Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 6 DE DICIEMBRE DE 1951 EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 75 LIBROS NUEVOS GARCÍA VENERO, MAXIMIANO: HISTORIA DE LAS INTERNACIONALES EN ESPAÑA Tomo III. Ediciones del Movimiento, Madrid, 441 págs. Precio: 100 Dtas. EL FALLECIMIENTO MARÍA NO ASQU E RIÑO Actor- gran actor- que odiaba la afectación ¡En la tarde de ayer, como, decimos en actuar, creyó que poseía cpndiciones, ine He aquí el tercer tomo de la obra del nuestras páginas de huecograbado, falleció alentó y me ayudó en los comienzos. Toilustre escritor Maximiano García Vene- en el Sanatorio del Rosario, al que había sido da mi familia- -refería el actor- -estaba ro: Historia de las Internacionales en trasladado, en vista de su gravedad, gran compuesta de militares. Mi abuelo, gene 1 España que comprende el período de actor Mariano Asquerino. Hace un año fue ral, tuvo stí tumba en la isla de Mindanao. 1836 al 39, o sen el de la Guerra de Libe- objeto de una delicada intervención quirúrgi- Mi padre era coronel, un hermano mío ración. De este período dice el propio autor en el breve vero enjundioso prefa- ca, pero aunque recuperó los ánimos y las comandante... Yo también ingresé en la cio que le pone Entre el 18 de julio de ansias de trabajar, su aspecto físico delataba Academia de Caballería. Soñaba con el 1936 y el 1 de abril de 1939 se dilucido la proximidad del fin inevitable, contra el uniforme de los húsares, pero la vocación en España a las Internacionales. Ese pe- cual ¡nada pudieron los cuidados faculta- hacia la escena pudo más. Ya pesar de la ríodo es el de su trance epilogal en nues- tivos. Descanse en paz el que fue admi- oposición de los míos encontré en el teatro tro país. Aunque prescindiéramos de cual- rable comediante, compañero caballeroso, mi verdadero, mi único camino. Desde muy quiera otra suerte de razones esenciales, amigo cordial y excelente persona. pequeño me encantaba improvisar comea la generación comdias con otros fimos, tocar el piano, canbatiente de 1931 PAPILLA ARDIENTE EN EL tar... Fui un chiquillo inquieto y díscolo- -que ha luchado por TEATRO LARA al que sólo veían tranquilo cuando me llela auténtica unidad, nacional en los hom A las dos menos cuarto de la madrugada vaban a presenciar alguna representación. bres y en las tierras fue trasladado el cadáver de don Mariano No me faltaban memoria ni retentiva. Rede España- -ha de íürdiaín Asquerino desde el Sanatorio del citaba verso a verso Don Juan Tenorio reconocérsele ese méRosario al teatro Lara, donde se había ins- y Don Alvaro sin fallar ni una estrorito alto e impar de talado la capilla ardiente. Atendidas por don fa. Cuando y formaba parte de las comhaber rescatado a toConrado Blanco, director del Lara, la htr- pañías que iban a provincias, me aprendía dos los seres de la comunidad nacional man a del difunto doña Matilde y su hija d corrido los rótulos de las tiendas que de la enfeudación inla. eminente actriz María Asquerino, acom- existían en el itinerario desde el teatro al ternacionalista. TVitnpañaron al féretro desde los primeros HKH hotel y apostaba con los compañeros a ca más será posible que los repetía uno pon uño... Esto me mentes. que los españoles fíen Inmediatamente comenzaron a llegar al ayudó mucho en mi profesión. Después, a los extranjeros la me gustó especializarme teatro cuantos actores y actrices trabajan ya primer actor, de las resolución de sus propios, genuinos proactualmente en los escenarios madrileños. en el repertorio iba locomedias bien vesrural. Me encanblemas. La guerra liquido, en la zona Todos, sin excepción, y muchos dramatur- tidas. No me nacional y en el territorio dominado por gos escritores, críticos, periodistas y em- taba vestir el fraque, ser en la. obra allos rojo- separatistas, a viejos y aciagos presarios desfilaron ante el cadáver y re- guien importante, poder hacer reverencias mam a las señoras, módulos de la acción política zarón una oración porrel alma. del gran co- y besar lacon -naturalidad, sin y, sobre todo, trabajar exageración En realidad, este, tomo de Historia de mediante fallecido. ni afectación. Una buena dicción y un tas Internacionales en España es, guisa, El entierro partirá desde el teatro Lara, ademán sobrio. Estos fueron siempre para porque l s hechos que en él se registran hoy, a las tres menos cuarto de la tarde. íní los requisitos de un arte limpio. y las ideas y decisiones que los engendraion U la mayor parte duelos españoles LA VIDA Y EL ARTE DE UN Don Jacinto Benavente me honró escriactualmente con vida han afectado, el que biendo para mí algunas de sus obras, ¿A más interés desvierte en la gran masa qué más podía aspirar. Siete veces cruGRAN COMEDIANTE de los lectores Puede llamársele, pues, la cé el mar para actuar enrAtriérica. He traparte de la historia más vivida, no solo Se apellidaba TJrdvaín, pero a la historia bajado, en los primeros teatros de ambos por su autor, sino por su público. El his- de nuestra escena pasará como Mariano mundos con Irene Lopes Heredia, con Lola toriador, sin perder nunca el equilibrio de su objetividad, se manifiesta, empero, Asquerino el nombre que siempre usó en Mémbrives, con María Fernanda Ladrón de Guevara, con Concha Cátala, con- Mary con emoción y se advierte que opera con los carteles. Empezó a trabajar ¡tace cincuenta años. Carrillo, Después, con Isabel Garcés, con documentos que, cabría decir, todavía Su primer papel fue el Julián de La María Jesús Valdés, y últimamente en Lara, palpitan. Sin perder nunca el punto de mira, que Verbena de la Paloma en Una formación donde representé uno de los papeles di es el de las Internacionales, a través de de aficionado y su debut profesional en ¿Dónde vas, Alfonso Xl! -Fue en el alsus movimientos y actuaciones, García el Español, fie Madrid, con un drama ru- curniada escenario del teatro de Lara donVenero va trazando la relación puntual, ral La madre tierra del autor gallego de, por última ves, y con éxito extraordinaexacta de la guerra española de LiberaEnrique Amado. rio, Representando el tipo del Gobernador ción. Asi, vemos en estas páginas, tras Mi maestro- -contaba siempre AsqueCivil de Juan Ignacio Luca los antecedentes necesarios hasta llegar a rino- -fue don Francisco Morana. Me vio de Tena, esta comedia de público el gran actrabajó ante el r la revolución y el alzamiento en nuestro tor fallecido. país, los pasos primeros dados por Azaña, Giral, Companys y Aguirre para conde trarrestar el empuje de las fuerzas nació- perfectamente engranada- -arranca Postrera intervención escénica de un vernales. Se explican las causas de la muer- 1868- la Historia de las Internacionales dadero, maestro eú el arte de interpretar coen España de Maximiano García Vene- medias; en las líneas precedentes deja reflete de la República, y con ella la entrada en acción más intensa de las Internacio- ro, este tomo tercero es el que juzgamos jados algunos de los rasgos de su biografía. nales, actuantes ya en el poder estatal, de mayor interés. ¿Cuáles son sus proyectos? -le pregunta SMS apoyos y también cómo fue acrecien t no hace mucho un periodista- TrabaSÁNCHEZ ELIAS, JULIO: CUATRO do Hacia ellas la hostilidad interior. jar hasta que ño pueda más -respondía De dos grandes partes ¿e compone este SIGLOS DE HISTORIA IQUEÑA Asquerino, fino, correctísimo, señorial, deinteresantísimo volumen. Termina la priLima. (Perú) chado de educación y de cortesía, generoso mera con un capítulo, el quinto, que reLa afición, por los estudios históricos y desprendido coma buen artista, cigarra coge la inicial actuación de las Brigadas siempre se ha manifestado en el Perú, Internacionales y la recluta de volunta- publicándose al efecto monografías y li- sin mésela- alguna de hormiga, como tantos rios. Y la segunda, que comienza con la bros. Cada día se incrementa- más esta otros l militantes en la esforzada orden de crónica del trimestre julio septiembre de afición. Así, el Dr. Julio Sánchez Elias, Talía. 1936, acaba con la trágica- lucha de las historiador iqueño, publica el libro que ¿Hizo bien todos sus papeles. No conoció Internacionales, de la que fue prólogo el lleva por título el del epígrafe. Interesanfin de la llamada por el autor Repúbli- te monografía, sobre la villa de Valverde la envidia- ni hablói mal de nadie. En la esca popular española la primera Repú- desde su fundación hasta fines del siglo ceña pisaba el tablado con seguridad y con blica popular del mundo. pasado y principios del actual. Como apén- dominio, con elegancia y maestría, induda Inútil decir la cantidad de información dice se consigna una lista de los corre bles. Y no le importó que en la. vida le dipor completo desconocida para la genera- gidores dé dicha ciudad, subdelegados, jeran que estaba un poco en las nubes o en lidad de los lectores que este tomo con- alcaldes, alféreces reales, protectores de la luna. Lo que a él le interesaba era el teatiene, la inapreciable ilustración que para naturales y jueces de aguas y el nombre tro. Y, como él quería, con la mejor fama el conocimiento de lo ocurrido en su de algunos pagos. También las notas bipropio país, y en su propio tiempo, supo- bliográficas y 7 as citas de los archivos Se la escena pasa a la posteridad, simpátine para los españoles y la lección prove- consultados hacen de esta publicación una co y amable, con su perfil aquilino y su chosa que encierra. importante aportación a los estudios hiS gesto de- gran señor, ante un fondo elegante fpmedia T o A QUjiKIE Porellp, para nosotros, siendo una obra toncos peruanos. ís f 4? sBñ