Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MÁDRÍI? M 1 RTES NOVIEMBRE; DE 1957 EJEMPLAR PE SETAS 1,50 DIARIO ILETRADO AÑO QUINCUAGÉSIMO 16.117 NUMERO 6 0 P A G I N AS VOSATÉLITE ÉSO- HABipO POR UNPERRD GiRi KRUSetÍEF AMENAZA CON ü J E LA TIERRA SORPRESAS AL OGCIOÍNTE lógicas y y- y y: 1 U. -S posible que en fecha muy próxima, quizá el jueves, día 7 l a Unión Soviétíca envíe un cohete a la íunaL El domingo, la irnión Soviética lanzó al espacio d segundo satélite artificial, cuando todavía. el primero continúa girando alrededor de su órbita. El Sputnik II lleva a bordo transmisores e instrumentos científicos de observación. y un ser vivo: un perro husky ¡llamado Lailca (ladrador) y cuyas condiciones, a las veinticuatro horas de emprender el vuelo al espacio, eran satisfactorias, según ha podido deducirse- -dice la Agejicia soviética. Tass- -de los datos recibidos dé los latidos- del ¡corazón, presión de la sangre y otras indicaciones fisioA continuación publicamos las crónicas telefónicas de nuestros corresponsales eñ el extranjero que reflejan el efecto ue la noticia ha causado eh las grandes capitales del mundo oft c i d e n t a l y a. los técnicos capaces de apoderarse de las palancas de mando, como Kagáno- ¡yich, sino al máximo representante del ¡brazo armado de la Unión Soviética, el! Nueva York (Naciones Unidas) 4. (Cró- líticos del hombre. El lanzamiento del mariscal Yukof. El cómo 1: y él porqué lo í Sputnik II es considerado aquí, desde sabremos más tarde, pero el Ahecho iiimé- i nica telefónica dé? nuestro- corresponsal. En la Primera Avenida, frente a l a- -ex- luego, como el prólogo del viaje a la diato es en- sí mismo, de una terrible; L u n a y planada dé las Banderas, ha habido hoy significación. En Rusia hay en el poder i No hay que sacar las cosas de quicio. un hombre que. dispone dé las más terri- f gran agitación. Carteles, ¡pancartas, PoAneurin Beván, que se encuentra en Eslicía y muchas señoras. Ya es sabido que bles armas producidas hasta hoy por Já tados Unidos, decía anoche que nó conlas mujer es tienen ideas fantásticas solare ciencia. No es el perro lo dramático del? sidera el lanzamiento del Sputnik II Sputnik II lo son los instrumentos que f algunas cosas, y hoy se ha comprobado como algo alarmante. Puede que no lo lanzados al espacio, su inedia tonelada? una vez más. Naturalmente, se protestaba. En Nueva sea, que haya que verlo; solamente como de peso. Lo sonólos proyectiles de qué i! el sensacional remate científico del Smit Rusia dispone hoy sin duda ninguna. York, cuando hay, qué protestar contra nik I1 lanzado hace un. mes. Pero el algo, se va a la Primera Avenida, frente al Lester Pearson, ex ministro- del Exterioif? inmenso dado de treinta y seis pisos cíe impacto psicológico de estas cosas es te- de Canadá, premio Nobel de la Paz, lo h la O. N. TJ. Bfoy. se protestaba: contra la rryjle, -y ello: se ve hoy aqüíi rio en Jo que expresado hoy mejor que nadie en ita í tínión Soviética. Protestar contra la ljnipn; dicen los delegados, sino en- lo que se discurso en la Universidad de Minnesota: f niegan a dééir; en- lo que callan, en lo- -L o s satélites lanzados al espacio re- s Soviética tamlbién es una cosa frecuente qué piensan y no explicam. é N u e v a í o r k y hacia Lo más grave del Sputnik II ixp es presentan un paso estupendo de los- ade- íí No se protestaba contra- lá degradación pro. la hazaña científica qué representa, sino lante; mas no nos olvidemos en su órbita. del mariscal Yükof. No se protestaba conel contenido político y militar latente que yectiíes que los han colocado las ilusiones! tra el fantástico montaje de la crisis siDespertemos cuanto antes de ria, ni contra la dictadura de Nikita lleva consigo en su órbita cósmica Esto de nuestra fácil superioridad tecnológica, f es lo que inquietaba anoche a los diploKruschef. Se protestaba contra la presenque ha puesto un coche en cada garaje cia de Malishka la perrita siberiana, a máticos de la O. N. U. alimentos congelados en ckda refrigera- i El Sputnik II fue lanzado casi a la dora eléctriea. -y carmín, a prueba de beso, bordo del Sputnik II que; la Unión Somisma hora en Que el Comité Central del viética lanzó ayer al espacio. en cada bpéa de mujer... La: UnióJi So- I viética ha puesto a sus científicos e inge- l Hace unos meses, en junio, asistí a la partido comunista hacía saber oficialmennieros en el plano de prestigio y privilegio í serie de experimentos atómicos del de- te su decisión de degradar al mariscal Yukof. La consecuencia inevitable- de seen q e nosotros colocamos á nuestros? sierto de Nevada. En ellos se emplearon mejante- decisión es comprobar qtué por héroes de los estadios y de la pantalla. bastantes aniriiaíes. Recuerdo que pata el momento, el poder soviéticoi éíwgji) bieruno dé los experimentos fueron utilizados Más que en Moscú, -los bjos. del mundo noventa cerdos. Sé les situó a poca dis- no de las tremendas fuerzas qué Rusia es están h y clavados en Washington De! tancia del punto cero. Algunos de ellos capaz de desarrollar, se encueiitra ente- Washington, silencioso por- él í momento, llevaban uniforme, casco, armas, como los ramente en manos de un hombre, NiKita íieiie qué veiiir Ja contestación a sus án- hombres en combate, y, naturalmente, se Kruschef. Hasta hoy, Kruschéif ha desPiedades, á su zozobra. -José M a r i ak trataba de saber qué ocurría con el ani- truido a todos sus rivales. No soló: a Ips J A S S I de la alta burocracia soviética, cpmpyMómal y su disfraz en el momento de la lotof; no sólo a lps políticos qtíé. iio ílían DESDE ALGÚN PUNTO DE LA? explosión aténuca En un a de las conferencias de Prensa celebradas por la Co- hacerle sombra, cómo Malenkóf; no sólo COSTA DEL MAR BLANCO f misión, en Las Vegas, pregunté por; la Tokio 4. El astrónomo jefe del? Obser- f. suerte de aquéllos aniníales, y nadie me vatorjo astronómico dé Tokio; Masatochi; contestó. Era un secreto militar. Torao, ha situado, por deducción, el lugar? Ahora, el perro del Sputnik II ha prodé lanzamiento del: Sputnik II en alg- unj. vocado una tormenta de protestas. N digo que enviar un perro al Cosmos sea punto de la costa del mar Blanco y- iM, un acto de amor a los animales, pero creo hora, a las cuatro (hora local del domingo) Que lo que- imparta saber, más; que la que, equivale a las dos (hora española) suerte de lin perro, es lo que pueden hacer E f e 1 los Estados Unidos y el mundo libre para contrarrestar lo que los rasos- están lleLLEVA? ABUNDANTE- M A T E R I A L vando a éaíjo? enVel campo de lá. ástroCIENTÍFICO y náutica con una precisión y una precuen- 3. El anuncio del Gobierno. -so- cia escalofriantes. Esté es el gran problema occidental de hoy. Si mañana, c o m o viático sobre, el lanza n rilfo del nuevo, sacreen muchos científicos americanos, los télite, difundido por la V: Tass, dice. soviets disparan pn proyectil a la Luna El segundo satélite artn... né. larízadp 1. y alcanzan su objetivo, y Norteamérica, y en la Unión Soviética el día 3 de noviem- sus aliados rao hacen algo de itrascentlen bre. Está dotado de instrumentos científicia similar, el mundo se desegmlibrará en eos, y transmisores de radió. El satélite, su parte más peligrosa y sensible: las- con- con sus aparatos, pesa 509,3 Jkilogramos y íiá) IQS instintos y los intereses po- ABC en Nueva York: El mundo espera de los Estados Unidos ttna respuesta que calmé su ansiedad y su zozobra