto que se salva sienrupre con suma habilidad de dirección lograda. En térmános generales, calificaría a esta revista de espectáculo magníficamente pre- sentado, que Üivierte y agrada en su totcf dad, y que hace pasái un par de horas deliciosas, contemplan- d o l o Natm almente existen momentos cuyo logro se alcanza con mayor o menor plenitud; entre equéllos recordamos La marcha de Cádiz Raquel Rodrigo, Tony Leblanc, Nati Mistral y Pastora Imperio, Habanera Orquíintérpretes, y Luis Escobar, autor y director de, Te espero en dea la buscada y Eslava estrenada anoche eñ el teatro Eslava