Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C J U E V E S 5 BE SEPTIEMBRE DE 195? EDICIÓN DE LA MACANA. P AG. 16 son países fuertes económicamente y de elevado nivel de vida y, por lo tanto, de Las que ha dado a conocer el último. cultura. Por ello ha de alegrarnos ver Boletín del Ministerio de Industria son cómo a fuerza de trabajo, iniciativas, lesobremanera interesantes. Casi no nece- yes protectoras perfeccionamiento técnico y mano de obra especializada, las sitan comentario. Van a continuación. cifras que condensan ese esfuerzo unániDurante el año K 356, las industrias nue- me son favorables. España condensa en vas autorizadas en España han ascendi- sus minas, eri su agricultura y en su pes- do a la respetable cifra de 1.7.407. El ca- ca, además de lo que atesora, en ingenio, pital invertido en ellas, a 3477 millones. un venero de bienes que hay que aproveLos obreros empleados en las mismas char. Y sólo se aprovechará al máximo pasaron de 60.000. con la paz, la unidad, la colaboración de Con ellas (siempre hasta diciembre los que cumplen el ciclo fabril, con la de 1956) las industrias españolas se ci- productividad y el entusiasmo. Que todo fraban en 211.506. ello actúa, y que ese entusiasmo no se Si, halagüeños son esos dates- y de- extingue, pomo tampoco la tutela de mostrativos de un impulso nunca, conoci- arriba, lo indican esas 17,407 industrias, do en nuestra Patria, asimismo lo es que esos 60.000 operarios actuando, esos inen 1957 no flexiona la curva ascendente genieros y capitalistas que se. han puesy aun sin la oficialidad de las estadísti- to a laborar en 1956. Y que son los precas del Ministerio, es patente que, día a decesores de los que continúan elevando día, aumenta la potencia dé esa rama de fábricas en este año. la actividad, la más difícil entre nosotros porque su situación era embrionaria. El paro ha desaparecido. El campo, del que sobran 2.000.000 de braceros, que a duras penas cobraban cien. jornales al, El día 8 de septiembre: de 1925, las troaño, envía a los centros industrializados pas españolas realizaban su acción mas una juventud que alcanza salarios más; altos. Las importaciones y las essporta- importante al. servicio de la pacificación ciones, poco a poco alteran la desfavo- marroquí. El: problema, digámoslo una rable balanza. No se necesita traer tan- vez más, no era de guerra. -con España, tos artículos como antes porque ya se sino de rebeldía de ciertas regiones d e fabrican aquí. Y por primera vez. en la Marruecos hacia sus autoridades legíti Hstoria. se envían mercancías manufac- mas. En vanguardia de, esta rebeldía estaturadas a los mercados. Un producto del ba el Rif, con su centro activo en Axdir, campo exportado cubre pocos jornales, frente a nuestra isla de Alhucemas. L- ds sultanes de Marruecos no dominamás la renta del solar, más el transporte. Un objeto que sale de fábrica cubre su ban el Rif y, a veces, se llegaba, como proceso de construcción. En el primer. máximo, a actos externos e intrascencaso, el precio es por la materia en sí dentes de soberanía, que tenían, más de ¡misma, con. un plus escaso de mano de simbólicos que de, realidad afectiva y que, obra. En el segundo, casi entero su pre- se borraban con la misma rapidez con cio, es para primera materia y mano de que se borra la estela tras el barco que obra. La diferencia dineraria es crecidí- navega. Terreno duro, pobre, de poblasima. Lo que quiere decir que el ingreso ción fuerte, laboriosa, austera; beréber en divisas es superior: en el segundo y muy arraigada a sus tradiciones, maricaso, y en proporción, impresionante, a l nera en su zona costera, órgullosa de su independencia y de sus instituciones, auingreso por el primer concepto. piratería que Que un pueblo se hace rico aprove- daz en unanuestro siglor yconoció el comienzo de chando sus primeras materias y. obte- ligrosa, la navegación porque hacía pesus proximiniendo de ellas los, objetos, es ley simple en la Economía, países industrializados dades. Su victoria, en los primeros años, del siglo, frente al Roghi Bu- Hamara, al que persiguieron hasta la propia Alcazaba de Zeluán, les dio un gran prestigio guerrero e hizo, prácticamente, a los Beni- urriaglis el centro de gravedad de la rebeldía. de la zona Norte, desde Yebala a Gue laia. Sil trato con. los españoles en la vecina isla de Alhucemas, tiros y comercio, paces y rotura de relaciones, fomentó, un contacto exterior que, por otra parte, estimulaba también la supuesta riqueza minera del Rif, codiciada ya, desde fines del XIX, por immerosos aventureros extranjeros. Ello, sus posibles riquezas y las halagadoras ofertas extranjeras, reforzaban su propia personalidad y hacían crecer su audacia, mucho más conociendo, como conocían, las dificultades políticas y de opinión con que tropezaba en España la pacificación marroquí. El revés de Anual (1921) y el hundiPata todas las capacidades miento de la Comandancia General de de carga Melilla, fatalidad más que lógica consecuencia, realzó aún más la personalidad MÁXIMA CALIDAD Y de Ab- el- Krirri Hijo, del jefe del- partido MEJORES P B E C I O S afecto a España éii Áxdií, y formado él mismo en MeliHav; eh su oteacto cori: los españoles. Su Hermanó estudiaba en Madrid la carrera de ingeniero de Minas. El éxito, que debió más a la fortuna Velázquez, 42- Madrid- Atocha, 62 que a sus méritos, i.l e tegó. Su rebeldía y en SUS 28 Sucursales líacia el Sultán y hacia la dinastía Alaui- ta, le llevaron a imaginar aquella pinto- resca República del Rif; su vanidad le hizo pensar que podría llegar victorioso a Fez y proclamarse allí sultán de Marruecos. Alhucemas y el Rif fueron así, numerosos aventureros extranjeros le alentaron, el más grave y poderoso fermento que tuvo la rebeldía en la zona Norte, con proyecciones, incluso, en el Marruecos central. Extirpar aquel foco de la rebeldía, beréber y antidinástico, era prestar al Sultán de Marruecos el más alto servicio. España sabía bien que la clave de la pacificación estaba ailí. Sabía, asimismo, que la acción estaba preñada de. indudables y peligrosas dificultades, que todas las opiniones técnicas coincidían en apreciarlo así; que la opinión pública española no- hubiera soportado un revés en su zona de Protectorado marroquí; que íos viejos partidos políticos creían descabellada la empresa y, se aprestaban a combatirla. El 8 de septiembre de 1923, las tropas españolas iniciaban victoriosamente la acción contra la más peligrosa rebeldía de Marruecos. Desde el día 3, un violento ataque había sido lanzado por el cabecilla rifeño contra nuestra posición de Cudia Tahar y. contra Tetuán, capital administrativa de la zona. Norte, para tratar de paralizar la acción contra Alhucemas. Un gobernante español, con plena conciencia de la responsabilidad, con exacto conocimiento de los peligros y de las dificultades, pero con fe absoluta en los destinos de España, abordó la empresa sin una vacilación, sin un fallo. El prestaba a Marruecos y a España los más altos servicios; su optimismo y su fe no permitirían que riada reflejara en él la amargura de tantas preocupaciones y de tantos sacrificios. En testimonio de ellos, D. Miguel Primo de Rivera trajo ya de Marruecos su cabeza encanecida y su corazón de español rebosante de ilusiones y de esperanzas. España, sin embargo, no supo- comprender entonces- lo que significaba, para España y para nuestro prestigio en el mundo, la noble y alta, empresa de aquel gran espafíel. fttHüCEMAS, AVENIDA JOSÉ ANTONIO, -30. P A R T I C I P A A SU DISTINGUIDA CLIENTELA LA REAPERTURA DE SU SUCURSAL DE MANTELERÍAS, JUEGOS. DE CAMA, ROPA PERSONAL, BATAS, etc. etc. Atienda a su automóvil en la E S T A C I Ó N 30 E SE El VI C I O P A R A AU T O M O V I L E S Edificio España. Asociado DINERS CMj Español. Necesita buenos vendedores para visitar farmacias. Imprescindible c u e n t e n con. clientela propia. Escribir á Apartado C rreos 12.078. Barcelona.